30 mar. 2011

Contracturas musculares


Las contracturas musculares no sólo son un problema frecuente en personas físicamente activas, sino también, es propio de personas sedentarias o que realizan ejercicio de forma esporádica. La contractura muscular puede generar un molesto dolor que nos impide movernos con normalidad por algún tiempo, por ello, nada mejor que prevenirlas y a continuación te mostramos cómo.
La contractura muscular constituye una contracción persistente e involuntaria de un músculo debido a movimientos mal realizados o bien, a causa del esfuerzo de un músculo cuando este no está preparado para hacerlo. También puede producirse en personas sedentarias debido a posturas incorrectas por largo tiempo o a una escasa elasticidad y flexibilidad.
Conociendo sus principales causantes, podemos prevenir las contracturas musculares evitando la vida sedentaria que nos lleva a un bajo acondicionamiento muscular. Además, cuando hacemos actividad física es importante el progreso paulatino con la intensidad y las cargas, así como también con la duración de las sesiones, para no someter bruscamente a los músculos a un esfuerzo para el cual no están capacitados.
Trabajar la flexibilidad y ejercitarse regularmente es algo que también es de mucha ayuda, así como también realizar un buen calentamiento antes de comenzar una intensa sesión de entrenamiento.
Por supuesto, conocer la técnica correcta de ejecución de ejercicios y sus posturas, puede prevenir el desarrollo de contracturas musculares y sus molestas consecuencias que nos impedirán avanzar en la rutina.
No podemos dejar de nombrar a los deportistas ocasionales que durante 6 días de la semana permanecen inmóviles o con un mínimo de actividad física, y en un sólo día de fin de semana realizan 3 o más horas de ejercicio duro, pues ellos son grandes candidatos a sufrir contracturas si no tienen sus músculos adecuadamente acondicionados.

El ejercicio puede causar contracturas si somos impacientes al realizarlo y no respetamos la capacidad de nuestros músculos para lograr un esfuerzo o bien, si no está bien realizado, sin embargo mantenernos físicamente activos, flexibles y regulares en ello, evitará los molestos dolores que causan las contracturas musculares cuando se presentan.
Por eso, recuerda evitar el sedentarismo, reducir el estrés, no sobrecargar nuestro cuerpo ni someterlo bruscamente a una activdiad intensa, y además, no olvides que la flexibilidad y la elasticidad es primordial para mantenernos lejos de esta y otras lesiones comunes.
Visto acá

29 mar. 2011

¿Sexo de infarto?

Es una buena noticia: el deporte y el sexo, mejor cuanto más a menudo. El ejercicio regular y mantenido (incluso el más divertido) mejora el tono vital y blinda el corazón. Jugar un partidillo con los amigos sólo los sábados o mantener relaciones 'de Pascuas a Ramos' puede ser arriesgado, según una nueva investigación: eleva las posibilidades de infarto y de sufrir una muerte súbita.
Ésta es la conclusión a la que ha llegado un grupo de científicos estadounidenses tras llevar a cabo una investigación que, seguramente, cambie el 'plan de vida' de más de uno. De hecho, los hallazgos indican que existe una asociación entre estas actividades esporádicas y un mayor riesgo de sufrir un ataque cardiaco o, incluso, de morir súbitamente.
http://www.vitonica.com
 Issa Dahabreh, de la Universidad de Tufts, en Massachusetts (EEUU), y autora de la nueva investigación, da un respiro a la población masculina al reconocer que "lo más importante es que estas asociaciones parecen estar fuertemente modificadas por la actividad física. Las personas que realizan ejercicio de forma regular tienen un riesgo mucho menor que aquéllos con bajos niveles. Hay muchas probabilidades de que nuestros hallazgos sean malinterpretados: El ensayo no transmite que la gente deba dejar de hacer ejercicio o practicar sexo, sino que tienen que hacerlo de forma más rutinaria".
José Luis Zamorano, director del Instituto Cardiovascular del Hospital Universitario Clínico San Carlos de Madrid, destaca a ELMUNDO.es que "el mensaje está claro: Los hombres que mantienen relaciones sexuales una vez al mes, por ejemplo, o los que deciden jugar un partido de tenis los sábados sin hacer ejercicio el resto de la semana son los que más posibilidades tienen de padecer un ataque al corazón o morir de forma súbita".
Pese a esta realidad, este especialista hace un llamamiento a la moderación. "La incidencia de estos eventos en personas que no hacen deporte de forma regular o practican sexo muy de vez en cuando es, no obstante, baja. De hecho, los casos anuales que se registran en el estudio son de uno a tres por cada 10.000 varones".
De la misma opinión es José María Maroto, coordinador de la Unidad de Rehabilitación Cardiaca del Hospital Ramón y Cajal de Madrid. "Hay que valorar que se trata de una revisión de estudios y está realizada de forma retrospectiva. Es decir, lo que no se puede saber en este trabajo es si los hombres que sufrieron el ataque cardiaco tenían enfermedad coronaria sin diagnosticar".

Ejercicio regular

Tal y como publica el último número de la revista 'The Journal of the American Medical Association' (JAMA), la doctora Dahabreh y su equipo llevaron a cabo una revisión sistemática de los estudios publicados para examinar la asociación entre la actividad física y sexual esporádicas y los eventos cardiacos graves. Asimismo, examinaron si hacer ejercicio de manera regular revertía o no esta relación.
De los 6.648 estudios identificados en bases de datos médicas, los investigadores analizaron finalmente 14, en los que la media de edad fue de más de 60 años. Los datos revelan que, en general, existe una asociación entre el ejercicio eventual y un ataque al corazón (3,5 veces más de riesgo). Además, se ha observado un aumento de las posibilidades de sufrir muerte súbita cuando el deporte se practica de manera esporádica.
Asimismo, los varones con una vida sexual ocasional tienen 2,7 veces más riesgo de padecer un infarto que los más 'regulares'. Para consuelo de los más deportistas, el ensayo revela que "aquéllos con mayores niveles de actividad tienen mucho menor riesgo de sufrir del corazón. De hecho, las posibilidades de infarto provocado por el ejercicio se redujeron en aproximadamente un 45% y la muerte súbita en un 30%".

Sexo fuera de la pareja

En sus conclusiones, los autores reconocen que "se necesitan más estudios para confirmar estos resultados". Creen, además, que es importante que se controlen "otros factores de riesgo durante la actividad física o sexual esporádicas, como la exposición de los varones al tabaco, la cafeína, el estrés emocional o el uso de drogas".

Tanto el doctor Maroto como el doctor Zamorano insisten en que lo que está demostrado es que el riesgo de infarto o de muerte súbita en las personas que mantienen pocas relaciones sexuales suele producirse, sobre todo, en aquéllos que lo hacen fuera de la pareja habitual. "Un 90% de las muertes súbitas durante el acto sexual se da en varones que no estaban con su pareja. El estrés de la situación, no querer quedar mal... pueden estar detrás de este sobreesfuerzo", aclara el doctor Maroto.
Ambos insisten, además, en la importancia de "andar 40 minutos al día para proteger el corazón de cualquier evento cardiaco. Pero, sobre todo, las personas tienen que saber cuál es en realidad su riesgo cardiaco".
Visto aquí

28 mar. 2011

Felechosa a Vegarada

Nuevas rutas, mejores sensaciones.
Con Toño y Santiago, en Felechosa, dispuestos a corretear por las Foces del Pino y llegar a Vegarada.
Salimos del pueblo con el cielo gris y amenazante por una senda en buen estado. Tras pasar el molín de Peón, giramos a la izquierda por un camino ancho que empieza a subir. No hace frío pero la humedad por la cercanía del río se hace sentir. Enseguida llegamos a una portilla que nos indica el inicio de las Foces del río Pino, garganta tallada en caliza de singular belleza. El río atrona a nuestra derecha mientras nosotros avanzamos por un piso empedrado.
Llegamos a una bifurcación. El camino de la derecha nos lleva a Peña Redonda y el de la izquierda a la majada de La Cabritera. Tomamos este último y por una senda en zig-zag, cómoda, siempre marcada con las señales del PR, al cabo de 25 minutos vemos el grupo de cabañas que forman la majada.
Tras un pequeño refrigerio y ya orbayando, continuamos la traza del Pr hasta el cruce de la pista a Vegarada. Un grupo de venados cruza ante nosotros y desaparece en el bosque. La pista hasta el puerto  está muy bien mantenida, y aún con restos de nieve llegamos hasta el mesón, cerrado y en obras. Exceptuando una pareja de montñeros al comienzo de la pista, no se ve un alma. Claramente el día no aconpaña. Agua frío y aire nos reciben en lo más alto del puerto. A lo lejos, entre niebla y oscurida vemos las pistas de Riopinos, en San Isidro.
Damos la vuelta y tomamos, a unos 2500 metros del puerto una pista que sale a nuestra derecha, para volver a encontrarnos con las sempiternas marcas blancas y amarillas, y volver a Felechosa.
Fueron 30,00 kilómetros, 1.900 metros de desnivel de subida y 4:30 horas.
La ruta:

25 mar. 2011

Gran Trail Peñalara

Tras el éxito del año pasado en su primera edición, queda claro que el Gran Trail Peñalara ha venido para quedarse. 110Km, más de 5000m de desnivel positivo. Este año se aumenta a 750 el número de participantes admitidos, y se crea la 1ª edición del Trail Peñalara, versión corta con “solo” 70km de recorrido. La prueba tendrá lugar los días 25 y 26 de junio y es organizada por la RSEA Peñalara
El itinerario
La modalidad Gran Trail (110 kilómetros) pasará por la cumbre de la Maliciosa, por la Pedriza, puerto de la Morcuera, localidad de Rascafría, puerto del Reventón, cumbre de Peñalara, La Granja, puerto de la Fuenfría, puerto de Navacerrada y Guarramillas para terminar en Navacerrada, y se calcula que el primer corredor termine en unas trece horas, aunque el tope para acabar se ha puesto en treinta horas, a fin de que puedan ser muchos quienes superen esta difícil prueba que es un auténtico reto personal de resistencia. La modalidad Trail (70 kilómetros) termina en La Granja de San Ildefonso (Segovia).
Ambos recorridos son puntuables para poder participar en el Gran Trail del Mont Blanc (Francia) otorgándose 3 puntos al Gran Trail y dos al Trail.
Organización
La carrera, organizada por la veterana Real Sociedad Española de Alpinismo Peñalara, tuvo en la pasada edición tal éxito de participación que hubo de ser ampliado el cupo hasta 550 corredores, razón por la que este año se ha decidido admitir a 750, a pesar de la compleja organización que ello exige.
Colaborarán, como en la edición anterior, más de 200 voluntarios, gracias a los cuales los corredores estarán atendidos en los puntos de avituallamiento y en todo el transcurso de la carrera, incluida la ayuda sanitaria, si fuera precisa.
Se trata del evento deportivo de carreras por montaña más importante que se ha realizado hasta la fecha en la sierra de Guadarrama, en el que no han escatimado su colaboración los ayuntamientos de Navacerrada, de Rascafría y de la Granja, así como las autoridades deportivas de las Comunidades Autónomas de Madrid y de Castilla y León.
 Avituallamientos
A pesar de que esta carrera se plantea como de semi autosuficiencia, se establecerán ocho puntos para ayudar a los corredores a reponer fuerzas, en los que se distribuirán 12.000 litros de líquido, 500 kilos de fruta y 600 kilos de alimento sólido.
Atención sanitaria
En la meta habrá puestos de masajistas y atención médica, y en los puntos de avituallamiento personal sanitario atenderá las eventuales demandas de los corredores.
FICHA TECNICA

  • Fecha: 25 y 26 de Junio 2011

  • Lugar de Salida: Campo de Futbol Navacerrada (Madrid)

  • Hora de Salida: 6:30 horas del día 25 de Junio

  • Distancia GTP.- 110 km aprox.

  • Distancia TP.- 78 km aprox.

  • Desnivel GTP.- +5.010 metros/-5.010 metros

  • Desnivel TP.- +3.800 metros/-3.800 metros

  • Tiempo máximo GTP.- 30 horas

  • Tiempo máximo TP.- 20 horas

  • Record Masculino GTP.- 13h 27min Federico Galera

  • Record Femenino GTP.- 20h 00 min Ma. Luisa García

  • Tiempo estimado 1er. Corredor.- 13 horas

  • Controles Obligatorios:
  • Navacerrada (salida)

  • Cima de la Maliciosa

  • Canto Cochino

  • Collado de la Dehesilla

  • Hoya de San Blas

  • Puerto de la Morcuera

  • Rascafría

  • Puerto del Reventón

  • Cima de Peñalara

  • La Granja (Meta opcional)

  • Casa de la Pesca

  • Puerto de la Fuenfría

  • Puerto de Navacerrada

  • La Barranca

  • Navacerrada (meta)

  • La Organización establecerá cuantos controles sorpresa estime oportunos a lo largo del recorrido.
    Inscripciones, descargas de mapas, tracks, etc: www.grantrail.es

    24 mar. 2011

    Ueli Steck

    Ueli Steck es carpintero de formación y uno de los escaladores extremos más rápidos del planeta. Con solo 17 años logró la calificación de dificultad 9 en la Unión internacional de asociaciones de alpinismo (UIAA). Conocido como 'La maquina Suiza' ha escalado en solitario, numerosos picos por todo el planeta.


    Entre sus logros más espectaculares esta el de subir las Grandes Jorasses en 02:21 horas y el Monte Cervino (4478m) en solamente 1:56 horas.


    También subió la cara norte del Eiger (3970m) en el vertiginoso tiempo de 2 horas y 47 minutos, un tiempo increíble si pensamos que la primera vez que se coronó esta montaña por este lado fue en 1938 por una cordada que tardó en subir tres días.
    Ueli Steck con su peculiar estilo de escalada causa tanta admiración como asombro en el planeta alpino. Su combinación de audacia, velocidad, exigencia personal y compromiso alpinístico le han convertido, por derecho propio, en un referente.
    Visto en Meridianos

    23 mar. 2011

    Aurélien Drucroz

    El pico Bec de Rosses. 3.223 metros de altitud. Nieve fresca caída la pasada noche. Cero grados. Domingo con cielo abierto en Verbier, en el Valais suizo. Con estas condiciones, cuatro competidores parecían disfrutar menos que el resto. La mirada fija en sus tablas recreando en su mente la trayectoria elegida, aspirando el escaso oxígeno que la alta montaña concede para recuperarse de la hora marcha, con el equipo a cuestas, hasta alcanzar la cima. Estos cinco se jugaban, en este imponente escenario, el título de la Copa del Mundo de esquí extremo.
    Ganó quién más riesgos afrontó, el más vertical. Aurélien Drucroz, 28 años, francés de Chamonix, dejó con la boca abierta a los 7.000 espectadores reunidos para el decisivo momento al incluir en su ruta dos ‘cortados’ de unos 15 metros de los que escapó ileso y con el título mundial que ya conquistó en 2009. “Me sorprendió mucho que nadie eligiera mi línea, así que pensé: ‘Gracias, chicos. Me habéis hecho un bonito regalo’”.

    Ducroz se impuso al austriaco Stefan Hausl, líder hasta la última prueba y gran derrotado en Bec de Rosses al concluir undécimo; al francés Jérémy Prevost, segundo el domingo tras Ducroz y tercero en la clasificación general definitiva, y al suizo Samuel Anthamatten, segundo. En la categoría de snowboard, los austriacos Mitch Toelderer y Flo Orley encabezaron un podio completado con la estrella francesa Xavier de Le Rue. En la categoría femenina se impuso la sueca Janette Hargin por delante de la ‘novata’ Angel Collinson, de EEUU, y de Janina Kuzma, de Nueva Zelanda.
    A partir de ahora, Ducroz aparcará sus esquís para dedicarse a su nuevo ‘juguete’, un bote de 6,5 metros con el que cruzará el Atlántico en una competición con salida en La Rochelle, en Francia, y llegada en Salvador de Bahía, en Brasil. “Después de ganar la Copa del Mundo de esquí extremo en 2009, reuní un poco de dinero y compré un barco. Era muy viejo, pero con el caso de carbono”, explica Ducroz. “Mis patrocinadores me apoyaron y tuve que aprender muy rápido durante seis meses en Bretaña. Nunca había pasado la noche solo en un barco y tenía casi ningún conocimiento técnico. Mi objetivo era clasificarme para la regata transatlántica del próximo 25 de diciembre, y aunque tuve problemas electrónicos y rompí el mástil, lo conseguí”.
    De la alta montaña al mar, de la libertad de movimientos sobre los esquís al confinamiento en un pequeño habitáculo. “La cabina debe de tener como dos metros”, señala. “No tienes radio ni ordenador. Es como antiguamente. Sólo tienes un GPS para las coordenadas y trasladar los números al mapa. No tiene ningún tipo de motor, así que atracar en puerto, por ejemplo, puede ser una pesadilla. Vieja escuela”.
    Tras superar un año más un reto consistente en lanzarse por una ‘pared’ de rocas y nieve con un desnivel de 600 metros, cosa de pocos minutos, en el siguiente deberá recorrer 4.500 millas náuticas a través de los peligros imprevisibles del océano. “Ya, pero lo que peor llevo”, concluye Ducroz, “es no poder hablar con nadie. A partir de los dos días, empiezo a volverme completamente loco”.
    Visto aqui

    22 mar. 2011

    Un estracto...

     Así acaba la crónica de Castañón sobre la Media de la Senda del Oso en La Nueva España:

    [...] Vanessa, médica de profesión, tuvo unas palabras de ánimo, dedicándole el triunfo, para un paciente que comparte con ella la afición de correr. Se refería a Ramón Quesada, un popular atleta vinculado al Centro Asturiano cuya ausencia todos confían en que sea una falsa apariencia y pronto salga del hospital.
    Gracias Vanesa y Gracias Castañón
    Crónica de la media Maratón de la Senda del Oso

    21 mar. 2011

    100 Kilómetros

    Por primera vez esta temporada paso de los 100 kilómetros a la semana, concretamente 102. El sábado hicimos una tirada larga de aproximadamente 40 kilómetros por los alrededores del Naranco,dándonos caña los últimos 10,00 Kmts. Digo que aproximadamente porque me quedé sin batería en el gps, y no puedo saber exactamente la distancia.
    Casi en el kilómetro 35,00 hicimos una variante bastante cañera en las inmediaciones del Cerro Capellán. Esta semana intentaré acercarme de nuevo por allí y medir esta alternativa.
    No tengo plano del entrenamiento por lo dicho anteriormente, pero a cambio, os pongo este video:

    17 mar. 2011


    Edurne Pasaban presentó ayer su libro 'Catorce veces ocho mil' en el que, en colaboración con Josep Maria Pinto, explica lo que ha supuesto subir los 14 ochomiles, sus miedos, sus amores, y el coste personal que ha supuesto su hazaña en el Himalaya. "El coste personal ha sido muy grande, pero echando la vista atrás, ha merecido la pena", dijo Edurne, que resaltó que con este libro quiere que vean "a una alpinista, pero sobre todo, a una persona".
    La guipuzcoana habló también de uno de los, por desgracia, temas de actualidad en el deporte español: el dopaje. Ella misma fue la que sacó el tema cuando le preguntaron sobre si el oxígeno es una ayuda o si hay algún tipo de pastillas para ayudar a la subida de las cumbres más altas. "Pregúntame directamente si hay dopaje en el alpinismo", dijo Edurne, para sentenciar que "no hay dopaje en el alpinismo. Yo no he visto a nadie tomándose una pastilla y de los otros deportes no voy a opinar porque no tengo información. Yo apuesto por un deporte limpio y por eso hay que investigar bien para saber la verdad".
    Acto seguido, explicó las razones por las que el mundo del alpinismo no necesita el dopaje que no son otras que puramente médicas. "En la montaña generamos de forma natural los glóbulos rojos, que es lo que busca el dopaje, luego no nos hace falta y si nos dopásemos, moriríamos congelados porque la cantidad de glóbulos rojos hace que la sangre se espese y eso afecta a las extremidades, por eso hay congelaciones en dedos, pies, nariz y orejas. Si alguien se toma algo para tener más glóbulos rojos, correría serio peligro de morir congelado".
    Pasaban también habló de la coreana Miss Oh, que aseguraba ser la primera mujer en haber coronado los catorce ochomiles. "No existe ningún organismo que demuestre quién fue la primera", dijo, para recordar que "se quedó a diez metros de desnivel de la cima, no a diez metros".
    El próximo proyecto de la vasca es ascender el Everest sin oxígeno y así conquistar los ochomiles sin ayuda extra. Edurne acabó hablando del miedo a la muerte para afirmar que "existe, pero nadie habla de eso. Lo que queremos es volver a casa"
    Manel Bruña
    Mundo Deportivo

    16 mar. 2011

    Entrevista en Desnivel a Salva Calvo

    El intrépido leonés ha terminado segundo en el último maratón del Lago Baikal, prueba que ningún español había completado antes. Ahora su siguiente objetivo es correr una carrera de 600 kilómetros en Australia. Hablamos con él para que nos cuente su experiencia en el hielo.
    Didier S. Montes Kienle

    Namibia, China, Brasil, Rusia… así podríamos seguir durante un buen rato para enumerar todos los sitios en los que ha competido Salva Calvo. Recién llegado de Siberia, donde estuvo esquiando, hablamos con él para que nos cuente cómo fue su primera experiencia corriendo sobre un lago helado, de cuáles son sus próximos objetivos, entre los que se encuentran Australia, Rusia y Mongolia y de su filosofía de vida, como persona y como corredor.


    ¿Cómo fue tu experiencia en el Maratón del lago Baikal?
    Pues lo que más recuerdo es que hacía mucho frío; aunque ya contábamos con ello, me dio mucha impresión lo bajas que eran las temperaturas. Fuimos unos días antes, para ir aclimatándonos a las condiciones y lo primero que nos preguntamos fue que cómo se podía correr por una zona tan inhóspita. Correr en si no era tan difícil, pero sí muy duro.
    Has corrido en la jungla, en parajes africanos, en China… ¿Qué diferencia a esta prueba de las que has corrido antes?
    El frío extremo que hay. No sabes qué ropa ponerte, si vas a aguantar el frío, si vas a tener problemas por llevar pocas capas, si se te van a congelar los pies... A pesar de entrenar con frío en León, no es comparable con lo que te encuentras allí.
    ¿Te entrenas igual para todas las carreras?
    No. Este era una carrera corta, por lo que no había metido tanta carga de kilómetros. Llevaba un tiempo dedicado a otras actividades, como el esquí. Los entrenamientos no habían sido ni largos ni intensos. De hecho, creo que llegué un poco justo de entrenamiento. Iba con pretensiones de bajar el tiempo que había, pero dadas las condiciones, eso era imposible.
    ¿Sigues algún criterio a la hora de elegir las carreras en las que participas?
    Ahora mismo no. Sólo busco que me atraiga, que me llame la atención. Ahora mucha gente me llama o me manda correos para informarme de nuevas pruebas. Voy mirando y si alguna tiene algo que me llama la atención, me lo planteo.
    Lo que busco son carreras duras, extremas, exóticas, que tengan un componente importante de reto y que suponga alguna dificultad geográfica o meteorológica que me llame la atención.
    De todas las carreras que has disputado, ¿te quedas con alguna en particular?
    La verdad es que casi todas tienen encanto, algo que llama la atención. Alguna siempre te viene a al cabeza primero, como la de Vietnam, Namibia, China… Tienen un punto más que el resto, pero no tengo ningún mal recuerdo de ninguna.

    En estas carreras, ¿vas buscando resultados o experiencias?
    Experiencias. Los resultados son secundarios, porque el objetivo es acabarlas y saber que lo has dado todo durante la prueba. Acabar una prueba así, que cada vez las ponen más duras y más largas, tiene un mérito increíble. El resultado lo ve más la gente de fuera que los que corremos. Muy pocas veces se piensa en los resultados. Lo importante es acabar pensando que has dado el máximo, aunque siempre piensas que podías haberlo hecho un poco mejor.
    ¿Cuál es tu objetivo para el Chimes-Dolpo del Annapurna?
    Acabar. Casi no he mirado nada de esta prueba, porque es a final de temporada. El mes que viene me voy a Australia y es lo que tengo en la cabeza. De la prueba del Annapurna sé que es larga, dura y con la altitud. Hace unos meses estuve entrenando en Perú, en collados a más de 5.000 metros y sentía que, al intentar correr, los pulmones me estallaban. Iré 10 días antes para aclimatar.
    ¿Qué mas carreras tienes pensado correr esta temporada?
    En abril me voy a Australia, a The Track, de 600 kilómetros. Después me parece que voy a Andorra, a la Vallnord. Luego quería hacer una en Rusia, en el Monte Elbrus, pero no sé si se podrá celebrar, por problemas políticos.
    La gente que ha hecho la Baikal va a organizar una carrera de 300 kilómetros entre Mongolia y el lago Baikal. Estoy pendiente de esta carrera. Por último, voy al Annapurna
    Competir en lugares tan lejanos no será fácil económicamente hablando ¿Tienes muchas ayudas para competir?
    Los apoyos de material son importantes, como los de Salomon, Power Bar, Adidas y el Grupo Fisioclínicas que me mantienen a tono. A nivel de ayudas económicas, éstas llegan con cuentagotas; no me da ni para el avión, pero esto no se hace por dinero.
    Lees muchos libros de filosofía y psicología ¿ayuda a que las piernas vayan mejor?
    Sí, sobre todo a nivel mental, porque en estas pruebas el 75% es mental. Es la cabeza la que empieza, tras tantas horas corriendo, a dar vueltas a todo; la que te hace dudar de qué haces en ese sitio.
    También me ayuda a mantener los problemas cotidianos más alejados de mi mente. Estos problemas los veo de una manera diferente que el resto de la gente.
    También has llegado a asegurar que cuanto más sufres, más disfrutas…
    Haces del sufrimiento un modo de vida. En las competiciones sufres desde que sales hasta el final. En los entrenos también buscas un poco el sufrimiento: en una bajada, en subidas, arriesgas en un tramo… Algo que cuando llegues a casa pienses que has hecho un esfuerzo por mejorar. Algo con lo que sufra casi todos los días para sentirme satisfecho.
     Desnivel

    15 mar. 2011

    Cita con la cumbre

    El estremecedor relato de la tragedia que vivió el alpinista vasco Juanjo San Sebastián en el K2 en 1994, titulado Cita con la cumbre, cuenta ya con una nueva edición. En este libro, Juanjo San Sebastián, sin duda uno de los alpinistas más carismáticos de nuestro país, narra la tragedia de su ascensión al K2 en 1994, donde perdió a su compañero y amigo Atxo Apellániz durante el descenso, tras haber coronado juntos el segundo ochomil por altura del planeta. Una narración especial, que se ha convertido en uno de los relatos más significativos de nuestra literatura de montaña.
    Comparable por su intensidad y dramatismo a Everest 1996 de Anatoli Bukreev o Tocando el vacío de Joe Simpson, Juanjo expone con gran fuerza narrativa la obsesión por una montaña, el K2, las expediciones que se sucedieron para alcanzarla, la cima, y sobre todo aquel trágico descenso. El vivac por encima de los 8.000 metros, la avalancha que lo separó de su compañero, sus graves congelaciones, el dolor y la muerte por agotamiento de su compañero Atxo Apellániz... Todo ello con una gran capacidad para enganchar al lector desde el principio.
    uanjo San Sebastián (Bilbao,1955) es uno de los personajes más sólidos, versátiles y carismáticos del montañismo español. Autor de varios libros, entre los cuales destaca Cuando la luna cambie (Desnivel, 2000), ha convertido en palabras valientes sensaciones y pensamientos compartidos por muchos montañeros. 
    Será el lunes 21 de marzo a las 19 horas.
    Más info

    14 mar. 2011

    Fotos aéreas

    Me pregunto cómo hacen otros corredores para diseñar sus rutas de entrenamiento. Suponiendo que a todo el mundo le pase como a mi, que necesito cambiar los itinerarios largos para que no se me fusione el cerebro, necesitamos una variedad suficiente de rutas para ir cambiando semana a semana. En los entrenos cortos, de hasta 20,00 kmts no es muy necesario, incluso creo que es correcto hacer regularmente los mismos recorridos para comparar ritmos, tiempos, etc.
    Hasta ahora, las tiradas largas seguían caminos ya conocidos por el "boca a boca", trillados por otros aficionados a los que en un tiempo seguíamos. Recorridos en los que conocíamos la distancia y el tiempo aproximado que íbamos a emplear. Pero ahora, ante la necesidad de aumentar tanto la distancia como consiguientemente el tiempo, me veo en la necesidad de pensar en nuevos caminos, carreteras y pistas. Tengo que empezar a memorizar dónde estan esos cabronazos de perros sueltos que saltan a la carretera en pos de cualquier cosa que se mueva. Las fuentes para compensar los sudores son importantes en estos entrenamientos largos,así nos evitamos cargar con agua.
    Pues en estas circunstancias recurro a las fotos aéreas, no al maps que tiene poca resolución, sino a ortofotos a escala 1:5000 en la que se ven casi hasta esos perros psicópatas. Con éstas trazo un pequeño croquis mental del trayecto, que compruebo posteriormente, si tengo tiempo, con el coche. Bien, con ese proyecto en mente y con la ayuda de las ortofotos y cartografía, intento sustituir todo el asfalto posible por caminos de tierra, o por lo menos por carreteras poco transitadas. Ese sábado hago el entrenamiento fijándome en posibles alternativas y preguntando a vecinos de los pueblos por opciones diferentes para llegar a mi detino.
    Este sábado tomé una dirección parecida a la semana pasada, pero con alguna modificación que intentaré dejar clara la próxima semana.


    Tiempo: 03:56:57
    Distancia: 36,01 km
    Altura ganada: 1.374 m
    Calorías: 1.627 C

    10 mar. 2011

    9 mar. 2011

    El Gobierno Vasco aprueba la ley que permitirá cobrar por los rescates

    El Gobierno Vasco sólo cobrará los rescates en montaña a aquellas personas que realicen recorridos de alto riesgo o salgan al monte en condiciones meteorológicas adversas, como nieve, niebla, viento o temperaturas extremas. El precio del rescate en estos casos variará según los medios humanos y materiales empleados: la hora de helicóptero costará 2.244 euros y la hora de un profesional 37 euros. Así lo aprobó ayer el Consejo de Gobierno, que remitirá ahora la Ley de Tasas y Precios Públicos, al Parlamento Vasco para su tramitación.
    Simulacro de rescate en Ulia. [ARIZMENDI]
    No habrá excepciones, en cambio, para las personas que practiquen 43 deportes o actividades al aire libre consideradas «peligrosas». La lista es muy larga y se incluyen modalidades como submarinismo, windsurf, surf, rafting, piragüismo, remo, navegación con embarcaciones, descenso de cañones, puenting, escalada, quads, ciclismo de montaña sin casco protector, esquí y snowboard de montaña, y travesía de natación.
    Otras actividades incluidas en la lista son flysurf, esquí acuático, wakeboard, wakesurf, skurfer, motos de agua, bodyboard, kite buggy, goming, hydrospeed, espeleología, motocross, vehículos a motor en montaña, raid hípico, marchas y turismo ecuestre, motos de nieve, paraski, snowbike, mushing, skibike, aerostación, paracaidismo, salto base, vuelo de ultraligeros, vuelo en aparatos con motor y sin motor, parapente, ala delta y parasailing. En estos casos, se aconseja que los aficionados a estos deportes se federen o contraten un seguro que cubra los gastos en caso de rescate.
    El cobro del rescate tiene un «fin disuasorio frente a imprudencias en la práctica de actividades recreativas y deportivas que entrañen peligrosidad». El Gobierno del PSE sostiene que su implantación fomentará «el aseguramiento y cobertura de este tipo de actividades».
    Esta nueva tasa va dirigida a costear la movilización de recursos humanos y materiales para encontrar y, en su caso, rescatar a personas que practican actividades de riesgo o peligrosas. Estas actividades vienen definidas en la lista citada con anterioridad, pero otras no incluidas como el senderismo o montañismo pueden dar lugar al hecho imponible en función de las circunstancias.
    Avisos meteorológicos
    Estas circunstancias se darían, por ejemplo, en el caso de personas que hacen recorridos de montaña de reconocida dificultad o cuando hay avisos de fenómenos meteorológicos adversos. «Cuando el rescate tiene lugar en situación de avisos a la población de alerta naranja o roja por fenómenos meteorológicos adversos para la realización de actividades que pueden conllevar un incremento de riesgo», señala el proyecto de ley. La tasa se aplicará también cuando un ciudadano practique deporte o actividades al aire libre en «zonas señaladas como peligrosas o en aquellas de acceso restringido o prohibido» o «cuando la persona solicita el servicio sin que existan motivos objetivamente justificados, así como en caso de simulación de existencia de riesgo o peligro».
    El precio que una persona deberá pagar por su rescate variará en función del número de medios humanos y materiales utilizados y el tiempo de uso. El precio por hora de helicóptero o barco asciende a 2.244 euros. Más económico es la hora de profesional movilizado (37,74 euros) o un vehículo a motor (76,5 euros). La tasa no se cobrará en caso de situaciones de catástrofe o calamidad pública, así como por razones de interés general y no en beneficio de particulares o de bienes determinados. Tampoco a personas con deficiencias psíquicas, menores de 16 años de edad y a quienes fallezcan antes o durante el rescate.
    DiarioVasco

    8 mar. 2011

    Record de descenso

    Stefan Ager se disponía a hacer la bajada de su vida, subido en lo alto de una cima en un día espectacular, cuando al calzarse los esquís perdió el equilibrio y cayó por la pared. Por fortuna había nieve abundante que pudo amortiguar la caída, pero el susto no se lo quitó nadie. Lo grabó todo con una cámara en el casco.
    Guantes, esquís, mucha nieve, un día espectacular y tu mejor par de esquís para lanzarte pared abajo tras una buena nevada. Sin duda es el momento ideal, y si encimas encuentras una buena cima donde comenzar el itinerario, lo que no puede faltar es grabártelo todo para enseñárselo a todos tus amigos.
    Es lo que esperaba el austriaco Stefan Ager hace unos días cuando estaba en el glaciar de Stubai, pero justo en el momento de calzarse los esquís, perdió el equilibrio y cayó ladera abajo. Los 15 segundos de caída vertical, incluyendo el paso de una roca, fueron captadas por la cámara que llevaba en el casco. Cuando finalmente cae, deja escapar un ligero suspiro de alivio, mientras mira hacia arriba la ruta por la que acaba de caer.
    Stefan Ager se ha convertido en toda una estrella mediática en Internet, y su video ha dado la vuelta a medio mundo con millones de visualizaciones.  
    Fuente: Nevasport
    Caída grabada en primera persona from Nevasport.com on Vimeo.
     

    7 mar. 2011

    Alquimia


    Una de mis costumbres más arraigadas, ya desde la tierna adolescencia  es escuchar la radio, sobre todo antes de dormirme. Podría pasar sin casi cualquier cosa, pero me supone un problema no escuchar la radio por la noche. Es algo que me relaja y sin lo cual me pongo muy nervioso, intranquilo y no soy capaz de conciliar el sueño.
    En circunstancias normales no hay problema ninguno ya que siempre tengo a mano algún receptor con el que disfrutar en cualquier momento. El problema surge cuando toca dormir lejos de casa, lejos de algún núcleo urbano, lejos de cualquier sitio, allí donde las ondas no llegan al receptor. Puedo llevar música en el Mp3, pero no es lo mismo. Refugios de montaña, albergues lejanos, vivacs en el monte... son mi "zona cero" nocturna.
    ¿A qué viene esto?. El sábado pasado corriendo con los cascos en las orejas, escuchaba "No es un día cualquiera". Todo perfecto, pero a medida que el camino se esconde en valles, en pequeñas gargantas, o simplemente que me alejo de algún núcleo importante, la señal se va perdiendo y escuchar el programa se vuelve. cuando menos, irritante.
    Hace unos pocos años se me abrió el cielo con los podscats.Tengo la costumbre de llevar grabados programas de radio en el ipod. Programas como La rosa de los vientos de Onda Cero, A hombros de Gigantes de Rne etc. programas atemporales, ligeros, entretenidos que me hacen las delicias durante horas.
    Así que paré de correr y puse un capítulo de La rosa de los vientos.  Uno de los apartados del programa hablaba de un tipo llamado Karl Malco  que durante la II Guerra Mundial intentaba fabricar oro para los nazis, en el campo de Dachau.

    Contaba un poco la historia de estos experimentos y la vida posterior del alquimista en cuestión. No es que la historia en sí fuese muy interesante pero me dió que pensar.
    Por asociación de ideas empecé a pensar en qué es un entrenamiento: Moldear o modelar un cuerpo más o menos grasiento, pesado y adocenado para convertirlo en una máquina engrasada capaz de hacer kilómetros y kilómetros sin lesionarse y lo que es más, disfrutando de las distancias, de las subidas y de las bajadas, de los charcos, el barro, el agua de la lluvia. Una mezcla precisa de volumen e intensidad, de series en pista y tiradas largas, aliñado con una correcta alimentación, un reparador descanso, una pizca de motivación, una nube de fuerza mental y constancia, servido al final con una salsa de ilusión y de pensamiento positivo, hace convertir, sin duda alguna, una piedra en oro puro. Es la alquimia del entrenamiento, la piedra filosofal que transmuta una piltrafilla en un tipo sano y alegre.
    Y es que tanto tiempo corriendo da tiempo para pensar en muchas cosas.
    35 kilómetros da para pensar en eso y más cosas.  Voy subiendo el volumen, y lo que al principio pensé poco menos que imposible, ahora lo hago con cierta facilidad. Además de la distancia el desnivel de 1300 metros de subida le daba cierta gracia a la fórmula.
    Salí del CAO y tomé la dirección de S. Miguel de Lillo y bajé hasta el Camino de Santiago, Lloriana, Puente Gallegos, El Escamplero, Valsera y vuelta hasta Puente Gallegos, Periurbano, Brañes, por el Camino Real hasta el Violeo, Boquerón de Brañes, La Peña, Contriz, Pico Paisano, y por la carretera de nuevo al Cao.

    3:59 horas (3:51 en movimiento real)
    1341 altura ganada
    35.100 kilómetros
    1.700 calorias

    Ah !! Si te quedaste algo intrigado con el amigo Karl Malco y su historia, puedes leer algo del tema aquí o acá

    4 mar. 2011

    Marathon du Medoc


    Seguramente la más divertida Maratón del Mundo.
    A pocos kilómetros de Burdeos en Pauillac se celebra cada año el Maratón del Medoc. Durante un tiempo más que sobrado de 7h30, se puede disfrutar a lo largo de la carrera, entre viñedos y castillos de unos avituallamientos curiosos: 22 puestos de agua, el 23 de catas de vinos en los castillos, 55 orquestas, delicatessen varias como jamón de Bayona, ostras, carne asada, queso, frutas, hielo cremas, "grenierMédocain" ...Los organizadores cerrarán la línea de meta a las 4: 00 pm . No existe un ranking, ni premios después de este tiempo. El 3450 los voluntarios en la carrera dan efusivamente las gracias por su comprensión.
    La gente va disfrazada con el único propósito de pasarselo bien.
     Página de la carrera

    3 mar. 2011

    Un deporte al alcance de todos



    «No es tan duro como parece», afirma Carlos Meana, corredor del GMEA-Trail«Cuando empiezas a disputar carreras por montaña parece imposible que se pueda correr por esos terrenos», sentenció Carlos Meana, integrante del GMEA-Trail, en una charla ofrecida en el Club de LA NUEVA ESPAÑA sobre este deporte que consiste en correr por montes y montañas y llegar primero a la meta, ni más ni menos. Algunos lo llaman montañismo extremo, tanto Carlos Meana como su compañero de equipo Miguel Camacho, que compartió mesa con él durante la charla, prefieren huir de ese término: «Da la sensación de que es más duro de lo que es en realidad. Con entrenamiento está al alcance de todo el mundo. Nosotros ya casi no caminamos durante las carreras», explica Meana.
    El GMEA-Trail, sección de carreras de montaña del Grupo de Montaña Ensidesa, está inmerso en su segunda temporada, por lo que a sus catorce integrantes aún les queda margen de progresión. «Se sufre, pero es más fácil de lo que parece. Se comienza con carreras de 24 kilómentros, por ejemplo, después te planteas hacerlas de 100, 200 o 300 kilómetros y dices, pues 24 no son nada», afirma el corredor de montaña.
    Meana explicó que el principal objetivo del equipo avilesino no son los resultados, es disfrutar del deporte y la naturaleza; de hecho fue más allá: «A todos los que estamos en el equipo nos gusta el deporte, pero lo de correr como salvajes por la naturaleza es otra sensación diferente», bromeó el montañero con sus compañeros presentes en la conferencia. Por eso quiere animar a la gente a practicar este deporte: «Las carreras son muy divertidas y ese puntito de sufrimiento te hace sentir libre».
    Lo dice alguien, Carlos Meana, que ha participado en la Transalpina, una carrera por los Alpes de unos 300 kilómetros por etapas: «Veía a hombres de 60 años por delante de mí y pensaba en todos los años que me quedaban por delante para practicar este deporte», recuerda. El corredor de montaña no pudo acabar la carrera alpina, una espina que espera sacarse pronto: «Me lesioné. Tenía una fisura en el femur, pero me tuvieron que parar los médicos».
    LNE
    Marta BERNARDO

    2 mar. 2011

    II Festival Internacional de Montaña y Aventura Picos de Europa

    Un cartel de primera desde la inauguración mañana 2 de marzo hasta la clausura el próximo sábado 5 de marzo. Toda la ciudad de León estará volcada con el II Festival de Montaña y Aventura Picos de Europa y es que, ya en la rueda de prensa del día 24 de febrero, la capital pudo sentir cómo acoge León al Festival y a su anfitrión, Jesús Calleja.
    Calleja
     Este año, de la mano de Jesús Calleja, que recibirá la Medalla de Oro de la Ciudad de León el próximo día 3, se dejará llevar por un programa cargado de invitados de la talla de Simone Moro, Krzysztof Wielicki, Edurne Pasabán y Leo Houlding. Y proyecciones premiadas a nivel internacional como la seleccióndel Banff Mountain Film Festival, el estreno en España de The WIldest Dream: The Conquest of Everest, las imágenes de las últimas hazañas de Simone Moro (Gasherbrum II Winter Expedition) y Edurne Pasabán, y otros peliculones como Nanga Parbat o el documental Women in the mountains.
    También contará de nuevo el Festival con Emilio Valdés y su taller de grabación extrema, algo que no podía faltar después del éxito de la pasado edición. Y además este año se amplía el número de clases y se realiza el primer el taller de grabación en pared, dirigido a todos aquellos fanáticos de la grabación de montaña y escalada.
    Simone Moro
    La capital leonesa pone además a disposición del público del Festival dos de sus mejores escenarios: el Auditorio y el Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León (MUSAC). Dos espacios de lujo en un contexto único: el que representa el corazón de la cordillera leonesa. Además, entre estos dos edificios emblemáticos, se instalará un rocódromo para uso y disfrute de grandes y pequeños.
    El viernes 25 de febrero se pusieron a la venta las entradas a un coste de 5 euros por jornada. Para adquirirlas puede hacerse en la taquilla del auditorio de León o a través de su página web: www.auditoriociudaddeleon.net El Festival Internacional de Montaña y Aventura Picos de Europa está patrocinado por la Junta de Castilla y León a través de la Consejería de Turismo, y por el Ayuntamiento de León, y cuenta con la colaboración de Nubra Educación y Aventura, el Parador San Marcos de León, la Asociación de Turismo Rural Picos de Europa León, el Diario de León y Radio Televisión de Castilla y León, además de otros colaboradores privados.
    Gentedigital

    1 mar. 2011

    El deporte (aunque sea extremo) es salud

    De todas las cosas que se cuentan de los ciclistas profesionales, que no son pocas en estos tiempos nuestros de cada día, y tampoco muy hermosas, hay al menos una de la que se pueden sentir orgullosos realmente, la constatación de que, en efecto, el suyo es un oficio del pasado, un deporte antiguo, lento y moroso de desarrollo, anacrónico en esta época ciberglobalizada.
    Tan antiguo, tan antiguo que, según numerosos estudios sobre los efectos de la actividad física sobre el envejecimiento y la salud, es la vida de ciclista (y también la de maratoniano y la del esquiador de fondo, o cualquier deportista de resistencia) la que más se asemeja a la del ser humano del paleolítico, o sea, al modo de vida que nuestro organismo sigue considerado el ideal.
    El ejercicio de resistencia extenuante aumenta la esperanza de vida: lo llevamos en los genes.
    Durante siglos, la creencia popular ha sido que el deporte de competición era malo para la salud y reducía la esperanza de vida. Y hasta los deportistas acusados de dopaje, como recientemente la atleta Marta Domínguez, afirman de entrada, para justificar una posible deriva dopante, que correr como ellos lo hacen yendo al límite de su capacidad en todas las competiciones, torturando su organismo diariamente, no puede ser, en sí, bueno para la salud. Sin embargo, los fisiólogos del ejercicio han llegado a la conclusión contraria: es más probable que viva más años quien en su juventud ha participado en alta competición deportiva, y cuanto más de resistencia sea la especialidad, más aún.
    "Genéticamente, los habitantes del siglo XXI seguimos siendo ciudadanos del paleolítico, así que los que un estilo de vida más activo lleven más vivirán", dice Alejandro Lucía, catedrático de Fisiología de Universidad Europea de Madrid. "Menor riesgo de enfermedades crónicas sufrirán, como lo prueban los deportistas de resistencia".
    Para afirmarlo, Lucía se basa en una reciente publicación en el British Journal of Sports Medicine de una investigación dirigida por Jonathan Ruiz, del Instituto Karolinska de Estocolmo, que revisa 15 estudios científicos que asocian de manera inequívoca la participación en competiciones deportivas con la esperanza de vida. "En el paleolítico, el ser humano cazador-recolector se pasaba el día corriendo, en movimiento, y tenía un gasto energético cotidiano de más de 3.000 calorías y su ingesta alimenticia era similar, con lo que la obesidad no existía", dice Lucía, que participó en el estudio con una comparación genética entre deportistas de alto nivel y población general. "Mientras, en la sociedad actual, tan sedentaria, nuestro gasto medio es de solo el 38% respecto al paleolítico, y seguimos consumiendo 3.000, con lo cual la obesidad es inevitable".
    "Se dice que el deporte de élite no es sano, pero ¿cuál es la evidencia científica que sustenta tal afirmación? ¿Viven menos los deportistas de élite?", se pregunta José Antonio López Calbet, fisiólogo de la Universidad de Las Palmas. "Los datos publicados parecen indicar que las deportistas de élite que han practicado pruebas de resistencia viven de uno a cuatro años más que las personas de edad comparable y similar lugar de nacimiento. En cambio, los deportistas que practican deportes de potencia (lanzadores, levantadores de pesas) tienen menor expectativa de vida".
    Se ha sugerido que la disminución de la expectativa de vida de algunos deportistas en el pasado pudo estar relacionada con el dopaje. Entonces: ¿es malo o no el deporte de élite? Los ancianos que fueron deportistas de élite en disciplinas de resistencia tienen más riesgo de sufrir fibrilación auricular (un tipo de arritmia). En cualquier caso, es mucho más peligroso para la salud y la calidad de vida no hacer deporte que practicar una hora de ejercicio cada día.
    En el paleolítico se modeló nuestra huella genética, y los ciclistas, que son unos exagerados, miles de años después no solo la mantienen, sino que la han corregido para aumentarla. "Durante una etapa del Tour un ciclista puede gastar hasta 6.000 u 8.000 calorías", dice Lucía. "Por mucho que coma es muy difícil, claro, que recupere lo gastado, así que acaban el Tour en los huesos". Muy delgados, y a la vez muy sanos. Tan sanos que, según un estudio llevado a cabo a por el departamento de Fisiología de la facultad de Medicina de la Universidad de Valencia, ser corredor del Tour es sinónimo de longevidad y calidad de vida. Y no se basan en el ejemplo de Federico Bahamontes, el ganador del Tour del 59, enhiesto y vivo como un chopo, sano como un toro, llevando una vida plena en todos los sentidos a los 82 años, sino en un análisis demográfico comparativo entre la vida y muerte de 834 corredores franceses, belgas e italianos nacidos entre 1892 y 1942 y que terminaron al menos un Tour entre 1930 y 1964, y la población general de esos países.
    El resultado es espectacular. Mientras el índice de supervivencia de la población general es del 50% a los 73,5 años, casi el 70% de los participantes del Tour aún estaban vivos a esa edad, y el índice del 50% lo alcanzaban a los 81,5 años, lo que significa, según los autores, dirigidos por el catedrático José Viña y Fabián Sanchís-Gomar, un 17% de incremento en longevidad media.
    Quizás los resultados del estudio no serían tan felices si solo se centraran en los ganadores del Tour, pues 11 de los que se impusieron en la posguerra ya han fallecido, cuatro de ellos -Bobet, Anquetil, Nencini y Fignon- de cáncer y rondando los 50 años (otros dos se suicidaron, uno murió de sobredosis y los cuatro restantes fallecieron o accidentalmente o ya ancianos, como Gino Bartali, a los 86 años). El decano de los 19 ganadores de posguerra supervivientes es el suizo Ferdi Kubler, ganador del Tour de 1951, que tiene 91 años; le siguen el francés Roger Walkowiak (Tour del 56), con 83 años, y Bahamontes con 82.
    "Y quizás por esos datos, y por todas las noticias negativas asociadas al dopaje, la creencia general era que el Tour era malo para la salud, pero hemos medido lo que viven los corredores del Tour entre los años 1930 y 1964. La curva demuestra que los corredores del Tour viven más que la población general. Este estudio, que será publicado en el International Journal of Sport Medicine, rompe el paradigma", dice José Viña.
    La mala fama del deporte de alta competición, la consideración de que el ejercicio que llevaba al organismo a explorar las fronteras de la resistencia, era perjudicial para la salud, no es cosa de ahora, aunque para algunos especialistas sin escrúpulos haya sido precisamente ese concepto el que les permitiera justificar el recurso al dopaje como medicación para ayudar al cuerpo a recuperarse tras alcanzar la extenuación
    Como recuerda el estudio de Ruiz y Lucía, ya Hipócrates, en la antigüedad, alertó contra él: "No hay nadie en más arriesgado estado de salud que los deportistas". Y también Galeno: "Los deportistas viven una vida contraria a los preceptos de la higiene. Cuando abandonan su profesión caen en un peligroso estado y la mayoría no llega a viejo". E, incluso en 1968, un estudio reflejaba como hecho sorprendente y negativo que todos los remeros del equipo de la Universidad de Harvard de 1948 habían fallecido.
    Pero los estudios probando lo contrario, y no solo el de la universidad valenciana con los corredores del Tour, han caído como un alud. Uno de ellos muestra que los remeros de Oxford y Cambridge viven más que los no remeros de sus mismas aulas (lo que elimina, de paso, los recelos que causa comparar la vida de los deportistas, un grupo muy específico, con la población en general, de diferentes edades y condición social), y también los de Harvard y los de Yale, y los universitarios japoneses que participaban en competiciones deportivas y los campeones deportivos de Dinamarca, y los no maorís del equipo de rugby de Nueva Zelanda.
    "Existe un perfil poligénico común a los deportistas de fondo", dice Lucía. "Pero no existe o no hemos hallado prueba de la existencia de variantes genéticas relacionadas con la posibilidad de sufrir enfermedades crónicas ni tampoco relativas a la esperanza de vida".
    En un estudio genético con 100 deportistas de fondo (maratonianos de élite, ciclistas profesionales) y 100 personas sanas como grupo de control, el equipo de Lucía observó que los dos grupos tenían el mismo genotipo en lo referente a enfermedades (aunque, el estudio estaba limitado a solo 33 polimorfismos). "En efecto, no hay evidencia de que los mejores atletas de resistencia del mundo estén predispuestos genéticamente para tener menos enfermedades. Así, la asociación entre esperanza de vida y práctica del deporte de fondo no está influida por la selección genética", dice Lucía. "Si no es la genética, es necesario, por tanto, hablar de estilos de vida: parece que los exatletas fuman menos, beben menos alcohol y tienen una dieta más saludable. Y también se mantienen físicamente más activos, siguen practicando ejercicio, lo que sí que está ligado con una vida más larga: no hay duda de los beneficios para la salud que suponen una vida activa: niveles de forma cardiorrespiratoria de moderados a altos producen un pronóstico muy favorable sobre el riesgo general de enfermedad y muerte. Y eso incluye a enfermos de diabetes, de síndrome metabólico y cáncer".
    CARLOS ARRIBASEl Pais 

    Noticias

    Loading...