30 sept. 2010

Rescate en Grand Teton


Todos quienes se aventuran en la montaña están expuestos a sufrir accidentes. Es en ese momento donde una serie de factores como la cordada, el equipo, ropa y, por supuesto, el grupo de rescate, entran a jugar un factor fundamental en toda operación exitosa. Este video muestra la historia del rescate de Michelle Smith, quien sufrió una fractura en su pierna, luego de caer de 10 metros, mientras escalaba en la Valhalla Traverse en el las montañas Grand Teton, en Estados Unidos.
Al momento de la caída, Michelle y su compañero Stephen Koch se encontraban a unos 600 metros de altura. Afortunadamente, el clima los acompañaba y al momento de la caída, Michelle no perdió la conciencia en ningún momento. De hecho, como se aprecia en el video, su temple la mantiene calmada en todo momento, debiendo soportar el dolor de su pierna fracturada.
La llamada de auxilio fue recibida por el Grupo de Rescate del Parque Nacional Grand Teton a las 11:30 a.m., y los ponía al corriente del accidente de Michelle, quien cayó luego de resbalar en una zona mixta, en la cara noroeste de la Gran Teton. Michelle y Stephen se encontraban encordados al momento de progresar por la Valhalla Traverse.
El grupo de rescate compuesto por tres guardaparques especialistas en rescate de montaña, fueron despachados vía aérea, arribando a las 12:40 p.m., hora en la que se reunieron con otros dos rescatistas que se encontraban patrullando la zona. El helicóptero logró dejar a una pareja de rescatistas en las proximidades de la zona del accidente. Uno de los rescatistas llegó escalando hasta donde se encontraba Michelle, llegando a eso de las 14:30 p.m. Le inmovilizaron la pierna herida y la prepararon para la evacuación aérea.
Los rescatistas hicieron el llamado de atención sobre el hecho que un tercio de los accidentes que sufren los escaladores y montañistas, se producen luego de resbalar en hielo o nieve.
Michelle debió pasar por una operación, donde le colocaron 24 tornillos y un par de placas. En la actualidad se encuentra bien y en franco proceso de recuperación.
Cabe por ello hacer mención sobre las medidas básicas que todos debemos tomar a la hora de salir a escalar o caminar por las montañas.
1. Dar aviso a familiares y autoridades sobre la ruta e itinerario.
2. Dar aviso al 112, Guardia Civil ...  cuando corresponda.
3. Portar el equipo y ropa adecuado para la zona, época del año y grado de dificultad.
4. Portar un teléfono móvil, emisora... (la zona de cobertura hoy por hoy es bastante buena).
5. En caso de sufrir un accidente, mantener la calma en todo momento.
6. Tener una actitud de auto-cuidado y siempre concentrados en lo que hacemos, para disfrutar así de la montaña. La escalada no termina en la cumbre, sino cuando se llega a salvo al campamento base.
Fuente: getungrounded
Andesnews

29 sept. 2010

“Los 14 ochomiles no son importantes. Se los inventó Napoleón cuando decidió lo que era un metro. Si midiéramos en pies, no existirían.”


La película

La historia de los hermanos Reinhold y Günther Messner en el Nanga Parbat; la polémica surgida a raíz de la muerte del menor de los Messner y que durante años fustigó y culpó a Reinhold por los hechos que acontecieron, ha sido llevada por fin a la gran pantalla por uno de los grandes del cine alemán: Joseph Vilsmaier.

Director de la célebre Stalingrado -entre otras muchas producciones de enorme calidad- Vilsmaier encontró en la historia de los Messner todos los ingredientes necesarios para realizar un film que ahonda en el drama emocional que supuso la desaparición de Günther en las laderas de la vertiente Diamir del Nanga Parbat.

“Es una tragedia; un drama con mayúsculas”. Y la historia que quería contar no le iba a llevar al Polo Norte, ni a algún remoto lugar de la Tierra; le iba a levar al corazón y a la mente de Reinhold Messner, quien llevaba 40 años ya “con la película en la cabeza”.

Vilsmaier apenas roza los detalles de la infancia de los Messner en el claustrofóbico entorno en el que se habían convertido los valles surtiroleses en los que crecieron; lo suficiente para mostrarnos lo decidido del carácter de Reinhold y el fuerte sentimiento de apego del menor a su carismático hermano y a los retos a los que éste continuamente se consagraba.

Y llegó el Nanga Parbat.

Vilsmaier narra en sucesivos flashbacks el origen y el desarrollo de la expedición a La Montaña Desnuda, pico emblemático para el Himalayismo alemán en una época en la que las ascensiones eran cuestiones de Estado, y a cuya eterna conquista se había consagrado el líder de la expedición, Karl Maria Herrligkoffer. Rodada en los escenarios reales en los que se llevó a cabo la expedición en 1970, la película está repleta de extraordinarias imágenes de la cordillera del Himalaya, del Nanga Parbat y, en especial, de la increíble pared del Rupal. Fue a través de este, por entonces, virgen muro de más de 4.500 metros de altura por donde llegarían a la cumbre los hermanos Messner.

El film de Vilsmaier no hace hincapié en el valor alpinístico de abrir una nueva vía en la vertiente sur del Nanga, ni en la magia “y el arte” de ver una línea entre las ciclópeas dimensiones del ochomil. Se recrea, por el contrario, en las emociones y la enorme fortaleza de los protagonistas de su historia, la de los hermanos Messner. Una historia épica, de drama, de superación, y de rabia.

Estamos ante una buena película, sobria y espectacular, sobre el acontecimiento clave en la vida del que sería el primer hombre en ascender los 14 ochomiles de la Tierra; el que es, quizá, el más emblemático de todos los alpinistas de la Historia.
Fuente revista Barrabes

28 sept. 2010

Festival Cine de Montaña – Banff Film Festival y Reel Rock


Este jueves 30 de septiembre, los amantes de la montaña, la escalada y los deportes outdoors en general, se reunirán en torno a la 11º versión del Festival de Cine de Montaña – Banff Film Festival y Reel Rock 2010, el más importante del mundo en su categoría. La cita se extenderá hasta el sábado 2 de octubre en la sede Bellavista de la Universidad San Sebastián, en Santiago, Chile.
Nuevamente, se podrá experimentar toda la aventura y adrenalina que viven quienes practican deportes extremos, a través de las mejores películas y documentales de montaña, escalada, expediciones en kayaks, esquí, parapente y salto BASE, además de algunos filmes con conmovedoras historias que emocionarán.
La primera noche se presentará el Banff con una gran selección que incluye lo más premiado del año, mientras que el viernes 1 y el sábado 2 de octubre será el turno de Reel Rock Tour. Si quieres conocer el programa completo del evento, puedes consultarlo aquí.
Este año, los invitados especiales del Festival, son Krzysztof Wielicki -montañista polaco- y Tommy Heinrich -montañista y fotógrafo argentino-. Wielicki es considerando uno de los mejores del mundo, debido a los grandes logros que ha cultivado durante los más de 30 años que lleva escalando. En este tiempo, ha abierto importantes rutas de alta dificultad, y fue el quinto escalador en ascender los 14 ochomiles.
Heinrich, por su parte, fue el primer argentino en llegar a la cumbre del Monte Everest, ha integrado siete expediciones a los Himalayas y es el único argentino que ha llegado a la cima del Lhotse y Cholatse en Nepal, entre otros.
Además de la exhibición de películas, el evento presentará durante todo el día interesantes workshops y exposiciones relacionadas al mundo del outdoor.
Fuente: bmff.ewok.cl

27 sept. 2010

Maratón de Lagos


Voy a empezar por el final, por el resumen:
Agua, barro y frío.
Ahora acabo con el principio, la crónica:
Teníamos la espezanza que la lluvia que caía pasase pronto. Que se hiciesen ciertas las previsiones metereológicas y que fuese cierto que ese "Rain light" sólo durante una parte de la mañana, pero a nuestro pesar el agua se convirtió en nuestra compañera inseparable y a menudo pasó a ser "Moderate Rain".
 Este año había alguna modificación en el recorrido, por lo que había cierta duda sobre la dureza de la carrera que podría traducirse en algo más de tiempo. Valentín, alma de la carrera, nos confirmó que en condiciones normales habría que sumar entre 15 y 60 minutos a los tiempos de otros años.

A las 9:00 en punto se da la salida y tras unos cientos de metros por asfalto, nos metemos en el bosque del monte Hinés. La subida, fuerte, se hace en buen orden, sin demasiados tapones, sobre todo por el ancho del camino que permite rebasar sin problema a los más lentos. Tras unos 25 minutos de subida iniciamos el cresteo. No es difícil camino y la lluvia no impide trotar con cierta comodidad.
Al llegar a la majada de Tarañodios, la primera dificultad: No hay cintas. Algún gracioso quitó las marcas y hay gente despistada intentando encontrar el sendero. Conozco bien el camino y enseguida continuamos. No para de "orbayar". Huesera, Comeya, Lagos, Buferrera, La Tiese, El Bricial, Porra de Enol y empieza la bajada. A partir de este momento me quedo solo. No soy bueno bajando y además, con la que cae del cielo, no me siento con confianza como para seguir a mis compañeros. Barro y agua hacen peligrosa la senda. Agua y barro hasta Fana. Cae lluvia sin tregua. Penoso transitar por los prados hasta Severín. A pesar de los palos, resbalo y me caigo dos veces. En la senda de las mulas adelanto un rebaño de vacas que parece que compitan contra mi. Ralentizo más aún la marcha. La bajada a Las Mestas parece un "Aquapark", rampas lisas marcadas en el barro señalan las caidas de los que van por delante.Llego a Orandi y despacín a Covadonga.
Lo que queda por delante es engañoso. Muy duro, no tanto por el desnivel como por el cansancio y por las condiciones del día. A riesgo de ser repetitivo, barro, resbalones, caidas. agua y frio. Pienso que ya está bien, que lo único que quiero es llegar. No puedo correr sin caerme al frenar.
En la bajada a Españeu, caigo de nuevo y rompo un bastón. Subimos a Següenco y en la bajada comienza el nuevo itinerario. Primero un cresteo muy cómodo y bonito seguido de una bajada hasta la carretera. Una cuerda y dos voluntarios nos ayudan en este paso. Cruzamos la carretera e "infernal" bajada hasta Nieda. Subimos por pista unos cien metros y nos desviamos por unos prados a la izquierda donde iniciamos de nuevo la bajada por un bosque donde el camino era un auténtico lodazal. Pronto conectamos con el camino del año pasado que nos lleva a Cangas de Onís y, por fin, a la meta.
Los cambios de este año mejoraron tremendamente la carrera. Más bonita, algo más dura. Muy bien organizada, los avituallamientos algo escasos, echo de menos orejones, frutos secos, quizás al final algún gel...
En lo que sí estamos de acuerdo todos, es en la "picia" de hacer la espicha, celebración y entrega de trofeos al día siguiente de la carrera. Posiblemente se debe a algún "peaje" a pagar a los hosteleros, pero realmente es una putada para los corredores, que nadie lo olvide, protagonistas de todo este "sarao". No se puede, ni debe, hacer cosas que vayan seriamente en contra de sus intereses, de nuestros intereses, a no ser que alguien pretenda correr sólo.
La prueba es que el domingo hubo mucha menos gente en la entrega de premios y la posterior comida. Los corredores estaban disgustados y el tema era recurrente.

¿Que decir "del día después"?. Para mí deslucido. No existía el ambiente de otros años debido al lógico enfriamiento de las emociones. Menos gente, incluso ausencias de alguno de los ganadores,ya que no todo el mundo dispone de dos dias para dedicar al Maratón.
 Entrega de premios, regalos...
Completamente inesperado el 3er puesto por equipos conseguido en la Copa de Asturias. Lástima que Pepe y Paco, colaboradores necesarios e imprescindibles en este premio por su constancia, entrega e ilusión, no estuviesen presentes por cuestiones de agenda para salir a "cobrar" el trofeo.
Se acabó la Copa de Asturias, no sin cierta polémica por decisiones federativas, cuanto menos discutibles, que yo supongo se arreglarán para el año que viene. A todos nos interesa, como decía Alfredo de Peña Mea, "remar en la misma dirección" y que el barco llegue al puerto sin novedad y habiendo disfrutado todos, ganado algunos y como es inevitable en un colectivo tan grande, disgustados unos pocos.
La carrera en el wikiloc:

Las fotos:

Video de Janibuni, de CorrerAsturias:

24 sept. 2010

Cita

Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo.
– Atribuída a Albert Einsten
(Vía @ifilosofia)

23 sept. 2010

El Everest de las cuevas

Un equipo de británicos y asturianos conecta el Pozu'l Hitu con la cueva de Culiembru, la mayor travesía subterránea de España, en los Picos de Europa, tras 30 años de exploraciones
Ignacio Pulido
 Existe una Asturias aún desconocida. Una Asturias subterránea que cada año ofrece nuevos hallazgos y en la que se han sentado los horizontes de la exploración espeleológica actual. Hace apenas unas semanas, en los Picos de Europa, a más de mil metros de profundidad, se alcanzó uno de los hitos del espeleobuceo al conseguir hallar la conexión entre el Pozu'l Hitu y la cueva Culiembru. De este modo, se puso fin a tres décadas de expediciones iniciadas por el Club de Espeleología de la Universidad de Oxford.
En 1979, el equipo del Club de Espeleología de la Universidad de Oxford localizaron el Pozu'l Hitu en Vega de Ario. Apenas dos años más tarde, los británicos lograron alcanzar una galería sumergida a más de mil de metros de profundidad. Desde entonces, comenzó a plantearse la posibilidad de que la caverna llegase al Cares, concretamente a la cueva Culiembru, cuya exploración, aguas arriba, se inició en 1986. Dicha teoría fue corroborada años atrás mediante el empleo de trazadores químicos. Finalmente, tras la sucesión de varias campañas de exploración, el pasado mes de julio los británicos y el Grupo de Espeleología Gorfolí lograron por fin conectar ambos sistemas tras superar la cuarta galería sumergida, que había sido la frontera de las últimas expediciones.
Xesús Manteca, primer español en formar parte del Cave Diving Group de Gran Bretaña, miembro del GE Gorfolí y coordinador de «Al filo de lo imposible», estuvo allí. Desde 1980, este castrillonense dedica su tiempo a la exploración de cuevas. La de Culiembru ha sido una de las grandes hazañas de su carrera. «Explorar una cueva de estas características es como escalar un 8.000 con la diferencia de que el escalador ve por dónde va mientras que el espeleobuceador está rodeado por la más absoluta de las oscuridades. Ni siquiera ve su mano a milímetros de su cara», matiza Manteca.
Él, junto a otros once espeleobuceadores, permaneció durante quince días en los Picos de Europa con el objeto de unir físicamente ambas cuevas. «Entrábamos de dos en dos o de tres en tres. La permanencia máxima en el interior de la cueva fue de diecinueve horas», precisa el consumado espeleólogo, el cual comenta que la complejidad de Culiembru obliga a nadar, bucear, remontar cascadas, bajar pozos, escalar y atravesar pasos estrechos. «Entre el Pozu'l Hitu y la cueva Culiembru hay 1.381 metros de desnivel», subraya.
Ignacio Pulido
Uno de los ambientes más hostiles al hombre.
Así es el subsuelo. «Las aguas suelen estar por debajo de los doce grados centígrados, se bucea en galerías completamente inundadas sin escapatoria, nos enfrentamos a altas presiones y tenemos que utilizar mezclas especiales en nuestras botellas», comenta el castrillonense, quien señala que uno de los principales problemas a la hora de afrontar retos como el de Culiembru es la logística. «El límite de cada incursión te lo marca la cantidad de gas que lleves. Empleamos un tercio para avanzar, un tercio para regresar y el resto de reserva», afirma.
A todo esto se suma la completa incomunicación en la que se mueven los espeleobuceadores. «Empleamos un código de señales, pero habitualmente buceamos solos. La presencia de dos personas en una galería inundada aumenta el riesgo de que tengan lugar accidentes», afirma el miembro del Cave Diving Group. Totalmente autónomo, ni más ni menos. Ése es el requisito que todo espeleobuceador debe admitir. «Cada cual asume sus riesgos», recalca.
En 1969 el hombre puso el pie en la Luna, pero tuvo que esperar cuarenta años más para alcanzar el punto más recóndito de Culiembru. «Este tipo de avances se producen todos los veranos. En Asturias hay muchas cuevas sin explorar. Los Picos de Europa son el "Himalaya" de la espeleología», enfatiza Manteca. Y es que, desde que a finales de la década de los 50 se iniciase la exploración del subsuelo asturiano, aún no se ha cubierto ni el ecuador del camino. «El verdadero reto es que aún queda más de medio siglo de exploraciones», advierte.
Ignacio Pulido
LNE

22 sept. 2010

El señor de los Alpes


El leonés Salva Calvo se corona en la prueba atlética más dura del mundo: la Tords de Genats, colgándose la plata
Diario de León

 De La Capeda a los Alpes italianos. Pero antes fue China, Namibia, Australia.... Salva Calvo sigue mostrando su clase de campeón en todos los escenarios del globo terráqueo y en pruebas de tremenda exigencia al alcance de muy pocos. Considerado el mejor ultrafondista del mundo, hace apenas cuatro días ponía punto y final a su último reto: la Tords de Genats, prueba de ultrafondo que a lo largo de 330 kilómetros puso a prueba la resistencia física y metal de sus cerca de 300 participantes. Y Salva salió airoso subiendo al segundo peldaño del podio tras el italiano Ulrich Gross. Y eso después de algo más de 86 horas de carrera en la que apenas consumió tiempo para el descanso. Dormir estaba prohibido si quería acabar entre los elegidos para la gloria. Además, el atleta leonés tuvo que hacer frente a multitud de adversidades. La primera, la pérdida por parte de la compañía aérea que le trasladó a Italia de todo su equipaje, incluidas las bebidas y complementos energéticos. Luego porque una de sus rodillas le jugaba una mala pasada dificultando su trayecto y tercero porque el a la postre vencedor, Gross, se saltaba ciertas reglas que al final no fueron castigadas. A todo ello añadir la extrema dureza de una carrera que se cobraba más de un centenar de abandonos y diferencias brutales. Una prueba de ello es que si el ganador llegaba el miércoles y Salva lo hacía apenas unas horas después pasada la medianoche, ayer mismo seguían cruzando la línea de meta algunos de los intrépidos competidores.

Y es que la Tords de Genats, cuya celebración es bianual, hizo gala de los pronósticos que la aupaban a lo más alto del calendario internacional. Su escenario, los Alpes, lo dice todo. Y ahí Salva lograba defenderse de una forma excepcional llegando incluso a comandar la prueba hasta la penúltima jornada. Primero fueron los italianos Valsesia y Menini los que intentaron mantenerse a su estela. Y ese esfuerzo les costó la extenuación y el consiguiente abandono. Luego fue el alemán Calmbach el que osaba retarle. Y el destino para él fue también el mismo, el adiós. Sólo Gross, perfecto conocedor del terreno, en una sorprendente remontada, lograba darle caza y al final superarle. Eso sí, manteniendo un mano a mano intenso. Millet, el tercero en discordia después de la segunda jornada, se mantuvo al acecho pero incapaz de doblegar a un Salva espectacular que después de sumar triunfos en los cuatro continentes, se probaba en la prueba italiana demostrando que hoy por hoy es un valor seguro. Y así se lo reconocieron sus competidores y la organización de la carrera que escoltaba al leonés en sus últimos metros de carrera, en plena noche alpina. Una escolta que servía como homenaje también a un deportista único.

 

Diario de León

 

20 sept. 2010

XII Ruta del Prerrománico

Clásica carrera en la fiestas de San Mateo de Oviedo, organizada por el Club de Atletismo Master Sport. Alguno diría en la salida que en vez de oler a sudor, olía a Mojito.
Son ocho kilómetros, entre la tienda de deportes Master Sport y la cima del Monte Naranco, pasando por la calle Asturias, Uría, Toreno, Pidal, la Losa y Ramiro I.
Es año de récords, tanto de participación -518 atletas_ como de féminas -48-.
La salida a las 11,00 de la mañana, para no madrugar. El día despejado aunque con bastante calor y humedad que hizo algo penosa la subida. ¿Carrera dura? Yo creo que es el corredor, con sus espectativas el que imprime dureza a cualquier prueba. Esta es una carrera muy popular, donde el grueso de la participación entra entre 42 y 48 minutos, aunque alguno llega a la hora.
Muy bien organizada -son doce años ya-, buenos premios, buen sorteo al final.
Es una fiesta de carrera, para una ciudad en fiesta.

Clasificaciones acá
Información allí
La carrera en La Nueva España
La carrera en La Voz de Asturias

17 sept. 2010

Desaparece la Virgen de las Nieves del Picu Urriellu

Foto de Edusimal, extraída de foropicos

"Los alpinistas asturianos y la población de Cabrales están indignados por la desaparición de la Virgen de las Nieves, una escultura enclavada en la cumbre oeste del Picu Urriellu desde hace más de medio siglo y que recibía a quienes conseguían hacer cumbre. 
Quienes contemplan su estampa desafiante desde abajo y le aceptan el reto, sueñan con tocar cumbre y tocar a la Virgen de las Nieves, que recibía a los montañeros en la cumbre oeste del Picu Urriellu y que ha desaparecido.
La escultura, obra del artista Antonio Rodríguez Sampedro, pesaba unos 15 kilos y llevaba más de 50 años en la cumbre, con una historia bastante accidentada.
No se sabe a ciencia cierta cuándo desapareció por última vez, quizás hace unos 15 días. Cuando nuestros compañeros de Conexión Asturias grabaron un reportaje de ascensión al Urriellu a principios de julio, la Virgen de las Nieves aún los recibió en su trono.
Los cabraliegos temen que no la devuelven, pero más aún que la escultura se haya despeñado. En todo caso, el enfado en Sotres es notorio.
No es lo único que ha cambiado en la cumbre del Urriellu. Los guías cuentan a TPA Noticias que en las últimas semanas se han izado allí banderas budistas."
TPA

...Y es que si no respetamos, mal nos van a respetar a nosotros...

16 sept. 2010

Salvador Calvo, lesionado, en segunda posición

Hasta donde hemos podido saber, el corredor español Salvador Calvo está lesionado y tiene pocas posibilidades de llegar en cabeza. Síguelo en Twitter.
Ver galería de fotos
Outdoor
 El corredor Salvador Calvo, que partió como favorito en el Tor des Géants, ultra trail de 330 kilómetros que se está desarrollando en el Valle de Aosta, ya no está en cabeza. Nadie de la organización es capaz de confirmarlo, pero va cuatro o cinco horas detrás del segundo, el italiano Ulrich Gross.
Este retraso se debe a que ha estado detenido durante cuatro horas mientras los médicos intentaban aliviar el dolor que sufre en una rodilla. Según confesaba esta tarde a Darío Rodríguez en plena carrera, ha estado a punto de retirarse debido a los dolores de esa rodilla, pero finalmente ha decidido continuar, en contra de la voluntad de la rodilla, pero con el visto bueno de los médicos. Tras la parada y un plato de pasta, siguió corriendo.
El Tor des Géants es la prueba más larga en la que Salvador ha participado, pues hasta ahora no había superado los trail de 250 kilómetros por etapas, y está encantado con ella y con la organización, "mucho mejor que la del Ultratrail del Mont Blanc", apostilla, aunque la carrera sea mucho más dura.
A pesar del esfuerzo físico que supone, Salvador reconoce que "la clave está en la cabeza, sobre todo por la noche".
Ayer se quedó dormido sobre una piedra durante unos minutos. Hasta el momento ha dormido poco más dedos horas y comido ni se acuerda.
¿Puede ser esto bueno para el deportista?, le preguntamos. "No", responde con rotundidad, "pero el recuerdo es imborrable".
Outdoor
¿Ha cometido un error de estrategia para no estar en este momento en cabeza? "Quizá –replica– tenía que haber salido más tranquilo al principio pues en el tercer punto de control llevaba los cuadriceps destrozados, pero la organización me había señalado como favorito y me sentí obligado a mantenerme en cabeza desde el principio". También comenta que la pérdida del equipaje ha sido un gran trastorno para él pues aunque finalmente apareció la maleta, desapareció parte de su contenido: unos pasteles muy nutritivos que él mismo cocina.
El tiempo que le separa del italiano es tan grande que salvo una lesión de Gross, será imposible que Salvador le alcance. De todas formas, haberse mantenido en cabeza durante tantas horas y contra tantas adversidades es ya destacable. Salvador espera llegar esta noche o mañana de madrugada a Courmayeur.
Desnivel // Outdoor

15 sept. 2010

Verano en el puertu

Los pastores de los Picos de Europa pasan la estación en las majadas, cuidando del ganado y elaborando queso.

Alba sánchez r.

 Los pastores de los Picos de Europa pasan el verano en el puerto, atendiendo al ganado y dedicados a la elaboración de queso; un ciclo que se inicia en la primavera con la subida del ganado a los pastos de montaña y que finalizará con el estío, cuando el ganado ovino y caprino deje de dar leche y no pueda lograrse la mezcla necesaria para el queso. Paralelamente, los arándanos tempranos maduran en las arandaneras y las zarzas se cubren de moras.

la vida en los mayaos. 

Las brañas de verano, los «mayaos» o «mayadas», el «puertu altu» en el Oriente, están a pleno rendimiento. Estas brañas son las situadas a mayor altitud (en general, por encima de 1.200 metros), las más alejadas de los pueblos y las de funcionamiento más primario y abierto: no hay espacios cercados, el ganado pasta en libertad y las construcciones son rudimentarias. Las cabañas de los Picos de Europa, las que tienen un uso más regular y continuado (el pastor pasa en ellas toda la temporada, mientras que en el centro y en el Occidente se limita a subir de vez en cuando a la braña a ver a los animales), disponen de cama, «llar» (fuego), «talameras» (estanterías) -sobre las cuales se disponen los quesos para curarlos- y también acostumbran a tener una «cuerre» para las ovejas. El etnógrafo y antropólogo Adolfo García interpreta que estas brañas «representan, probablemente, el paso del nomadismo a la trashumancia» y explica que, «al no tener prados cercados, no se recoge hierba», razón por la cual sólo se usan en verano.

 Leche y quesos

Las brañas de verano son el lugar de elaboración del queso, con el cabrales y el gamonéu («del puertu») como exponentes más renombrados. Son quesos de tres leches y, por tanto, sólo se pueden hacer en primavera y en verano; al final del estío, las ovejas y las cabras «escosan»: dejan de dar leche. El proceso sigue dos fases bien diferenciadas: la primera discurre en la cabaña del puertu; la segunda, en las cuevas de maduración, en las cuales las piezas pasan un promedio de cuatro meses antes de ser envueltas en hojas de arce («pláganu») y quedar listas para la venta. La parte laboriosa es la primera. Comienza, obviamente, por el ordeño. Después, la leche se calienta, en el «llar», hasta 30º C, se le añade el cuajo (fermento de la mucosa del estómago de los mamíferos lactantes que coagula la caseína de la leche) y se deja reposar, sin que pierda temperatura, hasta que coagule. Cumplido ese paso, se separa el suero. La pasta resultante se pasa a los moldes y se deja secar encima de las talameras durante unos días. Cuando la pieza está lista, se desmolda y se sala.

Temporada de frutos del bosque. 

Las matas de arándano y de zarza aparecen cargadas de bayas. Arándanos y moras señalan la transición entre los frutos puramente estivales, como las cerezas, y la abundante despensa otoñal de frutos carnosos y secos. El arándano es rico en azúcares, de sabor dulce y tiene propiedades astringentes. Forma parte de la dieta de numerosos animales forestales y montanos y también es cosechada por el hombre, que la emplea en confituras y repostería (aunque, en la actualidad, el arándano de consumo procede casi en su integridad de cultivos).

La mora o zarzamora también es un alimento muy buscado, sobre todo por las aves. El carácter invasivo de la planta que la produce, sumado a su uso en la formación de setos, la han convertido en una especie de amplia distribución en ambientes humanizados. Es, asimismo, una fruta apreciada en repostería, muy rica en hierro (se ha usado tradicionalmente como remedio de la anemia) y en flavonoides, unos taninos presentes igualmente en los vinos que contribuyen a prevenir el cáncer.

La Nueva España

14 sept. 2010

TRANSALPINE 2010

http://blogs.lne.es/transalpine 
Valentín y Pallarés, del equipo Peñasanta: 38:08 horas a 6:50 de los ganadores puesto Master
Pachu y Mariano: 39:38 horas a 3:00 de los ganadores. puesto Senior master


Los resúmenes de las etapas en el blog de La Nueva España
Todas las clasificaciones en la página oficial
Entrevista televisica a Pachu y Mariano (Foto http://blogs.lne.es/transalpine)

Nuestras sinceras felicitaciones a todos los que participasteis.

13 sept. 2010

De Covadonga al Bricial y vuelta

Basilica de Covadonga
Ya es sábado. Y en la televisión dan buen tiempo.
"A tiro de piedra" tenemos el Maratón de Lagos, última prueba de la Copa de Asturias de Carreras por Montaña, y sería interesante recordar el itinerario.
Hoy lo vamos a hacer al estilo montañero, sin mayor prisa pero sin pausas que hagan dilatarse en demasía la jornada. Con mi fiel amigo Manolo salimos del Repelao con dirección Priena.
Tomamos la senda marcada por el parque, pero yo creo que la carrera transcurrirá por otra pista más ancha que se toma en unas curvas más arriba. Es igual. Comenzamos a subir entre robles y algún castaño por buena aunque estrecha senda. No hace mucho calor así que el ritmo es vivo. En una curva del camino nos encontramos con Máximo, que al igual que a nosotros se le ocurrió refrescar la memoria y entrenar la carrera, bueno él corriendo y nosotros andando...
A medida que subimos, el terreno se empieza a complicar: La vegetación toma la senda y ésta apenas se distingue. Al frente se ve claramente la pista que sube hacia Priena y que tras unos 20 minutos desembocamos en ella. Continuamos la subida por el monte Hinés ó Gines. Llegamos a un cruce de caminos, al lado de la fuente llamada Sulparé, ahora casi seca, y giramos a la izquierda.
Subiendo a Priena
Ya sin mayor esfuerzo, en unos minutos, llegamos al collado, giramos a la izquierda y enseguida vemos la gran cruz que identifica este pico.
En dias despejados como el de hoy, se puede distinguir el Sueve, la sierra del Cuera, el macizo Occidental de los Picos, el Jascal. Frente a nosotros el Monte Auseva, Peñalba y más alla Següenco con su repetidor. No podemos dilatar más nuestra estancia en el pico. Continuamos marcha por el mismo itinerario que vamos a hacer en la carrera, es decir, cresteando la sucesión de colinas que hay entre nosotros y la Huesera.
Bajamos al collado Canto Casero y subimos entre helechos la Cuesta Cavia, luego la Cuesta Cárcova y por fin subimos a Cabeza Severa. Aqui charlamos un rato con un pastor de Teleño antes de bajar a Tarañodiós.
Tarañodiós
Bordeamos las construcciones y giramos ligeramente hacia la izquierda, por unos hermosos prados, hasta un collado. Delante tenemos una pronunciada bajada hasta la majada de la Frecha ó Flecha.
Majada de la Frecha
En este punto se ve claramente el camino debemos tomar durante unos metros, camino empedrado, que en su día fué Camín Real y que ahora desemboca en la carretera de los Lagos, en la Huesera. Pero nosotros, o mejor dicho la carrera abandonará este camino en la primera curva y nos desviamos a la izquierda, remontando un prado y posteriormente subiendo a unos riscos que quedan a nuestra derecha. Pasado este
Manolo
 punto caminamos paralelos a la carretera, unos metros por encima de ella, hasta que no nos es posible proseguir por la espesa vegatación. Pisamos unos 40 metros de asfalto antes de llegar a Caña Valles.
El camino no ofrece dudas. Seguimos por la antigua pista minera que nos llevará a la flipante grandiosa Vega de Comeya.
Esta pista por la que estamos andando, fué contruida por las empresas mineras que explotaban las minas de Buferrera ó Bujerrera y que continuaba después por la traza de la actual carretera.
 Según cuenta un panel informativo colocado en Comeya, al principio el material era transportado a hombros de trabajadores, hombres, mujeres y niños, hasta Covadonga. Posteriormente se emplearon mulas y ya solamente al final, una especie de teleférico. Es impensable y difícil de creer hoy en día este tipo de trabajo tan duro e inhumano.
Continuamos pues por la pista hasta el collado de Uberdón. A nuestra derecha vemos la majada del mismo nombre.
Majada de Urbedón
No sabemos a dónde mirar. Tal es la majestuosidad de este lugar que mil veces que vengas, mil veces te extasías, "la mejor finca de Asturias si se pudiese muriar". Atravesamos por el medio de la vega, mojándonos los pies, durante ¡¡ 1 kilómetro !!, medido con el gps, para llegar a las antiguas y ya decrépitas instalaciones del lavadero y centro de transformación minero. Nos volvemos a mirar:
Vega de Comeya

Remontamos y accedemos al Escaleru y al túnel abierto en su día para salvar la montaña y poder acceder a la vega. Accedemos tras remontar una empinada ladera al centro de interpretación. Bebemos, nos refrescamos y ponemos rumbo al Campo de la Tiese, actual emplazamiento de un bar y de un aparcamiento, y en su día zona de ubicación de los barracones y dormitorios de los trabajadores de la mina. Unas antiguas fotos el el bar dan fe de este hecho. Dicho sea de paso, el director de la mina tenía su residencia en lo alto de la morrena que separa los dos lagos, en la Picota.
Este año la carrera tiene la variante de salir del Repelao "El llamado Campo del Repelao, cuyo nombre parece derivar de "Rey Pelayo", está intimamente ligado al Santuario de Covadonga y especialmente a la gran batalla histórica que aconteció en el año 722 y al caudillo cristiano que derrotó al ejército musulmán. Según la tradición en este lugar el caudillo militar fué proclamado, elegido o coronado como Rey, pasando a ser el primer monarca de un reino inexistente, que, con el paso del tiempo conseguiría hacerse un espacio en el mapa a costa del territorio reconquistado al dominio musulmán dirigido desde Córdoba." -Cartel informativo a la entrada del Parque, en el Repelao.
y para compensar los kilómetros iniciales desde Corao, haremos una vuelta turística hasta la majada del Bricial. Asi que seguimos a la vera derecha del lago Ercina y remontamos un pequeño collado con una cabaña y una fuente. En un momento divisamos la Vega Bricial
Vega del Bricial
y tras superar un camino arreglado, algo técnico, distinguimos entre unos fresnos la Majada del Bricial.
Majada del Bricial
 Por un itinerario fácil de prado y algo de roca, llegamos a la vega de Enol y ya podemos ver la siguiente tachuela en nuestro camino: La Porra de Enol. En condiciones normales la dificultad del ascenso es nula, pero en carrera, ya algo cansado después de subir 1.200 metros en este punto, la cosa se hace, y nunca mejor dicho, cuesta arriba.
El camino es muy evidente, siempre en dirección a la cumbre. Arriba descansamos un rato, comemos algo y vemos parte del camino que nos queda. Tras la pausa, bajamos por la parte de atrás de la Porra, por un camino armado que se construyó en su día para dar acceso al ganado . Es el llamado "Camín de la Porra".
Por la cuesta los Marallos llegamos a Fana, plagada de ovejas, vacas y gallinas
Fana
A la derecha, tra un promontorio dejamos la conocida majada de Teón. Seguimos camino, ya de sobra conocido, tanto por ediciones y entrenos anteriores del Maratón de Lagos, como por los entrenos y la misma Travesera de Picos, celebrada hace unos meses.
Vega Fondos, collado Sellón y Severín. "Esta es la ruta que hacían las mulas de la mina cuando retornaban a Buferrera después de dejar el mineral en la estación de Covadonga. Era el llamado " Camino de los Burros". Aún se ve perfectamente algunas zonas del camino armadas con piedras para sujetar el terreno. Así, desde Severín proseguiría por Llacerias y el collado Argomal. Estos itinerarios de ida y vuelta se explican por la diferencia de tiempo que se emplearía si volviesen por la carretera de los Lagos -en esos días pista minera-. Siendo lógicamente la diferencia de cota igual, la distancia por camino de Severín y Fana es de 6 kilómetros, y por el de la pista unos 12 kilómetros. Al ir descargadas, las caballerías ganaban un tiempo precioso por este itinerario. "Time is money"."
Ya llegamos a Mestas, cruce de caminos, que nos llevará después de refrescarnos en un caño y de cruzar el puente de hormigón a Orandi. Vemos la cueva donde el río Las Mestas se sume para posteriormente aparecer en Covadonga y rebautizarse con el nombre de este lugar. Al fondo de la Vega encontramos el camino que por el monte Auseva nos deja en el camino del cementerio,a 50 metros de la Cueva de Covadonga.
Plano del itinerario seguido:
Distancia: 27,00 kmts
Desnivel subida acumulado: 1526 mts
Tiempo en movimiento: 5:26 hrs
Altura máxima: 1.235 mts (Porra de Enol)


La ruta en wikilock:

*
Bibliografía imprescindible:
El libro de Covadonga y su entorno. Fco. Ballesteros Villar
En torno a la Peñasanta. Guillermo Mañana.
25 rutas mineras por Asturias y Cantabria. Luis A. Glez Prieto
Plano 1:25.000. Miguel Ángel Adrados

10 sept. 2010

Las trampas de Christian Stangl

Christian Stangl. Foto kleinezeitung.at
La tecnología ha acudido en ayuda de la ética montañera en el caso de la falsa ascensión de Christian Stangl al K2, confesada por él mismo en rueda de prensa ayer. Elementos tan fríos como los ausentes tracks de gps o la manipulación informática de la fotografía de cumbre han sido claves para desenmascarar al tramposo austriaco.
Hasta entonces, Stangl había más o menos conseguido manejar la polémica hasta dejarla en el pantanoso terreno del “su palabra contra la mía”, escudándose en la enemistad surgida con Gheorghe Dijmarescu, el jefe de la expedición de la que él empezó formando parte. De hecho, todo empieza con su separación del resto del grupo -formado por Dijmarescu, su mujer Lakpa y Zsolt Torok, además de tres porteadores y un cocinero pakistaníes-, después del fallido intento de cima del 6 de agosto.
Anuncio de cima y primeras dudas
El 13 de agosto, Stangl anunciaba que había hecho cumbre el día anterior, en un ataque rápido en solitario de 70 horas. Adjuntaba una fotografía de cumbre y justificaba el no aportar más imágenes o más claras por culpa del mal tiempo.
El día siguiente, el kazajo Maksut Zhumayev se erigía en portavoz de los alpinistas presentes en el campo base para cuestionar la veracidad de dicha ascensión: “Nadie de los que han vuelto de la ruta de los Abruzzos ha visto sus huellas o señales de que las cuerdas hubieran sido utilizadas, y sus pertenencias seguían intactas en el C2 y en el C3”, escribía en su blog este alpinista con 13 ochomiles a sus espaldas.
La narración de Zsolt Torok
Otro de los miembros de la expedición de Stangl, el rumano Zsolt Torok realizó una exhaustiva descripción de lo acontecido durante los días de la supuesta ascensión del austriaco, levantando más y más sospechosas. Torok explica cómo Christian Stangl decidió atacar el K2 en solitario, yéndose el 10 de agosto por la tarde del campo base con la idea de dormir en el campo base avanzado esa noche, llegar al C3 al día siguiente y a la cumbre el otro.
“No se llevó walkie-talkie porque decía que pesaba demasiado”, señalaba Torok. Él mismo y los Dijmarescu partieron el 13 de agosto a la 1 h de la madrugada en un nuevo intento, con la sorpresa de no encontrarse a Stangl por el camino. Los Dijmarescu durmieron en el campo base avanzado y se dieron cuenta de que allí no había dormido nadie; Torok llegó al C1 y al C2, sin encontrar huellas de nadie. Tardó dos horas en acceder a su propia tienda en ese último campo, cubierta por la nieve.
Los porteadores se adelantaron al día siguiente hasta el C3, donde encontraron los piolets de Stangl como los había dejado en su anterior intento y la tienda plegada. No vieron ninguna huella y no fueron capaces de llegar al C4, por culpa de un manto de nieve que les llegaba a la cintura.
Regreso al CB por sorpresa
Mientras el resto de sus ex compañeros se encontraban en la montaña, Christian Stangl apareció de nuevo en el campo base, a las 6 h de la mañana del 13 de agosto, diciendo que había llegado a la cima. Nadie lo había visto bajar, ni por la ruta de los Abruzzos –donde estaban Torok y Dijmarescu- ni por la ruta Cessen –donde seguían los kazajos y los polacos. Dijo al cocinero que estaba cansado para no enseñarle en ese momento la foto de cumbre, pero en un rato ya había empaquetado sus cosas y partía de vuelta hacia Concordia.
Unos días después, los porteadores encontraron escondidos bajo unas piedras alejadas del campo base avanzado su saco de dormir, su tienda, un piolet, comida, un cazo, una esterilla y un libro de 370 páginas de un escritor austriaco… “Un walkie-talkie era demasiado pesado, pero se llevó un libro de 370 páginas para ascender el K2…”, se exclama Torok, quien concluye que “el hombre simplemente se alejó un poco del campo base avanzado, acampó, permaneció allí un par de días, leyó el libro que trata sobre una familia persa y a las 6 h de la mañana regresó al campo base pretendiendo haber alcanzado la cumbre”.
El Pakistan Alpin Club denegó el certificado de ascensión a Stangl, que no se presentó en las oficinas del organismo, sino que fue representado por Dijmarescu como responsable de la expedición.
Las excusas de Stangl
Has el momento justo de su confesión de ayer en rueda de prensa, Christian Stangl tildaba de “totalmente absurdas” las dudas, críticas y acusaciones vertidas sobre su ascensión. Llegó a inventar un completo resumen de la ascensión en el que hacía encajar a su conveniencia todas las piezas sueltas.
Según él, el 10 de agosto durmió en el campo base avanzado hasta medianoche, para poder progresar durante las horas más frías y evitar así la caída de rocas. Además, aseguraba que había almacenado su equipo lejos del campo base avanzado para evitar que fuera barrido por una avalancha.
El 11 de agosto, Stangl asegura que llegó directamente hasta el C3, saltándose el C1 que ya no existía y el C2, y viendo huellas de anteriores ascensiones. Da detalles incluso sobre las buenas condiciones de la ruta, sobre nieve dura y roca, y sobre el tiempo, con una leve nevada nocturna y claro por la tarde.
Dice haber permanecido 10 horas en el C3 antes de atacar cumbre, ya el 12 de agosto, cuando las únicas dificultades que encontró estaban en la nieve profunda de poco antes del Hombro, aunque una vez allí las condiciones eran “muy buenas”. Además, se defiende de quienes dudan que pudiera escalar el Cuello de Botella sin cuerdas fijas: “el Cuello de Botella no es muy empinado (50º) y es escalable –no es difícil, sólo peligroso”.
De este modo, dice haber hecho cumbre. “Arriba hacía viento, estaba asustado por el serac y el tiempo; escalé lo más rápido que pude, con la esperanza de evitar la niebla en el camino de vuelta”, comenta, y añade que “no hubo tiempo de disfrutar del momento”. Esta afirmación le justificaba, según él, de no haber podido realizar más fotografías de cumbre y de la mala calidad de la existente.
El reporte continúa con el descenso, que le llevó pronto al C3, “a pesar de la mala visibilidad”. Allí, dice, se paró poco tiempo y no descansó en la tienda, que volvió a plegar para que sus compañeros la tuvieran a punto en su siguiente intento. También sostiene que dejó allí su material, ya que no iba a necesitar los piolets en un descenso totalmente equipado hasta el campo base avanzado.
Para explicar que no se encontrara con ninguno de sus compañeros en plena ascensión, Stangl asegura que por debajo del C1 dejó la línea de cuerdas fijas para desviarse por el couloir a la izquierda de los Abruzzos, que ya había recorrido en un par de ocasiones y que sabía que no tenía nieve –por eso no necesitaba piolet- y que estaba protegido de la caída de piedras, aunque era difícil de escalar. Quedó dormido allí, a 5.600 m, y siguió adelante a primera hora de la mañana para llegar a las 6 h al campo base.
Reflexión de Stangl
Simulando estar sumido en la indignación, el alpinista austriaco señalaba que “la situación me recuerda historias anteriores como las de Jorge Egocheaga o incluso Oh Eun-sun: alguien te cuestiona y la historia va a más. Incluso publicar fotos de cumbre no ayuda, siempre habrá alguien que tenga dudas”. Por todo ello, se negaba a dar más fotos, tracks de gps o datos, y utilizaba una cita literaria en la que aseguraba que “no escalo para nadie más que para mí”.
Así las cosas, la polémica se mantenía en un punto casi muerto, con dudas más que razonables sobre la veracidad de la ascensión. Hasta que la tecnología ha terminando por dar la puntilla en forma de pruebas tecnológicas a favor de la ética en la montaña.
Dos análisis, la misma conclusión
Varias webs especializadas han sometido a la fotografía de cumbre de Christian Stangl a un minucioso análisis, para llegar siempre a la conclusión de que la foto parece ser falsificada. El blog K2 The Savage Mountain advirtió la falta de la información EXIF original de la fotografía difundida por Stangl. En esa información, que incorporan todos los archivos fotográficos producidos por cualquier cámara, se almacenan la fecha y hora en la que fue tomada, el modelo de cámara, la apertura y otros detalles que en algunos modelos pueden llegar a incluir la posición gps.
La información EXIF de la imagen en cuestión contempla el hecho de que fue guardada en Photoshop, lo que hace surgir más dudas sobre su veracidad o su posible manipulación. A partir de ahí, dicha web ha analizado al detalle los pixels de la imagen, descubriendo una sospechosa línea vertical oscura cerca del margen izquierdo seguida de unos pixels más claros que podrían corresponder a los límites del fondo original en la superposición de otra fotografía como fondo de la figura del alpinista.
Por otro lado, ExplorersWeb consiguió resaltar los detalles del inexpresivo fondo de la fotografía de Stangl y compararlos con su archivo de fotografías de otras expediciones. Finalmente, consiguieron hacer coincidir casi a la perfección el fondo de la fotografía del austriaco con la imagen que otra expedición había publicado del C3.
Estos espectaculares resultados invitan a la reflexión sobre la necesidad de que el deporte del alpinismo se dote de mecanismos tecnológicos de estas características para evitar la picaresca y las grandes polémicas.
K2, dos años de sequía
Mientras tanto, el K2 suma su segundo año sin ascensiones registradas. Los últimos en alcanzar la cima fueron los diociocho alpinistas de distintas nacionalidades que lo hicieron el 1 de agosto de 2008, con Alberto Zerain entre ellos, siete de los cuales fallecieron en el fatídico descenso. Desde entonces, Jorge Egocheaga ha sido quien ha estado más cerca, el verano pasado, cuando se quedó a escasos 14 metros de la cima.
Desnivel

9 sept. 2010

Canal de la Raya-Llerosos-Poncebos

o más detalladamente:
 Poncebos-Ruta del Cares- Canal de la Raya-Ostón-Vega Maor-Beresna- Cabezo Llerosos-Beceña-Ondón-Canal de las Bobias-Camarmeña-Poncebos.
¿Cuánto tiempo hacia que no iba al monte simplemente a andar por andar?. Ya no me acuerdo cuando había calzado las botas por última vez, tomado la mochila y tranquilamente ponerse en marcha, sin prisa, sin tiempos... por el placer de disfrutar.
Ayer miércoles, fiesta de Covadonga, era el día señalado para una actividad de este tipo propuesta por Manolo y secundada por Jose y por mí.
Comenzamos a andar a eso de las 9:00 de la mañana, con apenas personas por el Cares, en dirección a Caín, hasta encontrarnos con la embocadura de la Canal de La Raya, la cual tomamos no sin alguna duda y comenzamos el ascenso. La primera parte son piedras sueltas y algún resto de camino, hasta que el camino se desvía a la izquierda.

A partir de este momento el camino se hace mucho más cómodo, más marcado. Poco a poco ganamos metros hasta encontrarnos con el GR-202, la llamada Ruta de la Reconquista, que seguiremos hasta más o menos Vega Maor.
Según nos cuenta Santos, del G.M. Íbice,
"El insigne historiador Claudio Sánchez Albornoz, basándose en las “Crónicas de Alfonso III”, narra como allá por el año 722 de nuestra era, en la batalla de Covadonga el caudillo astur Don Pelayo derrotó a un ejercito musulmán muriendo en la refriega unos 120.000 de sus soldados, entre ellos su comandante en jefe, Alkama. Los alrededor de 60.000 supervivientes del combate, toda vez que debían tener bloqueada la salida por el valle de La Riera y Cangas (por donde habían llegado inicialmente hasta Covadonga), se vieron obligados a huir a la “desbandada” por el único camino posible que se abría ante sus ojos, subiendo hacia la cima del monte Auseva para continuar por el valle por donde actualmente discurre la carretera de los Lagos. Los musulmanes al principio de su huída se verían incesamente hostigados por los cristianos, produciéndose cruentos combates secundarios que darían lugar  a topónimos como “La Huesera”, donde seguramente la matanza debió ser cruelísima, de la que darían cuenta los restos humanos que por allí quedaron esparcidos.
Los supervivientes  alcanzaron Comeya, por cuya amplia vega accedieron a las inmediaciones del lago Ercina, para posteriormente salir a la Vega de las Mantegas y a continuación a la majada de Belbín. Continuaron su errática huida por todos estos valles atravesando por las vegas de La Güelga, Arnaedo, pasando por el collado de Sierra Buena para salir a la majada de Ostón, donde se encontraron  con la terrible “brecha del Cares”, garganta que separa el Cornión del Macizo Central y a los que sobrecogió la profundidad de esta estrecha, cerrada e inaccesible hoz.
Empujados en su huida hacia el Sur, en el afán de encontrar tierras de orografía  más benigna, posiblemente al anochecer  del mismo día del combate o en la madrugada del siguiente día, los musulmanes se vieron obligados a descender desde Ostón por la Canal de Culiembro, por donde llegarían a la majada del mismo nombre (la relativa benignidad del terreno  en esta zona del desfiladero, favoreció que antiguamente Culiembro llegara a convertirse en un pueblo, con iglesia incluida). Salvar el obstáculo que suponía el río Cares en este punto, debió suponer el momento más angustioso y crítico de la huida de los musulmanes a través de aquellas montañas, que debieron pensar se hallaban en un callejón sin salida.
Una vez alcanzado el cauce del Cares, su única salvación estaba en trepar y trepar sin cesar entre tanto desnivel, lo que llevó a la muerte por despeñamiento de otro buen número de musulmanes. Así pues, tras cruzar el río a la altura del Puente Pando afrontaron el ascenso del Macizo Central, pasando a la Canal de Piedra Bellida hasta ganar los puertos de Amuesa. Luego por un terreno algo más favorable, y creyéndose seguros de haber dejado atrás las huestes cristianas, prosiguieron por la Canal de Amuesa a salir al valle de Bulnes y Pandébano, tomando seguidamente  el cauce del río Duje y atravesando las grandes vegas de Áliva. Por Espinama alcanzaron tierras cántabras, saliendo a Cosgaya al oscurecer del día siguiente al del combate, y donde según relatan las crónicas, el lugar donde les sobrevino un pavoroso desprendimiento de tierras y piedras, que acabó por sepultar bajo el cauce del río Deva y acabar con la vida de los infortunados supervivientes."

Hay alguna nube en el cielo, pero el día es extraordinario. No hace excesivo calor y la luz del otoño es estupenda para sacar fotografías.
Subimos a un collado y empezamos a "derivar" hacia la derecha, sin perder altura. Tenemos que llegar a la majada de Beresna, con su impresionante cueva y cabañas abandonadas. Según cuenta Ballesteros Villar:
" Majada a la que venían todos los vecinos de Inguanzo. Durante el verano se convertía en un pueblo. Aquí se elaboraba un queso especial, muy duro y ahumado con la quema de inabios y gorbezos. Es un rincón precioso, adornado con el pico que vemos y la gran cueva. En ella se curaba el queso."
Seguimos nuestro camino procurando no perder la referencia del collado que ya nos dará acceso a Cabezo Llerosos. La subida a este pico es muy fácil, sin problema alguno, por un sendero marcado por el paso de cientos de excursionistas.
Las vistas desde arriba son grandiosas, y las nubes amenazadoras que se nos acercan completan un paisaje de película.
Empujados por el frío descendemos y tratamos de llegar a Beceña por un terreno muy caótico y algo complicado de andar, lleno de jitos que pueden confundir y de calizas cortantes. Una vez en la majada de Beceña, continuamos el camino que nos llevará a Ondón
Paramos en esta bonita majada para reponer fuerzas, y charlar un rato. No nos queda mucho camino, es pronto y se respira tranquilidad.
La canal de las Bobias es el camino que nos llevará otra vez a Poncebos. Es empinada y bastante larga, salvando un desnivel de unos 800 metros. Transcurre entre árboles, prados, por buen sendero, aunque algunos tramos, sobre todo en la parte superior, están muy erosionados por el agua.
Hermosas vistas del Urriellu nos acompañan en el descenso.

En 50 minutos nos saluda Camarmeña y desde aquí, por carretera en zig-zag llegamos a Poncebos donde nos refrescamos con unas cervezas.

7 sept. 2010

VIII CARRERA DE LA ALUBIA

LAGUNA DE NEGRILLOS
Dia 12 de septiembre

CATEGORIAS ADULTOS: PREMIOS:
-Absoluta hombres .......1º 150, 2º 100, 3º 50, 4º 40 y 5º 30 €
-Absoluta Mujeres.............................1ª 150, 2ª 100 y 3º 50 €
-Veteranos (más de 40 años)........... Trofeo a los 3 primeros
-Veteranas (más de 40 años)........... Trofeo a las 3 primeras
-Locales (residentes en Laguna)... Regalos a los 3 primeros

(Habrá “pincho” para todos los participantes al finalizar la prueba)

RECORRIDO URBANO DE 9 KM.

CATEGORIAS INFANTILES: PREMIOS: .
-NIÑOS HASTA 10 AÑOS……........... Trofeo a los 3 primeros
-NIÑAS HASTA 10 AÑOS……........... Trofeo a las 3 primeras
-NIÑOS DE 11 A 15 AÑOS..…........... Trofeo a los 3 primeros
-NIÑAS DE 11 A 15 AÑOS…….......... Trofeo a las 3 primeras

RECORRIDO URBANO DE 1,8 KM.

Más Información en: http://sites.google.com/site/atletismolabaneza

INSCRIPCIONES:
Enviando e-mail: atletismolabaneza@gmail.com
Tfno. 653 93 70 83
Organiza: Ayto. de Laguna de Negrillos
Control: Club de Atletismo La Bañeza.

6 sept. 2010

VI Quebrapates


Penúltima carrera de la Copa de Asturias de carreras por montaña.
Algunos teníamos la esperanza de que el tiempo se mantuviese fresco, que la niebla no levantase y que quizás alguna nube sirviese de sombrilla para la dura jornada que estaba a punto de comenzar... pero  ya las 8:30 de la mañana el cielo era azul y estaba completamente despejado.
93 corredores frente al polideportivo municipal de Laviana, con los nervios propios de quien sabe lo que le viene encima. Cada uno de los allí presentes tiene sus propias aspiraciones: Unos intentar ganar la carrera, otros, los más, creo yo, mejorar anteriores marcas y el resto "simplemente" llegar a meta, cosa que entraña cierta dificultad. Para unos y otros es un reto personal con el que batirse e intentar sacar lo mejor de uno mismo. Estas carreras son una lucha con nosotros mismos, con nuestro cuerpo que algunas veces protesta y con nuestra cabeza que a menudo dice "hasta aquí".
Salida, vuelta hacia las piscinas y paseo fluvial. Como es habitual en estas carreras se sale algo más fuerte de las propias posibilidades y si no afinas bien, lo acabarás pagando. Es una carrera muy larga y complicada como para hacer experimentos. De momento se va corriendo en pelotón, sin estorbarse, ya que la marcha es fluida.

Pasanos por Entrialgo con numeroso público, amigos y familiares animando.. Hasta aquí la cosa es sencilla, unos tres kilómetros sin complicación, algo más de llano y comienza la fiesta. Las rampas de subida son auténticamente fuertes, con algún descanso ocasional que permite recuperar el aliento. Alguna zona puntual de barro pero el resto cómodo de correr. En El Cabu tenemos el primer avituallamiento líquido. Bebemos agua y rápidamente emprendemos marcha.
Tirando por lo alto nos quedan dos grandes tiradas para hacer cumbre en Peña Mea: Desde aquí al avituallamiento de Campa Felguerina, por zona de bosques, prados etc, y luego hasta a la cumbre por zona más montañera, posiblemente algo más técnica. Desde la Collada Doñango, antesala de la cumbre, sólo tenemos que ocuparnos de apretar los dientes, mirar al suelo y subir, subir, subir, sin pensar en el calor que empieza a hacerse notar.
Llegamos a la cumbre en un más que aceptable tiempo y nos ponemos a descender. Es la parte en la que llevo pensando desde que salimos. Es muy técnica, difícil de bajar por la pendiente y las piedras sueltas. Bajo con mucho tiento ya que si me apuro mis abductores lo pagarán abajo, además tengo muy presente el riesgo de caida o de lesión. Creo que tardé unos 15 minutos en llegar al Collado Pelúgano, después de ser rebasado por unos cuantos participantes. Muchos de éstos aún están aquí. Agua, orejones y a recuperar el tiempo perdido por un camino muy cómodo y fácil de bajar hasta Tolivia.

Aqui llego cansado. Aún quedan unos 10 kilómetros muy puñeteros. Me tomo mi gel y trotando los llanos y andando las subidas más duras llego a Corián, la última dificultad de la carrera. Ya hace mucho calor y la subida a ésta última, no se hace fácil.
Ahora sólo bajar a Laviana, también por zona muy cómodas.
Este año cambiaron la meta y estáun poco más lejos, un pasito más....
Estoy verdaderamente contento del resultado. Los entrenamientos de este año, mucho más programados y eficaces están dando resultados : Hize 30 minutos menos que el año pasado, cosa que creo que está bien, aunque aún hay muchas cosas que mejorar, como las bajadas, las zonas técnicas...


Clasificación Acá

3 sept. 2010

CARBOHIDRATOS

Sabemos que los carbohidratos son muy importantes para los corredores, que se recomienda días antes de una competencia de distancia cargar nuestro cuerpo con alimentos ricos en carbohidratos, pero qué son y para que utilizamos los carbohidratos.
Los carbohidratos son uno de los principales componentes de nuestra alimentación, para los corredores y atletas son la principal fuente de energía.
Los carbohidratos son tan importantes que deben formar parte de la dieta de un corredor hasta en un 60% y 70%.
Gracias a una enzima llamada amilasa los carbohidratos se descomponen en glucosa (azúcar en la sangre), la cual es usada como fuente de energía para nuestro cuerpo.
Los carbohidratos se clasifican en simples o complejos, la clasificación depende de la estructura química del alimento y de la rapidez con la cual se digiere y se absorbe el azúcar. Algunos ejemplos de alimentos que contienen carbohidratos simples son los dulces, la fruta, la leche, las bebidas deportivas y los geles de energía.

Los carbohidratos simples se componen de una o dos moléculas por lo que son rápidamente absorbidos en el flujo sanguíneo. Mientras que esto es bueno para obtener un rápido aumento de energía cuando el nivel de la azúcar es bajo por ejemplo durante una carrera larga o maratón, también puede inducir una respuesta insulínica que regresa el azúcar en la sangre a niveles bajos produciendo una baja de energía. Por esto debemos tener cuidado con el consumo de azúcares simples para evitar un pico y caída en el nivel de azúcar en la sangre.
El segundo tipo de carbohidratos son los complejos, estos a diferencia de los azúcares simples están formados de múltiples moléculas de glucosa ligadas entre sí. Por esta razón son absorbidos más lentamente en el flujo sanguíneo, produciendo un mas favorable, lento y continuo suministro de energía.
Los expertos recomiendan que la mayoría de las calorías obtenidas de los carbohidratos preferentemente sean en la forma de carbohidratos complejos, además que estos también aportan vitaminas, minerales y fibra a nuestra dieta.
Ejemplos de alimentos altos en carbohidratos complejos también llamados alimentos "ricos en almidón" son los cereales, pasta, panes, arroz, papas y vegetales.
Para aumentar los carbohidratos complejos en la dieta de un corredor es necesario comer en mayor cantidad frutas, verduras, arroz, panes, cereales integrales y legumbres como fríjoles, lentejas.
Fuente RunMx

2 sept. 2010

IronMan de Nueva Zelanda


El Ironman de Nueva Zelanda tiene 22 años de historia, convirtiéndose así en la carrera más antigua de clasificación en el circuito. Con el tiempo, esta prueba ha logrado ganarse un importante lugar en el terreno de los triatlones de larga distancia, gracias a la calidad de su organización y a los increíbles parajes donde se realiza.
La carrera de disciplinas combinadas tiene lugar en el hermoso balneario de Taupo, ubicado al sur de Auckland, a una distancia aproximada de tres horas de la ciudad.
Como todo Ironman, esta prueba abarca distancias que sólo una contante preparación física y sicológica serían capaces de sortear con éxito, ya que se trata de 3.800 metros de natación, 180 kilómetros de ciclismo y 42 kilómetros de carrera a pie.
El recorrido de natación se realiza en las claras aguas del lago Taupo. Si los competidores tienen la suerte de encontrarse con el agua en calma, esta primera etapa no presentará mayores dificultades.
Una vez montados en sus bicicletas, los triatletas comenzarán por un terreno cuyos primeros kilómetros son planos, por lo que se puede avanzar rápidamente. Sin embargo, los siguientes tramos se desarrollarán principalmente sobre senderos montañosos, con un mayor desnivel y caminos irregulares. Es en este punto donde la adrenalina de los participantes llegará a su máximo nivel.
La última parte de la carrera, si bien no es tan exigente, cuenta con algunas zonas de colina, por lo que el cansancio y la ansiedad de los deportistas podría jugarles una mala pasada. Pero si han tenido un adecuado entrenamiento durante el año y están confiados del recorrido que han realizado, de seguro al finalizar la carrera se quedarán con la sensación de haber vivido una gran experiencia.
El 5 de marzo de 2011 se llevará a cabo la próxima versión de este gran evento deportivo y ya son muchos los atletas que se han inscrito para participar.

Fuente: ironman.co.nz, ironman.com, 
Mundorunner

Noticias

Loading...