25 ago. 2009

Riglos

EL REINO DE LOS MALLOS

Este fin de semana, hubo escapada a Huesca para hacer el oso.
El objetivo son unas vías ferratas en Riglos, escalar algo en los Mallos, y al día siguiente hacer la ferrata de Sonrosal. El último día lo destinamos a bajar el río en Fago.
Nunca había hecho ninguna ferrata y confieso que la experiencia fué muy satisfactoria.
Desde el Albergue de Riglos nos encaminamos hacia la ferrrata, siguiendo siempre a Fredi, escalador de postín, y en esta ocasión, cono en otras muchas, alma de la excursión.
Cuzamos el Barranco de La Mora y tomamos camino a la Fuente de los Clérigos. En unos 30 minutos desde el pueblo estábamos en la pared. Consiste esta vía en subir por un lado de la montaña y dándole la vuelta volver a bajar por la misma cara.
Un par de tramos de clavijas, aéreos y muy bonitos, nos encarama en la cima, al lado de una construcción para observar los buitres.
Descendemos luego por un camino, que nos lleva sin dificultad a unas repisas que han de pasarse gracias a un puente de cadena.
Un tramo de escalera nos llevará a la parte inferior de la Peña San Justo.
El calor y la hora -40º a las 14:00- nos aconseja retirarnos a comer y a descansar. Por la tarde, cuando el calor se haga más soportable, haremos algo de escalada.
Sólo nos da tiempo a hacer un largo en una de las peñas frente al refugio, compuestas de bolos de aspecto frágil.
El día de hoy merece un 10.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias

Loading...