31 may. 2010

Entrenando la VII Travesera

Poncebos- Caín- Dobresengros- Urriellu-Pandébano-Poncebos


Vamos a hacer hoy sábado 29 de Mayo, la tercera ruta sobre la Travesera para entrenarla. Hasta hoy y por cuestiones metereológicas, nos hemos tenido que contentar con las zonas más bajas: desde Arenas al Casetón de Ándara -la parte final de la carrera- y desde Covadonga a Vegarredonda -la parte inicial-. Hoy nos vamos a meter en altura y en desniveles de cierta entidad.
No las teníamos todas con nosotros cuando salimos de Poncebos para iniciar el Cares. El cielo plomizo y abundante niebla en las alturas nos hacía pensar en posteriores dificultades.
Alwerto, Mariano y el que perpetra bajábamos las Colladinas cuando nos apareció Máximo por la retaguardia. Casualmente tenía en mente parecida ruta para hoy, así que se nos une y ya somos cuatro.
La primera parte es la archiconocida ruta del Cares, llena ya de turistas de todas las especies: Parejitas enamoradas, excursiones de asociaciones vecinales, familias al completo, que se desplazan a dicha senda para tratar de pasar un sábado al aire libre y haciendo algo de sano ejercicio.
En aproximadamente 1:30 hrs llegamos al puente que cruzando el Cares nos lleva al inicio de la Canal de Dobresengros. Técnicamente no tiene la más mínima dificultad si exceptuamos la corta trepada que hay que acometer en la entrada del canalón, para así evitar ese corredor ciertamente peligroso por los desprendimientos de piedras muy habituales en esa zona.
Enseguida llegamos a la fuente abrevadero y conectamos con la ruta de la carrera en sí. Tomamos un poco de agua y comenzamos la subida. Son unos 2000 metros de desnivel, casi siempre con fuerte pendiente y donde es esencial no cebarse. Es más, yo recomendaría ir "un punto" por debajo de nuestra capacidad. Es realmente larga y a tramos bastante dura. 
Después del Canalón llegamos al bosquecillo de hayas que marca más o menos la mitad de la Canal, entendiendo que ésta se acabaría en el Jou Grande.
Poco a poco, como digo, vamos restando metros, sin prisa pero sin pausa para el descanso hasta llegar a la parte superior de la Canal, donde tras un respiro, unas barritas y un corto descanso, afrontamos la última parte de la subida hasta la Horcada de Caín. Breve descenso hasta el  Jou Grande Bajero, bordeamos el Cimero y comenzamos los últimos 400 metros de desnivel. Para mí es la parte más dificultosa por la pendiente y el terreno tan desfragmentado que hay y que obliga a un sobre-esfuerzo. 

Hoy sin embargo, nos encontramos con nieve por lo que cambiamos el mal camino por el abrir huella en nieve virgen. Todos estos "padecimientos" se ven sobradamente recompensados al llegar a la horcada y ver el paisaje que desde allí se contempla, si el día es adecuado:
Azota el aire frío y no es lo más adecuado para un cuerpo sudoroso, así que ponemos rumbo al Jou Sin Tierri. La mucha nieve allí acumulada nos ayuda en la bajada y nos hace disfrutar del buen día que al final quedó, según todas las previsiones que páginas de internet y prensa habían vaticinado. Ya casi desde abajo me doy la vuelta para contemplar lo que queda a nuestras espaldas y el paisaje es arrebatador.
Horcada de Caín a la izquierda, Torre del Oso, Collada de Don Carlos y a la izquiera las estribaciones del Pico Boada. Al otro lado Cabrones, Torrecerredo...
En poco menos de una hora llegamos a Urriellu, donde abandonamos la traza de la carrera -que dejaremos pendiente para otro día- y decidimos bajar a Poncebos por el Collado Vallejo, Pandébano y Bulnes. Camino más largo pero mucho más cómodo que la otra alternativa de Camburero y Balcosín.
Al llegar al vehículo hacemos cuentas: 33 kilómetros, 2.480 de desnivel de subida acumulado y unas 8:45 horas.
En el gráfico vemos perfectamente el primer pico: Los Colladinos, La ruta del Cares, un primer ascenso hasta el Jou Grande y la fuerte subida final a la Hda de Caín.
La ruta en el Wikiloc:
La ruta sobre el IGN:

28 may. 2010

La vida del 'sherpa' no vale menos



El pueblo sherpa vive pegado a las faldas del Everest, la montaña más elevada del planeta (8.848 metros), y este simple hecho lo explica casi todo: su incomparable aclimatación a la altura, su resistencia, el rédito económico extraído de la montaña y la fama que este pueblo ha adquirido en el mundo occidental. Si la localidad francesa de Chamonix y los orgullosos guías locales son famosos en Europa es porque viven al amparo del Mont Blanc (4.808 metros), y lo mismo ocurre al pie del Cervino (4.478 m), la montaña perfecta, donde la tradición quiere que los recién nacidos que no valen para guiar sirvan como sacerdotes.
En Europa, si un guía dice "no", su cliente no saca la cartera para lograr un "sí"
Ser guía de alta montaña en Francia, Suiza o en Italia es como ser cirujano en España, o como ser sherpa en Nepal: el prestigio va con la ocupación. Pero no todos los turistas y montañeros occidentales que acuden a las montañas de Nepal persiguiendo cimas de renombre tienen muy claro qué contratan cuando pagan los servicios de un porteador de altura del Solo-Khumbu. En Europa, cuando un guía dice no, su cliente no saca la cartera para obtener un sí; en los ochomiles si un sherpa avanza una negativa, siempre se puede intentar que cambie de idea colocando un fajo de billetes ante sus narices. Y esto explica muchas (aunque no todas) incongruencias, inercias y situaciones difíciles de asumir que se dan en las alturas con los sherpas como protagonistas, aunque sea a su pesar. Las declaraciones vertidas días atrás por Juanito Oiarzabal durante el fallido intento de rescate del himalayista Tolo Calafat, que murió el pasado 29 de abril en el Annapurna (8.091 metros), han colocado a esta etnia nepalí en el centro de un debate que ha generado más preguntas

27 may. 2010

Nueva ruta en el Broad Peak

Intentarán una nueva ruta hasta la cima norte (7.550m), y de ahí seguirán la ruta de Kukuczka de 1984 a través de la cima central (8.013m) y la principal (8047m), para después descender por la ruta normal de Buhl en 1957. Como siempre, sin oxígeno y en alpino; ninguna cuerda fija, ningún campo de altura fijo, ningún sherpa de altura. El día 2 de junio parten hacia Pakistán
 Esta mañana el BAT Basque Team ha presentado en Bilbao su expedición. Sabíamos que iban a ser fieles a su estilo, sin cuerdas fijas, ni porteadores, ni campos estables de altura, ni oxígeno. Y que iban a intentar la travesía de las 3 cimas del Broad Peak, algo que sólo han conseguido antes Kukuczka y Kurtyka en 1984.
Ahora nos muestran el itinerario de la nueva ruta que ellos quieren trazar hacia la cima norte, a partir de la cual comienza la travesía hacia los otros dos picos. Mientras que Kurtyka y Kukuczka eligieron el largo espolón rocoso que parte en dos la montaña, el BAT Basque Team va a intentar una dura ruta mixta por la cubeta glacial que forma la depresión entre la cima norte y la central, que les dejaría en el collado entre ambas cimas. En las fotos puede verse el terreno comprometido y complejo del que estamos hablando.

Uno de los principales problemas con los que este tipo de ascensiones se encuentra es la aclimatación: “no queremos entrar en la ruta hasta que no realicemos el intento definitivo. Así que hay que aclimatar antes.”, afirma Juan Vallejo. “Una opción es ir aclimatando en la ruta normal. Pero esto tiene algunos hándicaps: es reiterativo, y la ascensión es peligrosa porque transita bastante gente y hay caídas de piedras, etc. Quizás podríamos buscar otra montaña de unos 7.000m y si acaso luego acabar la aclimatación en la ruta normal. Es complicado, porque en Pakistán no hay montañas fáciles para ello. Pero buscaremos alguna.”
Según Alberto Iñurrategi, sin ser una actividad de extrema tecnicidad, sí que es muy interesante alpinísticamente: “Es una ruta muy larga y muy exigente, con un gran trayecto por encima de 7.000m de altura. Y hay que pasar 4 noches ahí arriba. Además el nivel de compromiso es muy alto, porque tiene una retirada muy difícil. Técnicamente tiene secciones de dificultad, pero no extrema, así que podremos ir rápido. Alpinísticamente es muy interesante”.


El día 2 de junio parten hacia Pakistán. Van acompañados por el periodista Ander Izagirre, y una vez más están patrocinados por BAT Basque Team y Naturgas Energía.
Revista Barrabés

26 may. 2010

Evitar los errores más comunes en la dieta


Error 1 - Empezar a comer bien los dos días antes de la competición
Empieza a comer bien desde hoy mismo. La alimentación sana es recomendable para todos, pero más aún en un cuerpo por el que pasan tanta cantidad de calorías y nutrientes a diario. Construye tu cuerpo con alimentos de calidad y serás un deportista de calidad, así que incluye frutas, verduras, cereales integrales, lácteos, pescados, carnes magras, huevos, frutos secos, legumbres, etc. La bollería, grasas hidrogenadas, azucares refinados?, muy de vez en cuando.
Error 2 - Seguir una dieta baja en calorías antes de competir
No puedes pesar 5 kilos menos a base de pasar hambre y entrenar con un agujero en el estómago. Cada atleta tiene un peso óptimo en relación a sus características personales. Si vas a la salida de un Campeonato del Mundo verás que muchos corredores de los que llegan juntos disputando, tienen hasta veinte kilos de diferencia en algunos casos. Si crees que te sobran algunos kilos que te ayudarían a mejorar tu salud y tu rendimiento, acude a un endocrino o a un nutricionista cualificado que te enseñe a comer sano. Verás cómo cada día entrenas bien y te sientes más vital, cómo mejoran tus marcas y disfrutas de la comida cada día, que también es un placer más de la vida del atleta.
Error 3 - Cebarte la semana antes de la competición
Generalmente en una persona sana y deportista que no tenga problemas de estrés o ansiedad, el apetito se adapta bien al entrenamiento y disminuye cuando se entrena menos. Si no es tu caso, y los nervios antes del triatlón te hacen atacar a la nevera, simplemente escoge alimentos con bajo índice glucémico que te proporcionan ?energía saciante?, vamos que te llenan cuando picoteas en la nevera.
Error 4 - Hacer un desayuno ?muy especial?
Desayuna lo mismo, ni más ni menos, que cuando vas a salir un domingo a hacer una jornada de bici larga. Todo en unas proporciones lógicas que te permitan hacer la digestión unas 2 ó 3 horas antes de la competición.
Error 5 - No tomar suficientes proteínas
Los atletas necesitan un poco más de las proteínas recomendadas normalmente: entre 0,8 a 1,2 gramos de proteína por kilo de peso corporal. Procura tomar al menos 1 gramo de proteínas por kilo de peso corporal y aumenta hasta 1,6 - 1,7 gramos de proteínas en los ciclos de entrenamiento intenso.
Error 6 - Vivir a base de pasta durante la semana antes de la competición
La pasta es cómoda, sabrosa y también nutritiva, pero un buen atleta debe ser un buen chef y tener una despensa variada. Hay otros cereales como el arroz, la quinoa, el maíz, la avena, cebada, centeno? Proponte comer pasta sólo dos días por semana sustituyéndola por los carbohidratos de platos de arroz con verduras, patatas cocidas, lentejas a lo pobre, ensalada de garbanzos con tomates cherry?
Error 7 - Olvidarte de la nutrición post-entrenamiento
Tienes 30 minutos al acabar de entrenar para recargar los nutrientes que los músculos necesitan para estar a punto. Aquí entra en escena la utilidad de los geles y batidos de complementos a base de aminoácidos, carbohidratos y proteínas, de los que el atleta no debe vivir, ya que están pensados exclusivamente para estas situaciones. Un yogur con fruta fresca o una barrita de proteína con una proporción 3:1 de hidrato-proteína es lo ideal para justo después de entrenar.
Error 8 - Comer un plato único todos los días
Es difícil encontrar tiempo suficiente para cocinar con esmero si trabajas, vives y entrenas para triatlón, pero sí que puedes cocinar cuando tienes tiempo varios platos y guardar o congelar en raciones individuales para tener siempre a mano. Intenta que haya siempre en la nevera ensaladas frescas, verdura cocida y pasta o arroz hervido, así sólo tienes que añadir el resto de los ingredientes en 10 minutos. La fruta de postre es lo más recomendable salvo para antes de una competición, que puede producir gases igual que las ensaladas grandes.
Error 9 - Experimentar en la competición
Prueba con antelación todo lo que quieras tomar antes, durante y después de la prueba. Los días de rodaje en bicicleta largo o cuando doblas el entrenamiento te pueden servir de referencia. Compra siempre las mismas marcas de sales, barritas, geles o suplementos y prueba los cambios o las combinaciones entre ellos en periodos de entrenamiento.
Error 10 - No descuides la hidratación
Procura llevar la cuenta de lo que bebes y lleva siempre una botella de agua a mano para beber siempre que puedas, sin exagerar.


Sporlife

25 may. 2010

Un niño de 13 años sube al Everest


Dentro de la que será la más tumultuosa oleada de ascensos a la cima del Everest, en la que ya se han confirmado en sólo dos días la escalada de 150 personas, destaca la de Jordan Romero, un niño californiano de 13 años, quien ha logrado la cima del Everest (8.848 metros) por la ruta normal de la vertiente norte de esta montaña.
El joven estadounidense se convierte en el más joven en subir al techo del mundo, arrebatando el récord a Temba Tsheri, de Nepal, quien subió con 16 años en 2001, algo que le supuso la pérdida de cinco dedos a causa de las severas congelaciones que le deportó su hazaña.
El joven hizo cima el 22 de mayo a primera hora de la mañana, aprovechando las magníficas condiciones meteorológicas de la montaña, sin nada de viento soplando en aquellas alturas. El momento fue aprovechado asimismo por una multitud de alpinistas que esperaban en los campamentos inferiores.
A la espera de confirmar los datos, el sábado alcanzaron la cima del Everest más de 100 alpinistas y el domingo ya se ha confirmado que lo han hecho más de 50, cifra que seguirá aumentando en las próximas horas. Las escaladas se han realizado por las rutas normales de ambas vertientes: la tibetana, al norte, y la nepalesa, en el sur.
Lejos de la idea romántica y aventurera que puede tenerse de subir al punto culminante de la Tierra, la jornada confirma la actual tendencia del himalayismo. Sobre todo del Everest, asediado por decenas de expediciones comerciales que con fuertes equipos de sherpas y guías profesionales, mantienen equipadas las citadas rutas con cuerdas fijas hasta prácticamente la cima. Con ello, el principal problema que presenta esta ascensión consiste en hacerse sitio en dichas cuerdas para subir y bajar en medio de grandes

24 may. 2010

El gobierno de Nepal pedirá pruebas de las ascensiones



Las dudas sobre las ascensiones a las grandes montañas del Himalaya se tienen que acabar. No es de recibo que, en pleno siglo XXI, se dependa de la palabra y la buena fe de sus interesados protagonistas para oficializar la llegada de un alpinista a una cumbre. El clamor de la comunidad montañera ante las polémicas sobre determinadas cumbres y, en especial, el último caso con Oh Eun-Sun y sus discutidos catorce ochomiles (los primeros para una mujer) han terminado por encontrar respuesta en el gobierno de Nepal.

Las autoridades nepalíes han anunciado un cambio de normativa que obligará a los alpinistas a aportar pruebas de su llegada a la cumbre para que esta les sea oficializada. El Ministerio de Turismo es el organismo encargado de sellar las actas de ascensión una vez terminada cada expedición que se lleva a cabo en las montañas de Nepal y será también la instancia que juzgará la veracidad de las pruebas.
Ahora, los alpinistas tienen que presentarse en la sede ministerial antes y después de cualquier expedición. A su llegada a Katmandú, las autoridades comprueban los datos de los diferentes miembros del equipo y extienden el permiso para llevar a cabo la ascensión solicitada, previo pago de la tasa correspondiente.
Una vez finalizada la expedición, el líder del equipo tiene que volver al Ministerio para confirmar que la actividad montañera ha concluido, contando las incidencias ocurridas y especificando los alpinistas que han hecho cumbre. Con dicho trámite, el gobierno tiene suficiente para sellar la correspondiente acta de ascensión.


Pruebas fotográficas
Con la modificación de la normativa, los funcionarios del Ministerio de Turismo exigirán pruebas de la llegada a la cima de los alpinistas antes de sellar la citada acta de ascensión. Según ha confirmado un portavoz del ministerio: “A partir de ahora nos deben enseñar fotos o imágenes de la cumbre para dar por válida la ascensión”.
La nueva política nepalí se justifica por la picaresca de algunos alpinistas, que afirman haber alcanzado la cima de un ochomil, aunque no lo hayan conseguido realmente, para beneficiarse del prestigio y sobre todo de las ayudas económicas de sus patrocinadores.
“Hemos constatado que muchos alpinistas dicen que han subido a un ochomil, sobre todo al Everest, pero luego no es así”, señalan las mismas fuentes, que agregan que “ahora que existen cámaras digitales y es muy fácil sacar una foto, creemos que es la mejor forma de comprobar las cumbres”.



Localizadores GPS
Además de las pruebas fotográficas, las expediciones a las grandes montañas del Himalaya y a otros rincones remotos del planeta incorporan cada vez más a menudo nuevas herramientas tecnológicas que permiten comprobar la situación del grupo en cada momento. Es el caso de los sistemas de localización vía GPS, que también podrían tener utilidad como garantes de la palabra de los alpinistas en las cumbres.Revista Desnivel

21 may. 2010

Edurne Pasaban: “Diez años, una vida", ¡gracias a todos!



“Tus catorce ochomiles son inconfundibles, como tú. Seguro que son inútiles, pero por eso resultan más hermosos. ¡Felicidades!, Reinhold Messner.”

Esta es una de las felicitaciones que he recibido en mi web ¡Qué grande! El más grande ha pensado en mí, me ha seguido y encima me ha felicitado.
Gracias Messner, en estos de momentos de sensaciones raras, de felicidad, de nervios, de felicitaciones, de críticas… tú te has acordado de mí, y lo has hecho de una manera especial, como si me hubieras leído el pensamiento. Os voy contar por qué.
Ayer por la noche, después de haber celebrado con todo el equipo la cumbre del Shisha Pangma , me metí a al saco la primera. Ahí, en mi pequeña tienda, sola, empezaron a brotar todas las emociones. Quizás fue uno de los mejores momentos del día. Necesitaba sentir la soledad y llorar; llorar para mí. No sé justo en aquel momento Messner estaba enviando ese mensaje sobre ochomiles inútiles y por ello hermosos desde el Tirol… ¡Pero yo estaba pensando precisamente en eso!
“Edurne, ¿Qué has hecho?,” me preguntaba a mí misma. “¿Sirve para algo haber subido los 14 ochomiles, o es una cosa inútil?”
Seguramente sí que ha sido inútil todo esto… Pero ha sido hermoso. Han sido unos años que no cambiaría, que he vivido muy intensamente. Es como yo misma he elegido vivir. Solo por eso ya son hermosos, porque son los míos.
Si tuviera que resumir todo este tiempo, además, no sería una historia tan diferente de la de cualquier otra persona. Lo único “diferente” que he hecho ha sido subir 14 montañas de más de 8000 metros pero, por lo demás, no hay nada de especial…
Durante este tiempo he crecido y disfrutado de mi familia, mis padres y mi hermano, y viendo cómo la familia crecía (ahora somos dos más y una tercera que viene de camino). Tal vez ellos son quienes me han hecho más feliz este tiempo, siempre a mi lado. Ellos son quienes han hecho posible que yo complete el reto de los catorce – porque no hay montañas que superen lo que te dan los que te quieren. Y tu familia son los que realmente te quieren.
También he sido una persona muy afortunada a la hora de tener amigos: han sido los mejores. Son muchos: mis amigos de expedición, amigos y amigas de la infancia, amigos que han ido apareciendo estos 10 años… Todos ellos han sido amigos de verdad, amigos que no piden nada a cambio de un abrazo o de una sonrisa, y en esto soy muy afortunada.
Y por supuesto todos vosotros, gente y gente que no conozco y que no me conoce, pero que estáis ahí, que me apoyáis, que me animáis, que habéis hecho vuestro este proyecto de los 14 ochomiles; la mayoría mandando vuestro cariño y vuestro apoyo, otros con todo vuestro derecho criticándome y dando vuestra opinión. Todos vosotros estáis siendo importantes.
Así pues: a mi familia, mis amigos (aquí incluyo a mis patrocinadores, a los que considero amigos), y a vosotros, conocidos y desconocidos: ¡¡¡GRACIAS!!!
¡Gracias a todos! Hace dos días, entre todos hemos conseguido terminar el proyecto 14x8000. Entre todos me habéis hecho feliz, por que estoy segura que ahora mi vida es más completa, y no porque haya escalado los 14 ochomiles, no, porque como dice Messner son inútiles. Mi vida es mejor porque soy consciente de que en estos 10 años he sido feliz, y vivir siendo feliz merece la pena. Por eso desde aquí os animo que nuestro reto siempre sea este: DISFRUTAR Y SONREIR .

¡FELICIDADES A TODOS!
Desnivel

20 may. 2010

MovNat: el entrenamiento salvaje

|
movnat004 
El hombre más completo en preparación física del mundo es francés, tiene 37 años y se llama Erwan Le Corre. Si no fuera por el bañador de surfero que lleva, parecería el doble de tarzán. Fuerte, rápido, explosivo y ágil, su campo de trabajo es cualquier lugar en el que se encuentre. No necesita ni zapatillas.
Si quieres ponerte en sus manos, tienes que ir a la selva tropical brasileña,donde te enseñará su sistema de “movimiento natural” o MovNat, con el que, si consigues hacer sólo un 20% de lo que él y su equipo hacen, te convertirás casi en un súper hombre.
Según Le Corre, un cuerpo inteligente sabe cómo convertir la fuerza y la velocidad en una cantidad casi infinita de movimientos prácticos. Porque según este francés, el puntro débil del entrenamiento moderno es que está domesticado.  Ante una emergencia, un incendio, una inundación, un terremoto), Le Corre piensa que de nada nos servirían unos bíceps de gimnasio o la típica chocolatina cultivada a fuerza de abdominales y dieta.
movnat025 
Con MovNat Le Corre hace que sus alumnos redescubran su naturaleza biológica y liberen al salvaje que llevan dentro. En Itacaré, el puebelecito donde está su base, no hay para entrenar más que arena, playas, árboles, troncos, o rocas. Y es más que suficiente… Porque su sistema consiste precisamente en correz descalzos, andar sobre troncos, cargar a un compañero a hombros, lanzarse piedras y palos, nadar, escalar, saltar haciendo de esos palós pértigas… Para desarrollar las diez habilidades básicas sonre las que se sustenta el MovNat: caminar, correr, saltar, gatear, escalar, mantener el equilibrio, lanzar, levantar, defenderse y nadar.
¿De dónde viene todo esto? No ha sido Le Corre quien inventó este completísimo sistema de entrenamiento. Su inspiración fue Georges Hebért, un oficial de la marina francesa que, tras el desastre causado por un volcán en la isla Martinica, se dio cuenta de que el mundo moderno estaba producienod hombres vacíos, sin capacidad de reacción ante los dessatres naturales, que habían olvidado el funcionamiento de sus músculos. Su Méthode Naturelle fue adoptado por la marina francesa.
new_dog-head-rock-climbing 
La “banda” de colaboradores de Le Corre son instructores de surf, expertos en artes marciales e instructores de buceo que, como el francés, tienen una impactante condición física y ni un gramo de grasa en el cuerpo. Parecen cualquier cosa menos culturistas y hacen lo contrario a lo que normalmete se enseña en un gimnasio. Son auténticos cazadores.
El entrenamiento de Le Corre resulta absolutamente absorbente y divertido, hace volver a la infancia a sus alumnos, está permitido tirarse por el barro, hacer el loco por los árboles, arrastrarse sin preocuparse de la ropa o las zapatillas de marca. Es duro, pero el cuerpo responde.
Pocos de nosotros podríamos irnos a la selva a entrenar con Le Corre. A otros muchos la simple idea les espantaría, pero a mí su sistema me parece muy interesante. Estoy de acuerdo en que muchas veces el entrenamiento físico tiene un objetivo más estético que otra cosa y nos serviría de muy poco frente a un caso de emergencia. También creo que el sedentarismo ha amansado nuestros cuerpos y nuestras mentes, convirtiéndonos en criaturas torpes y miedosas. Sólo con dejar el coche en casa y enfrentarnos cada día a los obstáculos de la ciudad, con participar en los juegos de nuestros hijos, ir más al campo y probarnos a nosotros mismos en el entorno, nuestras habilidades físicas y nuestro aspecto cambiarían mucho.
Fuente Runners

19 may. 2010

«Seguiré en la montaña, es mi vida»

Edurne Pasaban corona la cima del Shisha Pangma, su último 'ochomil'. :: AL FILO
Las preocupaciones diarias llenan el tiempo del común de los mortales: préstamos, trabajo, hijos... Sin embargo, siempre existe un puñado de personas que deciden dotar a su existencia de un carácter singular. Se marcan una meta y no se detienen hasta que la consiguen. O se quedan en el intento. Los alpinistas son de esta especie. Y si el objetivo no es sólo subir alguna de las montañas más altas del planeta sino todas, el empeño absorbe por completo sus energías hasta el punto de no pensar en nada más. Así que cuando logran alcanzar la meta, a los inmediatos sentimientos de emoción y felicidad les suelen suceder otros más intangibles de vacío e incredulidad. Hasta que, por fin, lejos ya de los focos, llega la gran pregunta: Y ahora ¿qué?
Edurne Pasaban aún está en la primera fase. Ayer mismo llegó al campo base y ni tan siquiera había pisado la civilización. Todavía tardará unos días en bajar de esa nube en la que se subió en la cima del Shisha Pangma. «¿El futuro? ¡Qué preguntas me haces ahora! De momento voy a disfrutar de este instante, lo voy a celebrar con mis compañeros y mi familia y ya llegará el momento de hacer planes», aseguraba la alpinista con los pies recién puestos en el campo base. «Estoy muy contenta, feliz por haber hecho un 'ochomil' más».
Amigos en el recuerdo
Tras la fiesta y el homenaje, dos proyectos comenzarán a llenar su cabeza más pronto que tarde. Ambos, por cierto, dejaron de ser un secreto hace ya tiempo: el Everest sin oxígeno y la maternidad. Para el del Techo del Mundo incluso ya hay fecha: la próxima primavera. Edurne quiere sacarse «esa espina del Everest» y, de paso, completar los 14 ochomiles sin oxígeno. «Cuando los subí hace ya nueve años no tenía la experiencia que tengo ahora. No sabía si podía hacerlo sin oxígeno. Ahora ya sé que puedo», explica. Así que su «decimoquinto ochomil», como aseguró a este periódico en una entrevista hace un año, no será la maternidad, que deberá esperar.
Ayer se acordó de mucha gente, compañeros de cordada que ya no están. «Muchos amigos se han quedado en la montaña. Tengo una lista demasiado larga». Y evocó los nombres de «Loro, Zubi, Saralegi, Iñaki Ochoa de Olza y Tolo», que murió en el Annapurna. «Para ellos va ese recuerdo especial», deslizó. Aún le cuesta asimilar la grandeza de la gesta completada. Sigue ahí arriba, en las nubes, cerca del cielo. «Cuando llegue a Katmandú el viernes quizás me termine de dar cuenta de que ya he concluido el proyecto por el que tanto he luchado».
¿Y después? Además de continuar con la gestión del agroturismo y restaurante que tiene en Zizurkil, la tolosarra no quiere perder su vinculación con la montaña. «Seguiré porque es mi vida. No me imagino dejarlo. La vida la concibo llena de retos, que hay que ir sacándolos adelante. No me veo sin hacer montaña ni dejar de venir al Himalaya». También le gustaría trasladar a otras personas su experiencia vital en los 14 'ochomiles' para que les sirva de ayuda en su día a día. En realidad, esto lo viene haciendo ya en los últimos años con las conferencias que imparte, más que nada en empresas, sobre motivación y trabajo en equipo.
Ni al K-2 ni al Annapurna
Pasaban confiesa que subió el Shisha «con muchísima tensión», de la que ya se ha desprendido tras pisar el campo base. La guipuzcoana reiteró su compromiso con el alpinismo, aunque hay cimas que no quiere ver ni en pintura. Confiesa que jamás regresaría al «K-2 y el Annapurna» y que sí revisitaría el «Cho Oyu, una montaña tranquila».
Edurne llegó ayer junto con el resto de compañeros al campo base y dio por concluido así el descenso del Shisha Pangma. Tras dejarles comerse dos buenos platos de garbanzos y darse una buena ducha, el doctor de la expedición, Pablo Díaz-Munío, realizó un chequeo completo a los alpinistas. La que mejor llegó, «de nuevo», fue «la reina», según explicó el médico. «Ya en el Annapurna bajó la más entera y, esta vez, también». La tolosarra tiene una conjuntivitis, «aunque ya sabemos por experiencia que responde fácilmente al tratamiento».
El grupo pasó una buena noche. Sobre las 7 de la mañana partieron del campo 2, tras desmontar todas las tiendas y hacer las mochilas. En poco más de dos horas estaban ya en el campo 1 (6.200 m.). Una vez recuperadas las fuerzas, continuaron el descenso hacia el campo base, donde Edurne Pasaban, Asier Izagirre, Alex Txikon y Nacho Orviz llegaron pasadas las dos de la tarde. Bajaron «radiantes», según contaba el equipo de CB. «¡La 'prota' está simplemente feliz!», relataba Díaz-Munío. Y entonces cayeron lágrimas de felicidad
Elcorreo.com

18 may. 2010

A limpiar el Everest




                                                                              
Los sherpas se han caracterizado por décadas por ser los guardianes de esta bella y magnética zona del planeta. El atractivo de visitar las montañas que se alzan sobre nuestros sueños, ha dejado las huellas perennes de los visitantes de todos los lugares del mundo, especialmente en el Everest.
Un grupo de sherpas liderado por Namgyel -que por cierto, ha logrado cumbre cinco veces-, ha decidido tomar la acción y se abocarán a subir hasta la zona de la muerte para limpiar a la sagrada montaña de las botellas de oxigeno, restos de carpas, y basura en general desperdigada a lo largo de la ruta.
Avalados por el gobierno nepalés, un grupo de 20 sherpas liderados por Namgyal sherpa, subirán a la cara sur de la montaña entre el 25 de abril y el 4 de junio, para cumplir el objetivo de limpiar estos indecorosos recuerdos, en la que es conocida como la Extreme Everest Expedition. Lo particular de esta expedición –de allí su nombre-, es que esta vez sobrepasarán los 8.000 metros de altura para limpiar la montaña, objetivo que los diferencia de las anteriores expediciones de limpieza.
Se calcula que los sherpas deberán recoger un total de dos toneladas de desperdicios. Para ello, deberán subir en varias ocasiones, y acumularán la basura en el campamento base, ubicado a 5.300 metros, para luego ser recogida al final de la expedición.
Dentro de las labores que realizarán los sherpas, tienen considerado evacuar unos 300 cadáveres que duermen en las nieves sobre los 8.000 metros. La ruta en la que se focalizarán, está entre el collado sur y la cima del macizo.
Adicionalmente, la expedición desea llamar la atención por los efectos nocivos de la masificación de los Himalayas. Los registros indican que unas mil personas solicitan el permiso respectivo para escalar el Everest cada año, lo que la convierte en el principal destino turístico de Nepal.
El proyecto demandó la inversión de USD200,000.- pero el trabajo de los sherpas es completamente voluntario. La financiación es compartida entre el gobierno de Nepal, el Nepal Investment Bank, el operador suizo Kuoni, el Nature Youth Club y aportes de particulares.
Esta es una de las tantas medidas reparatorias que prepara el gobierno Nepal, para celebrar el 2011, el año del turismo en Nepal. La expedición también esta abierta a escaladores occidentales, que ayudarán de manera voluntaria en esta titánica tarea.
fuente: Extreme Everest Expedition

17 may. 2010

Arenas- Casetón de Ándara

Los dias se nos echan encima y tenemos que ir quemando etapas.
Este tramo, que nosotros vamos a hacer hoy de subida y bajada es el último de la Travesera. Nos planteamos recorrer unos 35 kilómetros, que suponemos nos llevarán hasta el refugio del Casetón de Ándara. Alwerto con botas y yo con zapatillas de montaña comenzamos la marcha y ni la dureza de la etapa ni la adversa climatología va a conseguir arredrarnos cuando a las 10:10 de la mañana abandonamos el aparcamiento de Arenas de Cabrales y carretera arriba llegamos al comienzo de la Senda de Caoru.
Esta senda, de posible origen romano, fué construida durante las guerras cántabras, allá por el años 29 y 19 a. C. Esta senda romana comunicaba Arenas de Cabrales por la Sierra de Portudera con Sotres para salir hacia Liebana por Aliva.
De todas formas, Guillermo Mañana Vázquez, nos cuenta que " La calzada de Caoru, considerada desde Arenas de Cabrales hasta su descenso al valle de Liébana en Espinama, no es un propiamente un paso a través de la cordillera. Une el valle de Cabrales con en valle de Liébana, con lo que para ir por este itinerario hacia la meseta se hace preciso remontar cualquiera de los puertos de la Cordillera Cantábrica que separan la Liébana de aquel territorio. 
Muchos autores la denominan Calzada romana de Caoru, y en no pocas ocasiones remiten, para justificar su calificativo de romano, al artículo de Julián Delgado Úbeda "Comentario a la obra de Saint Saud: Monographie des Picos de Europa" Peñalara X, num. 110´pag 35 y ss. Pero no encontramos en Delgado Úbeda aportación documental alguna que apoye las tesis de la autoría romana de este camino ni de su antigüedad como tal.
Las características de este camino, anchura, perfil de desniveles, tipo de pavimentación, etc no se corresponden en modo alguno con el trazado de un camino característico de la época romana, y sí, como máximo con la de los caminos medievales tardíos. La referencia más antigua de la que disponemos, y que se refiera a este camino, es del 16 de noviembre de 1779 y lo hace como "calzada o Cuesta de Caoro"" 
y además nos describe la senda de la siguiente manera:

CALZADA DE CAORU.
Margen derecha del Cares. Sector Arenas-Portudera. Asi sedenomina a la parte empedrada del histórico camino que desde Arenas de Cabrales conducía a Tielve y Sotres y continuaba a La Liébana por los Puertos de Aliva. Esta parte empedrada se localiza fundamentalmente al norte de Portudera. Al hablar especificamente de “calzada", aqui Ia restringimos por tanto al tramo que desde El Colléu Castiellu, el SE. de Arenas, asciende en diagonal y con abundantes zig-zags por La Peña hasta alcanzar la majada de Umardo. A partir de esta majada, y en dirección a Sotres por Tordin y Entreljano, el camino solo puede recibir el apelativo de “calzada” en tramos sueltos, por cuyo motivo no Io incluimos aqui en Ia  denominacién de Calzada de Caoru.
Desde El Colléu Castiello, y con empedrado  continuado, La Calzada asciende por el interior de Ia mancha de encinas conocida como El Ardinal, en cuyo interior pasa al borde del humedal de El Peyu El Ardinal. Tras salir a ladera despejada de boscaje, la calzada emboca a La Canal, que asciende en apretadas curvas, tras lo cual Ilega a La Cruz de Pruvia, donde un ramal del caminoasciende -derecha del camino en el ascenso hacia el Monte El Llambrial del Cocin y Fuenteteja. La Calzada prosigue ahora en suave ascenso a pasar, ya en las primeras laderas de Portudera por entre las muriadas praderias de La Bolera y El Propiu, a la derecha, y El Valleyu Oscuru, y El Jornial a la izquierda, y asi alcanzar El Collau Tambrin, desde donde asciende -curiosamente en el cauce del valle en ocasiones- hasta la Vega La Llagilerca, y dejando a la izquierda —ya en terreno llano para el camino- el Cuetu de Tras Las Cabafias 0 Cabeza Tras La Cuerre, y a la derecha la loma de La Jerra, Ilega a La Vega de Umardo, que atraviesa dejando por la pradera los Ultimos vestigios: Los Murios de Umardo, restos de los muros de piedra que defendian la vega del paso del camino. Aqui, ya sin calzar, el camino continúa por la Cuesta Las Cuerras descendiendo al Bau Las Cuerras en direccién a Tordin.

Añadido el 06-03-2012
La primera parte no es difícil de caminar. Entre bosques de robles y castaños vamos ascendiendo por buen camino tapizado de hojas. Pasamos el canal de la hidroeléctrica de Arenas y que procede de Pocebos y traspasamos una portilla que volvemos a dejar convenientemente cerrada.
Enseguida nos encontramos con un cartel de madera que nos anuncia el inicio de la senda romana, o lo que de ella queda. Una sucesión de piedras colocadas con mejor o peor suerte dificulta enormemente la marcha al estar mojadas.
La lluvia y el mal tiempo nos impiden recrearnos con el paisaje que dicen se ve desde aquí. Tres veces he pasado por aquí, y tres veces con mal tiempo.
Seguimos comiendo metros de desnivel y llegamos a la majada del Jornial, más adelante Tambrín y Tordín. Hay numerosas marcas blancas y amarillas así como varios postes, pero hay que estar muy atento para no perderse, ya que son múltiples los caminos que por aquí hay marcados.
El nuestro nos lleva al collado Posadoiro donde saco la foto que encabeza el post con las majadas de Tabaos entre lluvia y neblina. Comienza a nevar cuando bajamos luego a la Vega Espeyas. En este punto dejamos el Pr AS-127 y continuamos al frente.
Pasamos al lado de La Caballar, por un hayedo estupendo y al llegar al abrevadero en el collado, giramos a la izquierda. Poco después cruzamos la carretera y nos metemos en la pista que nos llevará al Casetón.
Esta pista era la salida de los materiales de las minas que a principios del siglo pasado horadaban este macizo. Llegaban al mar a través de Tresviso, el desfiladero de la Hermida y desde allí, llegaban a su destino navegando por el río en barcazas.
Subida y más subida, más suave eso sí. Comienza a aparecer la nieve en cantidades abundantes. Al principio no nos incomoda, pero a la altura de Antesoles, ya nos cuesta caminar.

Nunca había estado en este macizo con tanta nieve. No reconozco el entorno por el diferente contraste que le da el blanco de la nieve. Al fondo se ve el Macondiú, pero más allá es todo niebla. Al fin vemos el Casetón. antiguo dormitorio de los trabajadores de las minas, con la carretilla al frente cubierta de nieve.
 Hay gente en el refugio, que espera una mejoría del tiempo para hacer alguna actividad. Descansamos un rato, comemos algo y emprendemos el camino de regreso. Yo aún debo ir a las 24 Hrs de La Fresneda a corretear media hora...
35 Kilómetros y un desnivel de subida de 2.300 metros
Este es el mapa de la ruta seguida:
El perfil:

y la ruta en el wikiloc:

*

14 may. 2010

Conquistando lo inútil, ¿Por qué subimos montañas?

Si se le hace esta pregunta a un alpinista lo más probablemente es que reciba una retaila de explicaciones: el paisaje, el reto personal, la vista desde la cima, el reto deportivo, el riesgo, la relajación que produce el entorno, el subidón que produce hacer cima, etc… Pero en el fondo, Mallory, que murió intentando subir al Everst lo define de forma clara: “Porqué están ahí”.
brecha-rolando
J.A. Rodriguez
El título del libro de Lionel TerrayConquistadores de lo inútil, define exáctamente esta actividad en lo que es. Este término definido para el alpinismo de alto nivel, también se puede aplicar al alpinismo de más andar por casa que realizamos otros. No hay nada, más que la satisfacción personal, que se consiga al subir una cima a cambio de un esfuerzo (cada uno a su nivel) bastante considerable y exponiéndonos a ciertos riesgos (que no dejan de aparecer incluso en el alpinismo de nivel más básico).
En este post no pretendo hacer una recopilación de las posibles razones, excusas o motivaciones que llevan a la gente a practicar el alpinismo o el montañismo. Como individuos nos motivan miles de cosas, hay muchos aspectos en que adquirimos un aprendizaje emocional en cosas que aparentemente son poco atractivas y nos proporcionan placer. Nuestras emociones son lo suficiente complejas como para que un post intente encontrar todo lo que motivaría a alguien a subir a la montaña. Aún así hay aspectos que tiene el alpinismo que no tienen otras actividades y que incluyen un nivel de riesgo y esfuerzo muy alto a cambio de un beneficio pequeño en los aspectos que iré analizando (chute de adrenalina, actividad deportiva o valor social) mientras otras actividades proporcionan un nivel de coste/benefico más razonable.
Mi planteamiento es muy biologista, una actividad que tiene un alto nivel de riesgo y un bajo nivel de

13 may. 2010

Los ¨Monjes Maratón¨ del Monte Hiei

Monte Hiei

Los atletas más grandes del mundo no son los campeones olímpicos, ni las estrellas profesionales, son los Kaihōgyō o ¨ Monjes Maratón¨ del Monte Hiei en Japón.
Intentan servir a Buda mediante sacrificios, el más conocido es su resistencia física. Son atletas espirituales de la secta Budista, Tendai .
Su máximo logro es poder acabar el desafío de 1.000 días, que es seguramente el desafío físico y mental mas exigente del mundo. Solamente 46 hombres lo han terminado desde 1885. Para poder finalizarlo se necesitan 7 años de un entrenamiento inhumano.
Los primeros 300 días empiezan con un "entrenamiento básico", durante el cual corren 40 km al día durante 100 días consecutivos. En el cuarto y quinto año realizan 40 km cada día durante 200 días consecutivos. Esto es más o menos una maratón completa, diaria durante más de seis meses.
Los dos años finales del desafío de 1000 días son aún más desalentadores. En el sexto año recocorren 60 km cada día durante 100 días consecutivos y en el séptimo año andan 84 km cada día, 100 días consecutivos. Éste es el equivalente de correr dos maratones diarios durante 100 días.
El monje corre en sandalias de paja (Y durante los primeros años sin calcetines). Deben hacer una dieta a base de queso de soja y sopa de mijo. Alrededor de su cintura, llevan una correa de cuerda y un cuchillo para recordar que deben terminar el peregrinaje de siete años.
Después del día 700o del desafió, el monje realiza un periodo de siete días, conocido como el doiri, en el cual él debe abstenerse de alimento, agua y de dormir, mientras que se sienta verticalmente y recitando costantemente cantos budistas.
Dos monjes permanecen al lado de él asegurando no se duerma. El propósito del doiri es poner al monje cara a cara con la muerte.

El monje que más reciente ha terminado el desafío tenia 44 años Genshin Fujinami (El de la fotografía), que acabó el peregrinaje en septiembre de 2003. Él era el primero en realizarlo tras nueve años, y solamente el segundo desde la Segunda Guerra Mundial.
Cuando concluyo él había recorrido unos 40.000 km a pie, la distancia que mide una vuelta alrededor del ecuador terrestre.
La tradición del Sennichi-Kaiho-Gyo,comenzó en el año 831 DC con un monje llamado So-o. Su historia se cuenta en un libro de John Stevens : The Marathon Monks of Mount Hiei y en una película del mismo título.

Aquí un vídeo del documental:


Visto en Meridianos

12 may. 2010

I Kilómetro Vertical Fuente Dé-Picos de Europa



El ‘I Kilómetro Vertical Fuente Dé-Picos de Europa’ exigirá de sus participantes el máximo de sus fuerzas, especialmente en la segunda y última parte del recorrido. Los segundos 2.500 metros, hasta llegar a la meta situada a 1.980 metros de altitud, discurren por el entorno de la estación superior del Teleférico de Fuente Dé. Por debajo de ésta, los atletas negociarán la pendiente más pronunciada, lo que, junto a lo escarpado del sendero, contribuirá a castigar sin piedad sus piernas hasta cruzar la línea de llegada.
Información aquí mismo

11 may. 2010

I CONCURSO DE FOTOGRAFIA DEPORTIVA, CASTRILLON 2010

El I Concurso de Fotografía Deportiva, CASTRILLÓN 2010, tiene por objeto
premiar las mejores fotografías de contenido deportivo, de conformidad con lo
dispuesto en las presentes bases.
Primero.- Participantes
Podrán participar en el concurso todas aquellas personas mayores de edad
aficionadas a la fotografía que envíen trabajos con temática deportiva.
Quedan excluidos los fotógrafos profesionales.

Segundo.- Requisitos para la presentación
Los participantes podrán enviar un máximo de tres fotografías, con un
tamaño de 20 x 25 cm.
Cada fotografía tendrá en su anverso el título de la misma y el lema o

10 may. 2010

Peñamayor

La nieve caida durante la semana hizo que muy a nuestro pesar tuviesemos que cambiar nuestros planes. Pensábamos atacar la última parte de la Integral de Picos, desde el Casetón de Ándara hasta el pueblo de Arenas de Cabrales, ida y vuelta pero dado que la nieve estaba a una cota de 600 metros, decidimos a últimísima hora cambiar los planes.
Aprovechamos los conocimientos que Juanchi atesora sobre la zona para lanzarnos a una ruta desde Fuensanta, pasando por les Praeres, el Pico Triguero, Peña Mayor y las Foces del río Pendón. Era la primera vez que me internaba en esta zona y todo en nuevo para mi. Añado que por circunstancias, tampoco llevábamos ninguno gps, por eso si meto la pata en la descripción, ruego perdón.
Partimos de Fuensanta, al lado de la embotelladora de agua homónima. Siguiendo el sendero de pequeño recorrido As-45 subimos por una empinada cuesta de hormigón, entre árboles y naturaleza. A los pocos metros vemos un venado que al notar nuestra presencia huye por los prados: el dia promete.
Llegamos a un cruce donde elegimos el camino de la derecha , el de la izquierda nos lleva a "Les Foces", y segimos ascendiendo, siempre sobre pista y leyendo los carteles indicadores.
Las empinadas cuestas hace que entremos pronto en calor y que la ropa de abrigo sea innecesaria. Pasamos por varias majadas y la niebla matinal le da al entorno un aspecto de cuento. Consultada la cartografía a posteriori, me indica que pasamos por El Tabléu, Faéu, hasta llegar hasta el Mayáu Pastor.
A partir de aquí dejamos el Pr As-45 y la pista va desaparenciendo dejando su lugar lugar a camino bien marcado, tanto por el paso de cientos de excursionistas como por marcas rojas pintadas en la piedras.
Poco a poco, sin mucha dificultad, llegamos a "Les Praeres".
Tomamos una pista en dirección a Anes que nos sube hacia las camperas, pastos rebosantes del agua caída estos días. La niebla está bajando y nos colocamos de nuevo ropa de abrigo. Cruzamos la campera y nos imaginamos los picos del Alto Nalón que dejamos a nuestra izquierda. Ascendemos entre prados y zonas boscosas rumbo al collado de Breza.
En Breza nos tomamos unas barritas, aire y un pequeño descanso. Aunque hay algo de niebla, se decide subir al Triguero y así lo hacemos, ya que somos muy disciplinados.
Así, tomamos rumbo oeste, para después de una corta pero exigente ascensión y cresteo, llegar al Picu Triguero.
Hace años me encontraba a los amigos en los bares o como mucho por la calle paseando. Pues ahora resulta que me los encuentro corriendo por el monte. Y es que si nos paramos a pensar, posibilidades hay bastantes.
Entre la niebla, y unos metros por debajo nuestro aparecen "los Mejido" y el amigo Seve. ¿Habrá pocas montañas en Asturias?

Allí nos hacemos unas fotacas para inmortalizar el momento y charlamos un rato.
Me imagino el paisaje que se verá un día despejado: Los Picos de Europa, Tiatordos. Retriñón, Peña Mea ... Impresionante ... debe de ser...
Nos ponemos en marcha, cada grupo por su lado, y nos vamos entre nieve, hacia nuestra próxima meta y tótem se esta sierra: El Peñamayor.
El trayecto hasta Peñamayor es muy cómodo, prueba de ello es que lo hacemos casi todo corriendo. En esta vertiente la niebla se disipa y la vista de los mil pueblos que se ven es de 270º. Guiados por el fino olfato e instinto de felino de Juanchi y en fila india nos vamos acercando a la base del pico. Es un último esfuerzo para llegar a la cumbre.
Ya tenemos hecho el desnivel. Nos encontramos muy satisfechos del día y durante un rato contemplamos la vista que hacia el norte se nos abre, y es que es en estos momentos cuando nos damos cuenta del lujo que es vivir en una región como ésta: pequeña, sin agobios demográficos, con playas, montañas, nieve, buena comida y mejor bebida.... (obsérvese el buzón de cumbre)
Una foto del grupo en la cumbre:
Nos colocamos las mochilas y a corretear monte abajo. No vamos a regresar por el mismo camino ya que en el Mayáu Pastor nos desviaremos para tomar las Foces del río Pendón.
En estos momentos me voy a permitir la licencia de obviar un episodio acaecido en el descenso y que, digamos, sirvió para relegar a Juanchi y a su singular sentido de la orientación a la cola del grupo....
Como decía, en Mayáu Pastor tomamos un desvío a la derecha para tomar de nuevo el Pr As-45 por un camino tradicional amplio, cómodo de caminar y algo dificultoso de correr sobre él debido a las piedras sueltas, que en su día era utilizado para el trasiego de hierba desde las praderas altas y que en fuerte bajada nos introducirá en Las Foces del Río Pendón.
Lo que nos espera abajo es otro mundo: Avellanos, hayas y carbayos de proporciones considerables. Agua por todas partes. Los arroyos Bomalu y Pendón vertebran este paraiso natural e impregnan el bosque de musgo, los caminos de humedad y el bosque de vida.

Como ya dije alguna vez no es mi mejor virtud ni la expresión ni la exposición de ideas. Me faltan palabras para describir la exuberancia sin caer en ridículas expresiones. Me viene a la cabeza la idea de que en algún momento del pasado, una gran parte de nuestra región podría haber sido así.
Llegamos a una caseta de muy fea fábrica, toma de agua para el abastecimiento de Nava, que nos devuelve a la realidad. Sólo nos queda correr por una senda cortada a media ladera y con las foces impresionantes a nustra derecha y abajo, que nos lleva a Los Fornos. Algo mas de pista y en un momento llegamos de nuevo a Fuensanta.
Siento mucho no poder ofrecer los datos que obtengo del gps, pero espero volver otro día, no sólo para tomar estos datos, sino para volver a disfrutar del paisaje y que no se me olvide un buen día como el de hoy.
Bibliografía: Acá, y allá

Noticias

Loading...