31 may. 2009

Panorámicas de la Asturias oriental y Picos de Europa

Si pulsas en el ídice las entradas correspondientes a "Panorámicas", puedes hacerte una idea de cómo es este libro. Si no todos los datos que hay en ellas salen de éste libro, si he de confesar que lo uso como guión a la hora de elegir una cumbre a la que acudir.
Sobre la base de fotografías, el autor dibuja un perfil de las cumbres que se divisan y las nombra con gran pericia, además de dar una descripción somera de la ascensión.
Pongo un ejemplo de una de sus páginas:








Es un libro imprescindible para aquellos amantes de la montaña con curiosidad por saber. Si algo malo hay que decir del libro, es el formato. Es muy agradable, por manejable, para leer en casa, pero harto engorroso para llevar en la mochila. Se puede solucionar haciendo fotocopia de la cumbre que vamos a ascender ese día, pero ya sabes que sólo para tu uso... que si la compartes con alguien el la cima te pueden multar...:).
Como su nombre indica, cubre la zona oriental de Asturias, desde Peña Mea y La Forcada hasta los Picos de Europa.
Panorámicas de la Asturias oriental y Picos de Europa
Javier Cubillas Gutierrez
ISBN: 978-84-96476-12-7
Medidas: 31 X 15 cm
Páginas: 202
Fecha de publicación: Oviedo, 2005
Descripción del libro por la editorial:
"A lo largo de las páginas de este libro, notará que es diferente a otras guías centradas exclusivamente en rutas y ascensiones montañeras. El presente trabajo da mayor importancia a lo que se ve desde diversos puntos que a describir con minuciosidad cada paso de los itinerarios que conducen a ellos. Pero, como para alcanzar una cumbre suele haber mucho camino por medio, se reseñarán también, junto a las panorámicas dibujadas, datos de las rutas a seguir para contemplarlas. Pensando también en aquellas personas que por razones de edad o salud no pueden asomarse a las cumbres están hechas algunas panorámicas desde puertos de carretera u otros miradores de fácil acceso.
El área comprendida en este trabajo limita al norte con la línea costera asturiana que va desde Villaviciosa hacia el oriente. Al este, con el tramo final del río Deva (frontera con Cantabria). Al oeste, con las carreteras que enlazan el puerto de San Isidro con Villaviciosa por Cabañaquinta, Collaona, Faya de los Lobos y Alto de la Campa.
La zona abarcada se divide así en tres capítulos: Cordillera, cordiales interiores y Picos de Europa. Las panorámicas de esta recopilación son en su mayoría, en mayor o menor grado, parciales. Excepto seis, que abarcan el horizonte completo: cuatro en los Picos de Europa, una en la Cordillera Cantábrica y una en los cordales del interior. En estas y algunas otras con un ángulo de visión muy amplio, los puntos cardinales, necesarios para una orientación práctica sobre el terreno, vienen marcados a lo largo del mismo dibujo. A todas las demás les acompañan una pequeña rosa de los vientos indicando el sector del horizonte abarcado.
En cuanto al contenido del texto, éste trata de ser flexible, pero por lo general incluye, en cada ocasión: primero, rasgos generales del lugar; luego, una reseña de la ascensión; y, por último, comentarios sobre la vista, que sirven de complemento al dibujo.
Más allá de dar el puro dato, este libro desea avivar en el lector la pasiòn por las alturas, de las que Asturias es tan privilegiada."

30 may. 2009

Introducción al Gps (Iª Parte)

¿Qué es el Gps?
La mayoría de los que practicamos deportes de montaña, estamos familiarizados con los Gps, esos aparatitos que llevamos en la mochila, en la muñeca, o en la bici, que nos dice por dónde ir, y que cuando llegamos a casa descargamos con avidez para recopilar un montón de datos de nuestra actividad,
Pero es cierto que muchas veces no sabemos realmente qué es y cómo funciona.
Sin ánimo de ser exaustivo, trataré de explicar unas pinceladas sobre el tema.
¿Qué es el Gps?
Es la abreviatura de NAVSTAR GPS, acrónimo de NAVigation System with Time And Ranging Global Positions System, algo así como Sistema de Posicionamiento Global con Sistema de Navegación por Tiempo y Distancia.
Desde la antigüedad, marinos, exploradores usaban el sol y las estrellas para, usando diferentes aparatos como teodolitos, sextantes, relojes, conocer su ubicación sobre la tierra. No hay que decir que este sistema tenía sus errores derivados tanto de la pericia del observador como de la climatología, ya que los cielos nublados imposibilitaban las mediciones.
Es a partir de la II guerra mundial, cuando el ejército de EEUU -no podía ser otro-, empieza a buscar un sistema de localización global. Tras varios fracasados proyectos, a principios de la década de los 70 del siglo pasado, se sientan las bases del actual sistema, basado en los datos que suministran 24 satélites situados a 20.200 kmts de altura y que cubren la totalidad de la superficie terrestre.
El origen y propiedad militar del sistema tenía el inconveniente de la precisión, ya que el ejército agregaba a los datos obtenidos un error para restar eficacia al sistema: Si no conocías los parámetros del error introducido, la precisión era escasa. A raiz del incidente de 1984, en el que un avión de la Korean Airlines fué derribado por la antigua URRS, al entrar en su espacio aéreo, debido a esta falta de precisión, el fallecido presidente Ronald Reagan liberalizó, con algunas particularidades, el sistema.
Es a partir de este momento cuando se populariza y se inicia la expansión del uso civil y doméstico del Gps.

29 may. 2009

Desde el Kangchenjunga hasta Katmandú


 
Alberto Zerain nos narra las últimas vivencias desde que ascendió el Kangchenjunga hasta su llegada a Katmandú. El texto fue escrito el día 27 por el propio montañero desde el hotel de Katmandú donde se encuentra.

LLEGA EL HELICÓPTERO
Resumir todas las vivencias que he pasado el día antes de cumbre y después de coronarla y bajar al campo base, me resulta algo complejo pero digno de hacer el esfuerzo para contarlo y compartir penas y glorias con los que siguen esta página cargada de sentimientos que afloran sin ataduras, cuando uno se pasea por los espacios que anulan la condición humana.
Por eso, desde esta cama del hotel de Katmandú donde estoy postrado, con Koke Lasa adormecido en la cama de al lado, las imágenes de días pasados brotan en mi mente y no queda otra que intentar hacer diana con los dardos de la palabra para expresar semejantes días que iban revistiendo una situación que nadie se imaginaba.
En primer lugar, cómo no, “el día de cumbre”. En una montaña tan alta como el Kangchenjunga, tan compleja como ella misma y tan selecta como para que sólo, unos pocos elegidos puedan mirar desde lo alto, me resultaba sospechoso que no pasara nada en el ataque a cumbre que se realizó el día 18 de Mayo y en el que tomaron parte todos los que estaban en el campo 4, a excepción de Miguel Fernández y yo, que lo quisimos dejar para el día siguiente.
A pesar de que la montaña estaba completamente domesticada, ya que los más de tres mil metros de cuerda colocados por sherpas coreanos, habían amansado a la fiera, algunos de los que iban llegando a la cumbre no midieron las consecuencias que podría tener llegar a la cima, demasiado cansados y sin respetar las reglas básicas de cualquier ochomil.
En este caso hubo suerte. Se activó la alarma y llegaba a nuestro walki desde el campo base. Nos pedían que saliéramos a ayudar al equipo de “al filo” porque algunos estaban en serias dificultades y se temían lo peor. Justo cuando salimos a las siete de la tarde hacia arriba, Koke y Patxi, de nuestra expedición, llegaban agotados al campo 4, habiendo renunciado a la cumbre a unos cien metros.
En fin, como he dicho, hubo suerte. Los fuimos encontrando descendiendo por la cuerda fija por sí mismos y vernos llegar y ofrecerles bebida y ayuda, les sorprendía. Todos pensaron que estábamos atacando la cima.
Lo normal hubiera sido que este tipo de imprudencias de los del campo base que dan el aviso o de los que vienen de cumbre, me hubieran hecho desistir a la cima. Finalmente, como persona de recursos, continué hacia la cumbre. Para ello, le pasé a Miguel la botella de oxígeno que nos habíamos agenciado de una expedición americana que esa misma noche atacaría la cumbre, y sin bebida, sin la cámara de video y con la cámara de fotos congelándose en la tapa de la mochila sin saberlo, continué a las diez de la noche, lo que en estos momentos, es difícil arrepentirse por las consecuencias que me ha traído. Miguel fue más listo y no decidió acompañarme. La cumbre ya la había conseguido por el gesto de salir sin pensárselo a socorrer a la gente.
Pasé la peor noche que os podéis imaginar por el frío. No podía satisfacer los deseos de ir más deprisa para que el cuerpo se calentara. Tenía que ir tranquilo y parándome muchas veces para no llegar de noche a la cumbre. Hubo algunos momentos en los que quise darme la vuelta porque la mordedura del frío iba más que en serio. Si me daba por pararme un poco más de cualquier límite, notaba que los ojos se me cerraban y que el cuerpo se mecía en una especie de sueño, que de seguir su antojo, ahora estaría como un gendarme helado saludando a los que pasasen por ahí.
Finalmente, conseguí llegar a la cima poco después del amanecer. Recién me enteré que la cámara de fotos, de tenerla, estaría en la capota y de aquella manera. Como no me funcionaba en la cima llamé a Aitor para que quedara constancia de la llamada. Tras un cuarto de hora metida la cámara en las partes calientes empezó a funcionar. El americano que estaba ascendiendo con oxígeno y sus tres sherpas, se cruzaron conmigo cuando bajaba de la arista cimera. A partir de ese momento, escapé de ese tormento de pisar cumbre al amanecer y corrí despavorido hasta el calor del campo base. Antes, tuve que rellenar la mochila con todo lo que cabía y que estaba por los diferentes campos de altura, 20 kilos pasados.
Atrás quedaba la mole riéndose de todos los que habíamos osado conquistarla como si fuera una simple montaña más. En un acto de generosidad, mantuvo en calma sus vientos, siempre tan inquietos, y obsequió a todos un sol espléndido que permitía a la gente que transportada su pesado cansancio, largas sentadas en la nieve, en definitiva, seguir el ritmo que la montaña había dejado a cada uno en el cuerpo.
Al campo base no llegó nadie de los que habían hecho cima el día anterior o lo habían intentado, hasta dos o tres días después. El agotamiento y la enfermedad se habían cebado con los que iban descendiendo, bien de nuestra expedición, o de otras diferentes. El Kangchenjunga, la cumbre no pisada, había pisado a la mayoría, entre ellos a mí mismo. Cuando me quité las botas descubrí mis pies doloridos y las marcas que la noche anterior habían causado en los dedos. Nada como para alarmarse demasiado pero que desde ese mismo momento había que empezar a tratar e incluso sopesar la posibilidad de ser evacuado en Helicóptero.
VOLAR TAN ALTO Y QUEDARSE EN TIERRA
La montaña siguió portándose bien y permitió que nuestra expedición al completo estuviera a salvo en el campo base. Sin embargo, las heridas que la montaña nos había causado a algunos, nos obligaban a valernos de nuestro seguro e intentar ser evacuados del campo base. Koke y yo activamos la emergencia y al parecer al día siguiente mismo vendrían a recogernos en helicóptero.
A las seis de la mañana apareció del cielo un helicóptero que se llevó a Kinga y a Oriol. El nuestro, nos habían dicho que antes de las ocho estaría para llevarnos. Tras tres horas de ilusionada espera, las nubes que entraron nos conminaron a subir de nuevo los doscientos metros de altitud que separan este punto de nuestro campo base. La ampolla de uno de mis pies con este paseo acabó reventándose. Koke subió como pudo acompañado de sus pies doloridos y el poco garbo que la montaña le había dejado. Mala suerte, pensamos, mientras hablamos con los compañeros que habían volado a la mañana y que estaban ya en el hotel de Katmandú. Al día siguiente repetimos la operación de bajar y tras dos horas de ansiada espera tuvimos que volver sobre nuestros pies. “Paciencia, mañana, lo conseguiremos”, me dije para mí. Sin embargo, Koke a partir de esta bajada y posterior subida fue cambiando hasta volverse irreconocible. Su expresión, hablaba por sí misma, ya que mostraba que algo en su interior no marchaba bien, a parte de estar tocado por congelación y dolores en general. Su carácter se volvió irritable hasta decir basta y empezó a quejarse de que apenas podía respirar por unos dolores en el costado. Una vez que se instaló en el saco, nos pidió algo que hiciera de cojín porque no podía estar tumbado. Le llevamos una maleta y así, en esa postura, sin levantarse para cenar pero atendido por cualquiera de nosotros a lo que necesitara, pasó la noche entera.
A la mañana siguiente el día se presentaba prometedor, por lo que me volví a levantar antes de las cinco y desperté a Koke. Esta vez, bajamos con la ayuda de cuatro, todos atentos para cuidar en la bajada al maltrecho Koke. Además, la bajada tenía una capa de unos ocho centímetros de nieve. Aquí se nos cayó el alma al suelo cuando oíamos helicópteros por el valle abajo y Antonio, de la compañía de seguros, insistía en que la máquina estaba a punto de llegar. Cuando parecía que ya lo veíamos, la niebla se echó al completo y nos aguó la fiesta de nuevo. Una vez llegamos a nuestro campo, - el único que quedaba dando la nota en todo el espacio donde días antes relucía un surtido colorido de tiendas -, comenzamos a indagar lo que Koke pudiera tener. Llamamos a Ramón Gárate y por los síntomas podría tratarse de un neumotorax. Al momento comenzamos a medicarle y así esperamos resultados de mejora que sutilmente fueron apareciendo. Koke, comenzaría a ser tratado como una máquina cuando se le va parcheando para que vaya tirando hacia delante.
El cuarto día no nos planteamos ni tan siquiera bajar puesto que la climatología hablaba por sí misma. Además, en la mañana Koke, lucía su peor rostro que invitaba al nerviosismo y a actuar con contundencia para frenar lo que pudiera estar padeciendo.
Tras hablar con los médicos de la compañía de seguros y comentarles que probablemente Koke estuviera sufriendo un edema pulmonar, y debíamos meterlo en la cámara hiperbárica pero no podíamos hacer que estuviera echado, nos fueron indicando qué tipo de medicina había que suministrarle para conseguir tumbarlo dentro.
Tras varias sesiones dentro de la cámara, Koke fue resucitando a pesar de las fugas que el viejo aparato de Óscar Cadiach, tenía. Entre parches de chicle y pegotes de cinta americana, la vida abrazó al pobre Koke.
Esa noche, por fin, nos metimos más tranquilos al saco olvidándonos del helicóptero. Esa noche misma, comencé a sentir que los ganglios de ambas piernas se me hinchaban y que una infección me iba dejando fuera de combate. Volví a hablar con el médico de la compañía y me sugirió qué medicina podía tomar, tanto para el dolor como para la infección.
Esa noche, para qué dejarlo para otra ocasión, comenzó un ciclón que se originaba en el Golfo de Bengala y de paso nos visitaba para no sentirnos solos en el campo base. Las ráfagas de viento sacudían una y otra vez la tienda y dábamos gracias a Dios por no salir volando, cosa que por otra parte, tanto ansiábamos.
Esa noche nuestro compañero, Óscar Cadiach, estaba aislado en el campo 3. No quiero ni pensar qué sensaciones recorrían su cuerpo. Óscar, el ciclón y el Kangchenjunga: una compañía perfecta para marcar un antes y un después en la vida de cualquier persona.
Y amaneció. El viento llamaba una y otra vez a la puerta. A pesar de su insistencia, sólo le hice caso a las doce del mediodía, y al salir, el metro y medio de nieve que había caído y la ventisca que todo lo envolvía, me hicieron retroceder sin lograr llegar a la tienda-comedor, donde el equipo. A las cuatro de la tarde pude conseguirlo, el viento había amainado y sólo seguía cayendo copos ordenados e inofensivos de nieve.
Cuando ya todo se nos ponía en contra y comenzábamos a revelarnos contra nuestro destino cruel, un nuevo día nos trajo todo lo que habíamos necesitado: Óscar, el helicóptero y hasta la sonrisa.
Ya en la clínica, nos han examinado, primero el médico nepalí y después, por suerte, una pareja de médicos españoles que Oriol había conocido: José Ramón Morandeira y María Antonia Nerín. Ambos expertos en congelaciones y que han tomado parte como médicos en la expedición al Manaslu de Carlos Pauner. Lo primero que me ofrece el médico nepalí es quedarme unos días para someterme a cirugía quitándome la ampolla que envuelve la congelación. El doctor Morandeira me explica lo que yo ya sé, precisamente ese envoltorio del dedo que es la ampolla, es la verdadera protección. Así que los doctores españoles convencen al nepalí para que haga las curas en el hotel y que ellos me observarán la evolución.
Con respecto a Koke, después de la revisión y placas de las vías respiratorias, el edema y un pinzamiento en la zona aparecen bien visibles. No obstante, los médicos recomiendan reposo en el hotel.
Por la tarde, nos visitan para ver sobre todo la evolución de Koke. Al ver que padece fiebre y que está pachucho, le someten a un análisis exhaustivo y viendo los datos que va dando en las diferentes pruebas, le van suministrando inyecciones y medicamentos. Ahora, un día después, recién empieza a cambiarle la cara y en esas nos encontramos ahora.

Más información en http://www.albertozerain.com.

28 may. 2009

VI Travesera Integral

Ya están disponibles:

Cartel de la prueba,
El folleto
así como la
Lista provisional de inscritos


Más información aquí

Protección de las Montañas

Redmontañas hace un llamamiento para la protección de las montañas.

La iniciativa que se llevará a cabo el sábado 30 y el domingo 31 tiene como fianalidad la protección de las montañas. Para ello se ha creado esta acción solidaria que lleva por título Montañas en Red y se presenta bajo el lema "Levanta tu voz desde una montaña". Participar en el proyecto ecológico es muy sencillo: lo primero que hay que hacer es descargarse una pancarta en www.redmontanas.org. y con ella subir a una montaña a elección de cada uno, hacerse una fotografía mostrando la pancarta y colgar la instantánea en la Galería Montañas en Red 2009.

RedMontañas se encargará después de difundir esta acción colectiva. También agradece el apoyo del colectivo montañero y conservacionista, un gran estímulo para continuar con su compromiso y trabajo por la defensa de las montañas. La asociación anuncia que son ya muchas las personas y colectivos que se han adherido a la acción: Daniel Sánchez-Mata, catedrático de Botánica en la UCM, se sumará a Montañas en Red desde un congreso de botánica de montaña que se celebra estos días en la isla de Creta; el programa granadino de radio Campo Base difundirá la convocatoria y dará cobertura a los actos que tendrán lugar en las montañas andaluzas; alpinistas de Colombia y Brasil participarán desde sus montañas próximas; el veterano colectivo ambientalista gallego ADEGA ya está preparando numerosas ascensiones... Eso sí, RedMontañas invita a la diversificación y pide evitar actividades masificadas.

¿Qué es RedMontañas?
La asociación no lucrativa RedMontañas, fundada en junio de 2005, es la primera organización que ha asumido en nuestro país el reto de impulsar y coordinar la defensa de todas las montañas y solicitar su protección institucional. Puede considerarse como una plataforma de colectivos y particulares, procedentes de todos los rincones y unidos por una preocupación común: un futuro viable y sostenible para las comunidades humanas, culturas, especies, ecosistemas y paisajes de las montañas españolas. El Comité Español de la UICN (Unión Mundial para la Naturaleza) acaba de otorgarle una distinción, al considerar que el Programa para la Conservación de las Montañas de RedMontañas es la mejor y más integradora propuesta para la detención de la pérdida de biodiversidad, dentro de la iniciativa internacional “Cuenta Atrás 2010”. El premio se entregó en Vitoria la semana pasada.

Aparte de otras iniciativas, la asociación acaba de proponer la creación de un Observatorio de las Montañas en una reunión mantenida con representantes de las divisiones de Medio Natural y la Red Rural del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, diversos colectivos (productores agrarios y forestales de montaña, Grupos de Acción Local, Universidad e investigación, ONGs...) y algunas comunidades autónomas.

Fuente


Entreno

Bueno, ayer fué el penúltimo entreno largo antes de la Travesera -si contamos como tal Los Aquilianos-.
Al comienzo del mismo me surgieron algunas dudas sobre la temperatura y humedad, ya que el cielo estaba completamente despejado. Alguna brisilla fresca me dió ánimos y ya no me preocupé más.
A la hora de hacer este tipo de entrenamientos, el Naranco ya se queda un poco corto, es territorio cercano y casi todos sus caminos conocidos. Hacer alguna variante o cambiar el sentido de la carrera sirve para no hacer tan monótono el entrenamiento.
No voy a describir el recorrido ya que es muy parecido al de hace 15 días, con unas pequeñas variantes al comienzo y al final para conseguir la kilometrada final.
Os coloco el perfil final donde se refleja un poco las sucesivas subidas y bajadas.
Una vez vistos los datos en el gps, el resumen es:
34 Kmts, 1.500 mts de desnivel y casi 4,00 hrs.













La ruta en el wikiloc:


*

27 may. 2009

Panorámica

Torre de la Palanca (2.614 m)

Es la cumbre de 2.600 mts más occidental del grupo del Llambrión, completamente asomada al Jou Grande. Para conquistarla, desde el refugio de Collado Jermoso, no harán falta ni dos horas.
Entra en el Jou del llambrión, como yendo hacia la torre del mismo nombre. Enseguida tuerce a la izquierda, arrimándote a los paredones que caen de las torres de Peñalba y Delgado Úbeda. Se irá subiendo a lo largo del pié de éstas. En algún punto habrá que echar las manos, pero la dificultad es prácticamente nula. Más arriba el terreno se hace ladera abierta y, finalmente cse llegará a la amplia y cómoda cima, cortada al norte por un tajo vertical.
desde aquí se contempla el refugio de Collado Jermoso, diminuto en la distancia, en medio de los preciosos alrededores en los que está emplazado. Parte de la vista sobre el macizo central está reflejado en la fotografía. Aún más a la izquierda está el Torrecerredo.
Bibliografía: Panorámicas de Asturias central yPicos de Europa. Javier Cubillas . KRK ediciones

26 may. 2009

Salvador Calvo gana Namibia 2009

"2140-23-May: Salvador Calvo Redondo (Spain) has been officially awarded the prize for first overall winner with the time of 25 hours and 47 minutes. “I am very grateful to Ryan for the race we had together,” he said. In second place came Ryan Sandes (South Africa) who admitted that it was “hard” but joked how “Salvo made me chase him the whole way.” The first placing woman was Lucy Hilton (United Kingdom), she gave thanks to the volunteers who kept [her] going.” The first placing team was Team Swana (Israel). Team spokesperson Kobi Itzchaki (Israel) gave thanks to his fellow competitors for “making it special” but also to RacingThePlanet. “for the opportunity to enjoy the challenge and beauty of Africa. Second placing woman was Lia Farley (United States), and in third was Cleo Oliver (United Kingdom) who jested how proud she was to be British, “as everyone knows how famous Britain is for its deserts and sand dunes.” The “Spirit” award for embodying the highest tenets of RacingThePlanet was Frank Fumich (United States), whilst the “Sportsmanship” award went to Edward and Camilla Buttery (United Kingdom)."

Salvador Calvo Redondo (España) ha sido galardonado por ser el primero,con un tiempo de 25 horas y 47 minutos. “Estoy muy agradecido a Ryan por la carrera que tuvimos juntos”, dijo. En segundo lugar llegó Ryan Sandes (Sudáfrica), que admitió que era “duro” pero en broma dijo “Salvo la persecución, el me hizo todo el camino.” Tercero fue Marco Olmo ( Italia ). La primera mujer fue puesta Lucy Hilton (Gran Bretaña), dio las gracias a los voluntarios que la ayudaron. “El primer equipo fue Swana’s Team (Israel). EL portavoz del equipo de Kobi Itzchaki (Israel) dio las gracias en especial a sus compañeros competidores, pero también a RacingThePlanet. “Por la oportunidad de disfrutar del reto y la belleza de África. Segunda mujer fue puesta Lia Farley (Estados Unidos), y, en tercer lugar, Cleo Oliver (Reino Unido) que se sienten orgullosas de ser británicas “, como todo el mundo sabe Gran Bretaña es famosa por sus dunas de arena y desiertos”. El premio “Espíritu “por encarnar los más altos principios de RacingThePlanet fue para Frank Fumich (Estados Unidos), mientras que el premio por el ” espíritu deportivo ” recayó en Edward y Camilla Buttery (Reino Unido).




Más información: Aquí y aquí y aún más aquí
Del blog de Helly Hansen Avientu

Ruta de Montaña

Domingo, 24
Sotres, Canal de Jidiellu, Casetón, Jito, La Caballar, Tielve.
El domingo vuelve a amanecer nuboso y amenaza seguir lloviendo como la noche anterior. Hoy quedamos con Jose y Eliseo para seguir explorando la Travesera.
Dejamos el coche en Sotres y comenzamos a andar hacia las Vegas de Sotres, para desde allí, subir Jidiellu. Tardamos un poco en encontrar la entrada pero al final dimos con ella.
Comeos algo, bebemos y a andar...



El principio de la canal es poco empinado, pero poco a poco se vuelve cada vez ñmás inclinada. La niebla persistente no deja que nos ubiquemos y seguimos senderos que a ratos desaparecen. Como ya es típico en nosotros, nos perdemos. Sacamos Gps y mapa y afortunadamente no estamos muy lejos del itinerario.
Un lugareño no nos quita ojo ¿Qué estará pensando?
Hacia la mitad de la Canal, empezamos a encontrar nieve, siendo a veces más sencillo progresar por los neveros.La nieve no es de mala calidad: Blanda que deja abrir huella sin hundirse y lo suficientemente dura como para no deslizarse.
Parece que con la altura y el calorcillo del sol, la niebla se va disipando y las vistas nos alegran la ascensión:
Hacia el collado Valdominguero, a unos 2400 mts de altitud y nuestra meta más inmediata. Distinguimos bastante acumulación de nieve en la parte superior...

Hacia las Moñetas. Ahí sí parece que aún hay bastante nieve. Esa será una próxima salida de exploración.
De momento lo nuestro es progresar por la Canal de Jidiellu, y coronar con éxito el collado.Pronto damos con el punto en que tenemos que cruzar la riega -en este caso nevero- y tras encaramarnos a una morra, ascender hasta el pedrero y de ahí tomar al asalto el collado.

Parecemos unos escaladores de verdad. Sólo quedan unos metros para el collado y el momento se inmortaliza con un pequeño vídeo:

Llegamos. La vista hacia Ándara es espectacular: Nieve, nieve y más nieve. Incluso vemos a dos esquiadores haciendo quiebros por las laderas del Jierru. Nosotros también disfrutamos:
Repostamos combustible y decidimos bajar hasta el casetón por la parte baja del Jou, en vez de por los caminos a media ladera.

Así que nos ponemos en marcha y por el vaso del fenecido lago de Ándara ponemos rumbo al Jito. Adelante nos saluda el Macondiú, tan socorrida actividad cuando hay poco tiempo o nuestra forma física no es la mejor...
Ya el camino hasta el Jito de Escarandi es conocido y llegamos a una buena hora. Decidimos sobre la marcha adentrarnos por La Caballar y caminando por el PR, tratar de encontrar la Senda de Caoro. Nos ponemos en marcha y descubrimos un hayedo, que seguramente por ignorancia y cercanía no conocíamos. Parece que siempre tratamos de perseguir metas altas y lejanas y olvidamos las maravillas cercanas.
Ya conocíamos la ruta de unas semanas atrás, pero llegamos entre nieblas a la majada de Tabaos, donde decidimos -sabiamente- que sin Track ni mapa de la zona, y además con aquella pertinaz niebla, lo más cauto y aconsejable era irnos a Tielve a darnos un homenaje de pan y Queso -con mayúsculas-, además de alguna cervecilla.
Entre la niebla, ya oímos al Queso de Cabrales que nos guía como faro en la oscuridad. Allá abajo Tieve nos espera... y Eliseo palpa la cartera....

En el Wikilok:


La semana que viene, D.M. más.


25 may. 2009

Ruta de Montaña


Poncebos-Caín-Dobresengros-Urriellu-Camburero-Balcosín-Bulnes-Poncebos
Sábado, 23
Llegamos a La Trapa lloviendo. El cielo no nos daba muchas esperanzas de pasar un buen día montañero, pero venimos a caminar y en eso estábamos a las 9:15 aproximadamente. Enfilamos la ruta del Cares por enésima vez hacia Caín. Parece que la lluvia remite. Encontramos poca gente por la ruta. Llegamos a Caín. Nos hidratamos, comemos algo y nos disponemos a empezar la parte seria de la actividad. Vamos a tratar de completar la ruta del fin de semana pasado.
Desde Cain se ve la subida hacia el Sedo Mabro, puerta en este caso de la Canal de Dobresengros.
Cruzamos el puente y comenzamos la subida de la pedrera y del Sedo Mabro, muy mojado y resbaladizo. Es importante afianzar bien pies y manos. De todas formas es una trepada sin dificultad y muy bonita: para disfrutar.
Desde la parte superior del Sedo, se ve Caín de Abajo, Caín de Arriba, la Canal de Mesones...
A partir de este punto, llegamos a la fuente, y empezamos el remonte de la Canal hasta el Jou Grande Bajero. No me extiendo en esta parte que ya está más o menos descrita aquí. Llegamos al Jou Grande con la idea de que íbamos a encontrar placas de hielo, por lo que íbamos pertrechados de piolet, crampones...
Cruzamos el jou y aunque sí había abundante nieve, en ningún momento aparecieron las temidas placas. Miramos hacia atrás.

Sin dificultad comenzamos a remontar la penúltima subida del día: Unos 400 mts de desnivel hasta la Horcada de Caín. La nieve tapaba el camino, por lo que nos liamos un poco y convertimos lo que es una subida más o menos cómoda en una buena práctica de progresión en nieve. De momento tenemos suerte con el día: Aunque no brilla el sol, no hace frío, ni viento...
Hollamos sin dificultad la Hda. de Caín y bajamos al Jou sin Tierri por abundantísima nieve. Desde el punto donde nos encontramos vemos la Hda. de Caín, cargada de nieve a estas alturas del año...

Progresamos por la nieve y como no puede ser de otra manera, volvíamos a perder el camino, media vueta, y caminando a Urriellu.
A lo lejos vemos el "Picu" que nos indica el próximo alto en el camino.

Nieve, y más nieve. Sólo cuatro personas en el refugio con las que charlamos animadamente mientras reponíamos fuerzas y decidíamos cómo volver a Poncebos. las alternativas, dos: Por el camino a Pandébano y de ahí a Bulnes t Poncebos, o por Camburero, Balcosín a Bulnes.
Nos decidimos por ésta última opción, más cañera ya que el desnivel es más abrupto.
De camino hacia Camburero, en el Jou Lluengo, nos hacemos la típica foto.

Descendemos sin dificultad, aunque rodeados de niebla. No hay problema: el camino está muy marcado y no hay posibilidad de despiste. Camburero y Balcosín, acceso tradicional de los escaladores que iban a Urriellu, antes de abrir el camino por el Collado Vallejo.

llegamos sin dificultad a Bulnes, donde nos tomamos unas claras en Casa Guillermina, siempre amable con los montañeros y charlamos un buen rato con ella y con su hijo.
El regreso, por la canal del Texu, cierra un día montañero de los buenos. Amigos nuestros embarcados en maratones,"Zegamas", se morderán las uñas viendo esta entrada.
Alojados en Poncebos, cenamos y a descansar. El domingo quedamos con Eliseo y Jose para seguír haciendo buena montaña: Desde Sotres a las Vegas, Jidiellu, casetón, Jitu, La caballar y por el camino tradicional a Tielve.
Pero eso será mañana...

Ruta en el Wiki:

*

Zegama-Aizkorri

Con un crono de 4h03:12 el corredor inglés Ricky Lightfoot venció ayer en el maratón de montaña Zegama-Aizkorri, segunda prueba de la Copa del Mundo de carreras de montaña, por delante del italiano Paolo Larger, a quién sacó 2:13, siendo tercero el mejicano Ricardo Mejía que hizo 4h05:28. Los corredores tuvieron que correr a ratos entre la niebla, mientras que en las cotas más altas pudieron disfrutar de un tiempo despejado y finalmente tuvieron sirimiri en Zegama.
Hubo dos bajas importantes de última hora: el favorito y ganador en 2008, el gerundense Filian Jornet, y el segoviano Raúl García. Sin embargo, se incorporó en el último momento la francesa Corinne Favre, vencedora el año pasado, que sufiró en noviembre un importante accidente en el Pumori. Salió ayer en Zegama, pero se retiró «por falta de motivación».
Con cuatro horas, treita y ocho minutos llegaba la primera fémina, la italiana Emanuela Brizio (4h38:19), por delante de la portuguesa Rosa Madureira (4h56:11) y la andorrana Stephanie Jiménez (5h02:14).
450 participantes
Tocaban las campanas de la iglesia de Zegama y en ese momento, cuando el reloj marcaba las 9 de la mañana, José Luis Arrieta, presidente de la Federación Vasca de Ciclismo, daba el pistoletazo de salida a los más de 450 corredores-montañeros-atletas que tenían por delante 42,195 kilómetros y 5.472 metros de desnivel acumulado. Un poco pasada la una de la tarde, rompía la cinta de meta el inglés Lightfoot.
En las primeras rampas se adelantó el inglés, pero hasta la mitad de la carrera, la disputa estaba bien clara: eran tres los corredores que iban en cabeza y en el mismo orden hasta el control de paso de Aizkorri: Ricardo Mejía, Agustí Roc y Fernando Etxegarai.
En el Aratz, los dos primeros iban casi juntos, sacando dos minutos al tercero. Ya en el Aizkorri, Etxegarai fue perdiendo tiempo mientras que el mejicano seguía delante. Parecía que la carrera se iba a dilucidar entre estos tres corredores, pero quedaba todavía el fuerte descenso hasta Zegama y muchos kilómetros por delante.
Jabi Olabarria y Ricky Lightfoot habían llegado al Aratz en los puestos cuarto y quinto. Esta situación cambió en el Aizkorri metiéndose en cuarto puesto Rob Hope, llegando a este punto Jabi en quinta posición. Después apareció el italiano Paolo Larger, que se presentó cuarto en Itzubiaga, siendo el quinto puesto para Olabarria. La lucha por el podio seguía estando muy reñida.
Ya en Oazurtze, a pocos kilómetros de la meta, el inglés Lightfoot, más fuerte bajando, se hizo con la primera posición, seguido por Mejía y Etxegarai. Tras ellos aparecía el italiano Larger y, en quinta posición, Miguel Heras.
Daba la sensación de que la llegada a la meta iba a estar muy apretada, pero finalmente no lo estuvo tanto porque el inglés cogió zancada y se fue yendo de su inmediato perseguidor, Ricardo Mejía quien además iría perdiendo tiempo y posición respecto al italiano, que finalmente le adelantó, llegando a la meta por este orden: Lightfoot con más de dos minutos de ventaja sobre Larger, que sacó tres segundos al mexicano Mejía.
Brizio, clara vencedora
En chicas la italiana Emanuela Brizio fue la clara vencedora, a mucha distancia de la segunda, Rosa Madureira, de Portugal. En todos los tiempos de paso fueron ellas dos las que pasaron primero, mientras que la tercera plaza se la disputaban Oihana Azkorbebei y Alizia Olazábal, hasta que este tercer puesto lo ocupó en el control de Oazurtze Stephanie Jiménez, de Andorra, formando finalmente podio con la italiana -primera- y la portuguesa.
Fuente

24 may. 2009

Hacia rutas salvajes

Si te gustan las películas que acarician, en las que ves crecer la hierba, intimistas, diferentes, paisajes, soledad, libertad... ¡¡ Esta es tu película !!
 
Cómo empezar la crítica de una película como ‘Hacia rutas salvajes’ (Into the Wild), que me ha dejado completamente fascinado. Podría empezar por decir que las dos horas y media que dura se me pasaron sin darme cuenta, a pesar de ciertos altibajos de la misma. Que la dirección de Sean Penn de los actores es muy buena, les pone la cámara y les deja actuar (soberbios Catherine Keener y Hal Holbrook, este último con una merecida nominación con un papel de 10 minutos). Y que el mismo Sean Penn, también guionista, acierta convirtiendo la película en una “road movie”. Sin embargo, sé que la película no dejará indiferente. A otros muchos les resultará aburrida y un panfleto de ideas utópicas e imágenes hipnóticas, que no ayudan en nada. Pero la historia de ese extraño personaje, Christopher McCandless y su aventura, la misma en la que renunció a todo con tal de vivir una experiencia única, es cuando menos fascinante.
Sin duda alguna esta película no hubiera sido posible si no hubiera ido el nombre de Sean Penn unido a ella. E incluso, quiero creer, que con 20 años menos, el mismo hubiera interpretado al personaje principal. Por eso Sean Penn, es principio y fin en ‘Hacia rutas salvajes’. La ha hecho al margen de taquillas. La ha hecho para contar una experiencia, por disfrute, poniendo la mano y preguntando si te quieres subir al viaje que propone.
Y es una apuesta difícil, porque se conoce el final de la misma y lo complicado es desarrollar toda la historia desde ese punto de partida. De ahí el acierto del planteamiento de una “road movie”, de un viaje iniciático hacia un final trágico.
Aquellos que lo logren y no piensen en ciertos tiempos muertos que frenan el desarrollo de la película, querrán luego pensar en lo visto y plantearse en lo que logró McCandless renunciando a todo (como muestra la cara de felicidad en la fotografía del final de la película, aun sabiendo que va a morir). Con esa defensa de la libertad a decidir qué hacer con tu vida, junto a la de la naturaleza salvaje (la película está rodada en parajes naturales), que es lo que nos quiere mostrar Sean Penn, sin tomar partido (se puede pensar que McCandless fue un estúpido idealista, que no calculó las consecuencias de su viaje a Alaska, ni los fallos que cometió que podrían haberle salvado de la muerte a la que se había encaminado). Muestra la vida del protagonista durante esos dos años de aventura, y que seamos nosotros los que decidamos tomar partido, ante un personaje hipnótico, que atrapa, porque tiene la enorme virtud de saber escuchar, hasta hacerte creer su aventura. Es decir, si entras, acabas atrapado.
En eso ayuda la excelente interpretación de Emile Hirsch, llevado de la mano por un maestro como Sean Penn, tan involucrado en el papel, que uno termina por pensar que él es Christopher McCandless, en una transformación psicológica y física asombrosa, que pone a este actor, del que uno pensaba era pasto de tristes comedias universitarias, en alguien a tener muy en cuenta (me cuesta entender que Viggo Mortensen sí esté nominado, y Emile Hirsch no, por mucho que defienda a Promesas del este).
No puedo negar que me he posicionado claramente a favor de esta película, que demuestra que Sean Penn es un cineasta total que ahora sí hay que tener en cuenta (como apuntaba en ‘El juramento’, pero sin alcanzar la calidad de este trabajo), simplemente porque tiene un material de calidad en el que cree y así lo elabora. Se perdió un futuro gran novelista con McCandless, como así demostró tanto el artículo que escribió Jon Krakauer como la propia novela en la que bebe la película. Por eso estamos ante cine de compromiso. Para pensar. De espaldas a la taquilla. No palomitero. Al que seguramente le sobre metraje, pero que en el fondo es cine necesario y agradecido.
ACTUALIZACIÓN: Parece mentira que me haya olvidado, siendo un fan de Pearl Jam, y por añadidura de Eddie Vedder. La banda sonora es espectacular, con la voz grave de Eddie Vedder dándole un buen peso a la película. Tiene un par de canciones que se te quedan grabadas, pero la Academia de Hollywood no pensaba lo mismo y ha ido a lo tradicional. Una lástima, porque el CD con la banda sonora merece apuntarse para próxima compra (Gracias, Dr. Strangelove).
Fuente


*

23 may. 2009

CITA

"La montaña es una iniciación, en el sentido estricto de la palabra.
Es una forma de probarte a ti mismo.
Una iniciación que renuevas cada temporada.
Después de cada encuentro, eres más capaz de aceptarte a ti mismo.
Yo vivo habitualmente en el reino de los sueños; pero la montaña siempre me devuelve a la realidad.
Frente a la vida y la muerte, es cuando descubres tu propia sinceridad."
Gary Hemming
A partir de un rescate que logra en la cara oeste de los Drus, Gary Hemming es conocido por el mundo de los montañistas, pero, ¿quién es este muchacho californiano que parece un hippie?
Agosto de 1966. Un periodo de mal tiempo y en la cara oeste de los Drus quedan atrapados dos alpinistas alemanes sin que los diferentes cuerpos de rescate puedan llegar hasta ellos. Dos alpinistas escuchan la noticia por la radio y uno de ellos decide: "Como alpinista experto me siento responsable de los rescates difíciles. Todos los alpinistas son responsables, no sólo los guías y los militares. Y además, ¡piensa! Es algo bonito. ¡Es bonito! Mucho más que la cara sur de la Aiguille Noire. La cara sur tan sólo nos ofrece una cima que alcanzar, pero este rescate es una ascensión, una aventura, y además la vida de dos personas, de dos compañeros: si lo logramos será mucho más que una cumbre golpeada por el viento..." (p. 17)
Ese es el pensamiento de Gareth Hemming, escalador californiano que radica en Francia desde seis años antes. Hemming había estado involucrado en el rescate de los alpinistas que habían quedado atrapados en el Pilar Central de Frêney en 1961. El rescate se lleva a cabo como él lo piensa, escalando desde abajo hasta llegar a los alemanes. A su grupo también se une la cordada de René Demaison.
En su currículum, Gay Hemming llevaba ascensiones de primera importancia, como la "Directa Americana", junto con Royal Robbins, con quien comparte la filosofía de la escalada de "no importa qué vía se escala, sino cómo se escala" (p. 79), además de la sur del Fou, con John Harlin. Además "sobre todo es el californiano que introdujo a los Alpes el concepto de escalada "ecológica" (usar preferentemente empotadores y cintas para el aseguramiento, y en cualquier caso retirar los pitones después de haber pasado."
Además, una vez en la pared, desobedecen órdenes del "Estado Mayor" vía radio y no quieren bajar a los rescatados por la cara norte sino por la vía de subida, pues están muy debilitados.
El rescate exitoso hace quedar en ridículo a los diferentes grupos de rescate y a los cuerpos organizados de Francia. De hecho, Demaison tuvo ese rechazo porque "Está enfurecido, porque la ENSA, la Asociación oficial de los guías de Chamonix, pierde el tiempo y no se decide a hacer algo para realizar el rescate. ¿Prudencia o rivalidad con la EHM? Él, en cualquier caso, no quiso esperar más: vio que Mercié estaba dispuesto a ir con él y partió". (p. 18)
El éxito de esta operación de rescate tiene dos consecuencias: la primera es el rechazo del mundo del alpinismo organizado, grupos de rescate principalmente, quienes lo habían tratado como "un estorbo" en la operación. La segunda consecuencia es increíble: Gary Hemming salta a la fama gracias a los periódicos, que hacen de él un icono a seguir, olvidando el papel importante que tuvo Demaison. Gary se pregunta "Yo soy el mismo que era antes. Antes ya era como soy ahora. ¿Por qué entonces nadie se acordaba de mí?" (fragmento de la novela de Jack London, Martín Eden, cit. en p. 25)
El libro trata de la vida de Gary Hemming. Tiene más de biografía completa que de escaladas realizadas. De hecho, tiene dos puntos muy importantes a su favor: es un libro bien trabajado, con una profundidad que permite al lector asomarse al personaje Hemming en su época y algunos fragmentos de la escalada en California, dispersos por varios lados para ubicar al lector en el tiempo. 
Carlos Rangel Plasencia, 2001

Aquí una breve peliculilla sobre Gary Hemming

*

22 may. 2009

Al Everest con 65 años


Ranulph Fiennes se ha convertido a sus 65 años en el británico de más edad en conquistar el Everest. "Es lo más cerca de la luna a lo que uno puede llegar caminando", dijo el famoso aventurero, que comenzó su escalada del pico más alto del mundo hace tres semanas.

Era su tercer intento pues tuvo desistir en 2005 de su aventura tras sufrir un ataque cardíaco y volvió a intentarlo el año pasado, pero se vio obligado a volver extenuado al campamento base.

Fiennes, que ha perdido a su esposa, a su madre y a su hermana, víctimas todas ellas del cáncer, destinará el dinero recaudado con su hazaña a la organización Madame Curie contra esa enfermedad. El explorador británico es conocido, entre otras cosas, por su circunnavegación del globo por su eje polar, que duró tres años y terminó con éxito en 1982.

También viajó al polo Norte sin ayuda en compañía del doctor Mike Stroud y llevó a cabo una caminata de 97 días a través de la Antárida. Fiennes se sometió a un triple bypass coronario en 2003 tras sufrir un ataque cardíaco, pero cuatro meses después él y el doctor Stroud corrieron siete maratones en siete días.

Fuente

ALERTA Gps


Desde pilotar un avión hasta localizar el camino a la gasolinera más cercana, el sistema GPS se ha hecho imprescindible en la vida diaria, pero un informe del Gobierno de Estados Unidos alerta de que podría fallar en 2010 por falta de fondos.
El Ejército del Aire estadounidense, responsable de la gestión de la red de satélites que hacen posible el sistema de posicionamiento GPS, ha descuidado sus tareas, asegura un reciente estudio de la Oficina de Responsabilidad Gubernamental.
El informe ha sido recogido por la prensa estadounidense y advierte al Congreso de Estados Unidos de que son necesarios unos 2.000 millones de dólares (1.460 millones de euros) para actualizar la red de satélites si se quiere evitar que empiecen a fallar.
"Cuando los viejos satélites empiecen a registrar fallos en 2010, existe una alta probabilidad de que la red caiga por debajo del número de satélites requeridos para proveer el nivel de servicio al que el Gobierno de Estados Unidos se ha comprometido", dice el estudio.
La Oficina de Responsabilidad Gubernamental acusa al Ejército de haber fracasado en su tarea de construir satélites para el sistema, ajustándose al presupuesto y en los períodos de tiempo requeridos.

El único en funcionamiento

Creado por el Departamento de Defensa de Estados Unidos y gestionado por el Ejército del Aire, el sistema de posicionamiento GPS es el único sistema global de navegación vía satélite actualmente funcionando.
La red dispone de entre 24 y 32 satélites en órbita alrededor de La Tierra y son necesarios al menos cuatro para localizar un punto determinado.
El sistema GPS puede ser utilizado libremente por cualquiera y sus usos civiles se han multiplicado en la última década.
Es habitual en aviones comerciales, barcos y automóviles donde ha sustituido a los tradicionales mapas de carretera, pero también en la última generación de teléfonos móviles, en los que ha permitido la creación de numerosas aplicaciones.
Aunque, teóricamente, el sistema podría seguir funcionando con menos de 24 satélites operativos, los expertos creen que su precisión se reduciría notablemente.

Clave en el Ejército

Para usted o para mí supondría no obtener resultados tan exactos cuando buscamos una calle en el Tom-Tom o el restaurante más cercano en Google Maps para iPhone, pero para la aviación comercial o el Ejército las consecuencias de una mínima imprecisión son enormes.
"Ellos operan con un margen de precisión del 99,9%. Si cae por debajo del 95% no se sienten cómodos", dijo a la cadena CNN Alan Cameron, editor de la revista especializada en el sector GPS World.
Precisamente por su interés para la seguridad nacional, los analistas esperan que el Gobierno encuentre una forma rápida de realizar las inversiones necesarias para actualizar el sistema.
"Si algunos bancos son demasiado importantes para quebrar, también lo son ciertos programas gubernamentales. Es el caso del GPS y, como con los bancos, parece probable que se destinen grandes sumas a encontrar una solución", dijo David Coursey, analista de PC World.

Galileo, en 2011

Una eventual falta de precisión del sistema GPS beneficiaría al sistema europeo Galileo, desarrollado por la Unión Europea (UE) y la Agencia Espacial Europea y que debería estar operativo en 2011.
Cuando empiece a funcionar, Galileo tendrá un margen de error de sólo de 4 metros en horizontal y menos de 8 en vertical, prácticamente la décima parte del GPS.
La iniciativa europea nació para evitar una excesiva dependencia del sistema de posicionamiento estadounidense, especialmente en el caso de que se produjeran fallos como los que podrían empezar a afectar a los navegadores de nuestros automóviles a partir del próximo año.
Fuente El Mundo

PANORÁMICA

Desde la puerta del Refugio de Urriellu

En el año 1954 se construye el primer refugio en la Vega de Urriellu coincidiendo con el 50 aniversario de la 1ª ascensión al Picu por el Marqués de Villaviciosa y El Cainejo.
Su promotor fue Julián Delgado Úbeda, en aquel entonces pronombre del Montañismo Español y Presidente de la Federación Nacional de Montaña, fue maestro de obra otro pronombre de la escalada en España, Teógenes Díaz, ayudado por los lugareños de Cabrales, en especial del pueblo de Bulnes.
El refugio original constaba de 2 habitáculos: debajo cocina-comedor con 2 literas tipo barco plegables y arriba un dormitorio con 10 plazas.
En 1979 (75 aniversario de la 1ª ascensión) se construyó un agregado de unas dimensiones y formato casi idénticas al original con lo que se duplicaron las plazas, con dormitorios abajo y arriba, pues la demanda de alojarse en el refugio había aumentado mucho con el desarrollo de la escalada y el atractivo del Picu de cara a la escalada. Este añadido es lo que hoy corresponde a la cocina y las habitaciones del guarda.
En 1989 se decidió construir un nuevo refugio que diera solución a la demanda creciente de plazas por parte de montañeros y escaladores de todo el mundo que desean escalar o ver de cerca el Picu Urriellu y otras cumbres del macizo central.
Fue construido por el Principado de Asturias y el Consejo Superior de Deportes de Estado, siendo Presidente de la Federación Asturiana Alfredo Fernández. La construcción se adosó a las ya existentes.
El refugio cuenta ahora con un comedor para más de 160 personas, cocina libre, cuatro dormitorios con 24 literas cada una (96 en total), 4 sanitarios y cuatro lavabos, en un fututo habrá ducha limitada y dependiendo de la cantidad de agua disponible.
Hay 65 taquillas para guardar mochilas, 14 paneles solares y calefacción para el invierno, hay servicio de Cantina y Bar.
El guarda dispone de 2 habitaciones, cuarto de baño y un almacén de grandes proporciones en el bajo cubierta.
El guarda titular del Refugio es Tomas Fernández Lopez, de Sotres, desde el año 1991.
Está Guardado todo el año, se alquilan mantas pero es preferible ir con un saco de dormir.
Por el invierno hay un solo guarda y en la temporada de verano está acompañado por 3 o 4 personas más.
Este refugio es propiedad del Principado de Asturias y lo administra la Federación de Montaña y Senderismo del Principado de Asturias.
Su nombre desde la última ampliación es Refugio Vega de Urriellu según placa oficial en la pared del Refugio.
Página del Refugio

Zegama - Aizkorri

El domingo se celebra la octava edición del maratón del Aizkorri, que vuelve a ser puntuable para la Copa del Mundo de carreras de montaña. Será la segunda prueba de la competición internacional, tras la celebrada en Costa Rica, en donde el mexicano Ricardo Mejía y la italiana Emanuela Brizio fueron los ganadores.
En la salida se darán cita 450 corredores. Así lo justifica Juan Ignacio Galdós, miembro de la organización: «No es que no queramos que sean más los participantes, pero seguimos con esa cifra porque queremos mantener el nivel de la prueba y responder a los corredores con una buena organización». A pesar de ello, hay más de mil montañeros-atletas-corredores interesados en participar.
Uno de los participantes será Mikel Erentxun. El cantante donostiarra está inscrito con el dorsal 446 y confirmó en la rueda de prensa del lunes su participación. Como en anteriores ediciones, y al ser prueba valedera para la Copa del Mundo, la presencia de los mejores corredores internacionales está asegurada.
Han garantizado su presencia los ganadores de Costa Rica Ricardo Mejía (dorsal 3) y Emanuela Brizio (22), así como la segunda clasificada la andorrana Stephanie Jiménez, con el dorsal número 21.
Una prueba muy dura
El Zegama-Aizkorri está calificado entre los expertos como de muy difícil, de una dureza «muy alta». La distancia a recorrer es justamente la de un maratón de atletismo, es decir, 42,195 kilómetros. El trazado de la carrera tiene un desnivel total acumulado de 5.472 metros, siendo la mitad de subida y la otra mitad de bajada.
Se partirá desde la plaza de Zegama a 296 metros de altura y la cota máxima a la que tendrán que subir los corredores será de 1.551 metros establecida en la cumbre de Aitxuri, tras haber pasado por la cimas de Aratz (1.445 metros), la ermita de Aizkorri, y Aketegi (1548 metros).
La salida se dará el domingo a las 9 de la plaza de Zegama para regresar al mismo lugar, los primeros, en unas cuatro horas.
Fuente DV

CARRERA VERTICAL


Copa y Campeonato de España de carrera vertical por montaña FEDME
Tres pruebas repartidas por la geografía española formarán la Copa y los Campeonatos de España de Carrera Vertical por montaña en su primera edición:

25 Julio 2009 – VK CERLER-VALLE DE BENASQUE – GORE-TEX SERIES
CERLER – VALLE DE BENASQUE – Organización: No LimiT
Información aquí
2 Agosto 2009 – TORREON KILOMETRO VERTICAL
PALENCIA – Organización: Club de Montaña Escalerilla

Información aquí
1 Noviembre 2009 – KILOMETRO VERTICAL PUIG CAMPANA
FINESTRAT - ALICANTE – Organización: Unión Excursionista de Elche
Informació aquí

Toda la información aquí




21 may. 2009

PREMIOS PRÍNCIPE DE ASTURIAS

Las alpinistas que más ochomiles han coronado en la historia de este deporte, la española Edurne Pasaban, la austriaca Gerline Kalterbrunner y la italiana Nives Meroi, han sido propuestas para el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes como candidatura conjunta, que se fallará el 2 de septiembre próximo.

Edurne Pasaban (Tolosa, Guipúzcoa, 1973) es la primera deportista española y única mujer en el mundo junto a Kalterbrunner que logra escalar doce montañas de ocho mil metros, entre ellas las dos cumbres más altas del mundo, el Everest y el K2. A los quince años comenzó su interés por el alpinismo desde la escuela de alta montaña que existía en su pueblo.

En 2001 comenzó sus ascensiones a cumbres de más de ocho mil metros, escalando en el mes de mayo el Everest (8.848 m.), lo que supuso la tercera ascensión femenina española a la cima más alta del mundo. En mayo de 2002 ascendió el pico Makalu (8.463 m.) y en octubre de ese año el Cho Oyu (8.201 m.), ambos en la cordillera del Himalaya.

Su cuarto ochomil lo escaló en mayo de 2003, el Lothse (8.516 m.) en India, y en julio de ese año, durante la misma expedición con el equipo del programa "Al filo de lo imposible" (TVE) alcanzó las cimas del Gasherbrum I (8.068 m.) y del Gasherbrum II (8.035 m.), en el Himalaya. En julio de 2004 se convirtió en la primera mujer española en subir el K2 (8.611 m.), en una expedición arriesgada en la sufrió la congelación y posterior amputación de varias falanges de los dedos de los pies.

Su gran hito deportivo lo consiguió en julio de 2005 cuando alcanzó el pico Nanga Parbat (8.125 m.) en la parte paquistaní del Himalaya, convirtiéndose entonces en la única mujer viva en ascender ocho cumbres de más de ocho mil metros en el mundo y en la segunda de la historia, tras la alpinista polaca Wanda Rutkiewick fallecida en 1992.

En 2007 sumó su noveno ochomil al ascender al Broad Peak (8.047 m.) y, al año siguiente, otros dos, al hacer cima en el Dhaulagiri (8.167 m.) y el Manaslu (8.156 m.). En mayo de 2009 ha conseguido su duodécimo ochomil, al culminar con éxito su ascensión al Kangchenjunga (8.586 m.). Solo le resta coronar el Annapurna y el Shisha Pangma para completar los 14 ochomiles del planeta.

Gerline Kalterbrunner (Kirchdorf an der Krems, Austria, 1973) se inició muy joven en el montañismo y con 23 años intentó su primer ochomil, quedando a 45 minutos de la cumbre del Broad Peak. Lo logró en el Cho Oyu (8.201 m.) en 1998 y desde 2001, año en el que alcanzó el Makalu (8.463 m.), ha sumado, al menos, un ochomil cada año: Manaslu (2002), Nanga Parbat (2003), Annapurna I (2004), Gasherbrum I (2004), Shisha Pangma (2005), Gasherbrum II (2005), Kangchejunga (2006), Broad Peak (2007), Dhaulagiri (2008) y Lhotse (2009).

Esta última cumbre, conseguida dos días después de que Pasaban hollara la cumbre del Kangchenjunga, iguala a la austriaca y a la española en doce ochomiles. A los 32 dejó su trabajo como enfermera para dedicarse profesionalmente al alpinismo.

Nives Meroi (Bonate Sotto, Italia, 1961) se formó como montañera en los Alpes. En 1989 conoció a su actual compañero, Romano Benet, con el que vive y con el que ha ascendido sus once ochomiles. En 1994 realizó su primer ataque a un ochomil, a la cara norte del K2, pero tuvo que abandonar a 8.450 metros.

FORMACIÓN EN LOS ALPES

Posteriormente abrieron numerosas vías en los Alpes y otra en el Bagiratthi II, en 1995. En 1996 intentó el Everest, quedándose a 8.000 metros debido a la climatología adversa. En 2003 sumó en 20 días las cumbres de Gasherbrum I, Gasherbrum II y Broad Peak, en el Karakorum, convirtiéndose en la primera mujer en lograrlo. En 2004 coronó el Lhotse y realizó un nuevo intento fallido al K2.

Dos años más tarde hizo cumbre en el Dhaulagiri y, tras acceder con éxito al K2, se convirtió en la primera italiana en ascender esta cumbre. Al año siguiente subió al Everest si oxígeno suplementario y, en 2008, cororó el Manaslu, con el que sumó su undécimo ochomil. En 2009 intentó sumar uno más, en el Kangchenjunga, pero tuvo que abandonar por problemas de salud de Romano Benet.

Los Premios Príncipe de Asturias están destinados, según los Estatutos de la Fundación, a galardonar "la labor científica, técnica, cultural, social y humana realizada por personas, equipos de trabajo o instituciones en el ámbito internacional".

Dentro de este espíritu, el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes se concede, según el reglamento de los Premios, "a aquella persona o personas, o institución que, además de la ejemplaridad de su vida y obra, haya conseguido nuevas metas en la lucha del hombre por superarse a sí mismo, y contribuido con su esfuerzo, de manera extraordinaria, al perfeccionamiento, cultivo, promoción o difusión de los deportes".

El plazo de recepción de candidaturas para los Premios de los Deportes y Concordia, que se fallarán en el mes de septiembre, permanecerá abierto hasta el próximo 24 de julio, a las 14,00 horas. El jurado del Premio Príncipe de Asturias de los Deportes está presidido desde su primera edición, en 1987, por Juan Antonio Samaranch, presidente de Honor del Comité Olímpico Internacional. Desde su creación en 1981, los Premios Príncipe de Asturias han alcanzado un gran prestigio internacional. El solemne acto de entrega de todos ellos se celebra tradicionalmente en otoño en el Teatro Campoamor de Oviedo, capital del Principado de Asturias, bajo la presidencia de S.A.R. el Príncipe de Asturias y con la asistencia de las más destacadas personalidades de la vida social y cultural nacionales e internacionales.
Fuente EP

Entreno

CAO - Ules - Antenas - Fuente de los Pastores - Pico Paisano - CAO.
Ayer, Jesús y el que suscribre hicimos un buen entrenamiento, sino largo, sí con fundamento. Partimos del CAO y por la carretera salimos hacia Ules. Antes del cruce, una pista hormigonada sube a la derecha en franca pendiente hasta La Contriz. Antes de llegar a esta quintana, tomamos el camino que nos lleva a las antenas. A partir de aquí descendemos suavemente hasta el camino que baja a la fuente de los Pastores. En este punto, no nos queda más que remontar el fuerte desnivel que nos lleva al Paisano. Retornamos al CAO y vuelta a empezar. En la segunda vuelta, una vez en el Paisano, tomamos el Periurbano hacia Oviedo, tomando una pista forestal que desemboca en la carretera dque sube al Naranco, bajamos por ésta, S. Miguel de Lillo y al CAO.
16 Kmts, 850 de desnivel y casi dos horas.
Aquí descargas el Kml.

Perfil del entrenamiento:
Desde el Wikiloc:

Noticias

Loading...