31 jul. 2009

Urriellu



El Naranjo de Bulnes El Naranjo de Bulnes es el monte más característico de los Picos de Europa, el más conocido, el más reproducido fotográficamente; y su fama viene no sólo de la senda de sangre que asciende hasta su cumbre. Desde que Luis Martínez, «el Cuco», murió en su pared el 2 de septiembre de 1928, muchos montañeros perdieron la vida al intentar escalarlo. Pero es que esa pared lisa, como de torreón inexpugnable, es tentadora, y vencerla es una auténtica conquista. Vencer al Naranjo en invierno es la aspiración de todos los montañeros, salvo del Conde de Saint-Saud, quien, en sus meticulosos y detenidos recorridos por los Picos, apenas se fijó en el Naranjo. Una de las últimas rutas abiertas sobre él lleva el poético nombre de «Sueño de invierno»: sueño que, en esta ocasión, tuvo feliz despertar. Sin embargo, los veteranos del Naranjo dicen que el Pico cada vez se parece más a una ferretería, por la cantidad de clavijas y fierro que dejan en sus paredes los montañeros. El Naranjo no es tan alto como Torrecerredo ni una mole tan grandiosa como Peña Santa: sin embargo, supera cumplidamente en fama y en leyenda a estos dos montes. En primer lugar, es inconfundible. En la traducción de Benjamín Jarnés de «El Cantar de Roldán», leemos, a propósito del emperador Carlomagno: «A quien le busque, no es preciso mostrarlo». Urriellu desde Jou Llluengo.
Lo mismo sucede con el Naranjo, que no hace falta que lo muestren, porque no es posible que se le confunda con ningún otro monte. Ningún otro monte, además, se pone delante de él: por eso está entre los montes, solitario, majestuoso, como si fuera el único monarca de los tres macizos. Además, se ve desde casi todas partes: desde Pimiango; desde el Pozo de la Oración, en Póo de Cabrales; desde Camarmeña, donde le han levantado un monumento; desde el pueblo de Los Callejos; desde la sierra plana de Los Carriles; desde la carretera general, una vez pasado Naves, en dirección a Oviedo; desde la zona costera de la parroquia de Pría, en Villanueva; desde Orio y Picones, en Nueva. Desde todos estos lugares se ve, bien oscuro, bien cubierto de nieve, bien con sombrero de nubes, bien anaranjado; y es tan peculiar, y tiene una personalidad tal, que aún cubierta por una gasa de niebla, su silueta se recorta al otro lado y se la reconoce. El nombre de Naranjo, que es el más popularizado, y por el que se le conoce fuera de Asturias, dicen que procede de las anotaciones de Schultz, que lo señaló así en su mapa topográfico de Asturias a causa de los reflejos anaranjados que recibía su mole caliza con los rayos del sol del crepúsculo. Yo he visto el Naranjo desde Asiego, el pintoresco pueblo cabraliego que desde el Cuera observa los Picos de Europa, y, efectivamente, a la caída de la tarde presentaba tonalidades rosadas. Los tradicionalistas, de todos modos, prefieren la denominación de Pico Urriellu. Y lo de Bulnes, ya es otro cantar. La aldea de Bulnes no queda cerca del Naranjo, si no es relativamente. Sin embargo, es el último lugar poblado que se encuentra antes de llegar al Naranjo por esta ruta: entre Bulnes y el Naranjo tan sólo hay un desierto de piedra, la tremenda canal de Camburero. A Bulnes se llega por Poncebos, un lugar de hostelería próspera, pues lo componen una central hidroeléctrica y varios bares. Sin embargo, este lugar hundido en la montaña, es la llave de los Picos de Europa. De él parte la senda que va a Camarmeña, en él termina el camino colgado sobre la roca que sigue la garganta del río Cares desde Caín, en el límite con la provincia de León. Antes la ruta del Cares era más larga, ahora la carretera entre Posada de Valdeón y Caín la ha acortado. Por esta senda, en la que desemboca la Canal de Trea, se puede entrar en el macizo occidental y en los montes de Covadonga; por el camino que tenemos a la izquierda se sube a Sotres, y de allí a Tresviso y al macizo oriental. Urriellu desde el mirador de Bulnes
Y por el camino del medio, después de cruzar el puente La Jaya, sobre el río Cares, se llega a Bulnes, en el corazón del macizo central de los Picos de Europa, recostado en la mole imponente de Peña Main. Abajo corre el río Bulnes, sobre el que se aúpa la senda. Hay que subir y hay que bajar. Al fondo se ve Camarmeña, incrustada en la montaña; y en un punto determinado, Camarmena queda debajo de la vista de quien asciende a Bulnes. Al fin se ve un caserío en un alto, al otro lado del río: es Bulnes de Arriba, y se comunica con Bulnes propiamente dicho, o la Villa, por medio de un puente. Más arriba está Amuesa. La Federación Española de Montañismo colocó en una roca una placa que declara que Bulnes es pueblo amigo de los montañeros. A Bulnes le protege del Norte Peña Main, peña a la que Lueje califica de «ampulosa». Y escribe Lueje en otro lugar de su libro «Los Picos de Europa»: «Vueltos a la vera del Cares, a remontar hasta el cruce del Puente La Jaya, y acometer por una desventida senda que se empina por volugas y escabrosidades de la Canal del Tejo, y de los precipicios de las Salidas, se gana a Bulnes, repartido en dos barrios, de la Villa (650 m.) y del Pueblo (730 m.). Es el último y bien remoto y denonado poblado cabraliego, alzado por la región de los Picos, que vive en apartamiento del mundo, porque es entraña misma de la piedra y la Montaña». Sin embargo, los de Bulnes no quieren tanto apartamiento, sino que quieren carretera*. Con las nevadas, el poblado queda incomunicado, y ya en el otoño, deja de recibir los rayos del sol, que no vuelven a alcanzar el poblado hasta el día 27 de enero. Si se sale de Bulnes hacia el Sur, hacia el desierto de piedra, pronto se ve el Naranjo. El poeta Celso Amieva lo cantó en sus «Poemas de Llanes» con acentos épicos, y no es para menos: Salve, urriel de urrieles, puntal de los cielos de mi tierra; testigo de las gestas astures, épico mojón; atalaya norteña sobre Castilla y el Cantábrico; índice de mi pueblo en infinita aspiración. Monolítico rey de los Picos llamados de Europa: puede Europa abrevarse de tu milenaria canción, ¡oh español monumento!, de la gloria del Monte Vindio, del sol de Covadonga, de la luna del lago Enol. Arbol todo nobleza, padrino Urriello de Cabrales, Naranjo de Bulnes cuando en el mar se baña el sol: ¡dame morir un día con tu reflejo por sudario para dormir envuelto de mi Asturias en el pendón! La conquista del Naranjo tuvo algo de hecho legendario. ¿Subir al Naranjo de Bulnes? – escribe don Pedro Pidal, marqués de Villaviciosa de Asturias, su conquistador– Desde la Collada bonita, pared sur
¡Qué hazaña de alpinista más grande!». Pero a don Pedro le atormentaba que aquella hazaña no la realizara un español: «Qué idea me formaría de mí mismo y de mis compatriotas si un día llegase a mis oídos la noticia de que unos alpinistas extranjeros habían tremolado, con sus personas, la bandera de su patria sobre la cumbre virgen del Naranjo de Bulnes, en España, en Asturias y en mi cazadero favorito de robezos?...» Para evitar esto, se preparó concienzudamente: compró en Londres la mejor cuerda que pudo encontrar, y de allí se fue a Chamonix para entrenarse, haciendo la ascensión de la Aguja de Dru, risco de 3.775 metros sobre el Mar de Hielo. En Naranjo, según Saint- Saud y Labrouche, que también veían las estrías anaranjadas de su roca caliza, le dan 2.515, pero sus dificultades no son menores que si midiera mil y pico metros más. Don Pedro, en su escalada, llevó como guía a Gregorio Pérez, el «Cainejo», un «hombre fornido, cazador eterno de robezos, que vive en la peña mientras las nieves no le arrojan al valle»: un típico «hombre gamuza», un auténtico natural de Caín, ese pueblo hundido en lo más profundo de la sima, en el que según don Alejandro Pidal, el padre de don Pedro, «no se puede entrar ni salir». Ambos iniciaron su excursión a comienzos de agosto de 1904, partiendo de Bulnes: «Bulnes –escribe don Pedro–, aldea de pastores y, cazadores de robezos, es el pueblecillo de Asturias que más se arrima al corazón de los Picos de Europa», y añade: «Está encajonado entre murallas de piedra, y sólo al Este se perciben las praderías que dan lugar a la [72] canal de Camburero. Entrad por esa canal endiablada, sin sendero alguno, y al cabo de un par de horas de marcha os encontraréis con una peña colosal, tallada a pico por sus cuatro costados. Esa peña, el más célebre pico de los Picos de Europa, es el Naranjo de Bulnes». La noche del día 4 de agosto de 1904, don Pedro y el «Cainejo»durmieron, «al par de unas cabras», al final de la canal de Camburero. Al amanecer del día 5 salieron en dirección al pico y almorzaron junto a una fuente que nace en sus estribaciones. La ascensión fue accidentada, pero lograron coronar la cumbre. Desde ella, don Pedro, tan aficionado a la efusión lírica, contempló un paisaje sin igual: «El paisaje que divisábamos no era otro que el corazón de los Picos de Europa, visto en medio de ellos: glaciares, neveros, peñascales, torres, tiros, agujas, desfiladeros, vertientes, pedrizas, pozos, robezos empingorotados en alguna punta, o manadas de ellos paciendo a nuestros pies en el valle desierto, en la olla profunda, en el hoyo inmenso, tranquilo y solitario; algunos Picos perdiéndose en las nubes, rebasándolas otros, y en todas partes el abismo, el precipicio, encarcelándonos en aquella roca encantada que había sido virgen por los siglos... Allí nos quedamos absortos, contemplando un paisaje tan vasto, tan original y tan a lo Gustavo Doré, sin exageración alguna; y allí hubiéramos estado largo rato si el tiempo no nos apremiase para una bajada, como todas, harto más difícil que la subida, y para la construcción de torres o señales que dieran testimonio de haber estado allá arriba». Según el Conde de Saint-Saud también dejaron en la cumbre otras huellas de su paso: dos botellas de vino, una de ellas vacía, y en su interior, la tarjeta de [73] don Pedro. El 18 de julio de 1907 se reunieron Aymar de Saint-Saud, don Pedro Pidal, y el doctor Gustav Schulze, el segundo en escalar el Naranjo y, el primero en hacerlo en solitario, en la Fonda de Velarde, en Bustio, en el límite entre Asturias y Santander, a la orilla del Cares-Deva. Y cuenta Saint-Saud en su libro «Por los Picos de Europa»: «Schulze nos contó cómo había subido al Picu. En la cima del Naranjo de Bulnes encontró dos botellas, una con una tarjeta de visita y otra con vino. En la tarjeta, que era del Marqués de Villaviciosa, se leía que el vino era para el primero que consiguiera una nueva escalada. El doctor bebió unos tragos y trasvasó el resto a su cantimplora. El Marqués confirmó que él mismo había subido una de las botellas, y Gregorio la segunda. Para celebrar su victoria, bebieron una y dejaron la otra para su sucesor. Schulze agradeció a don Pedro el vino y, sacando de su cartera la tarjeta de visita, se la devolvió a don Pedro, quien, sorprendido, apenas pudo contener su emoción». Todavía don Pedro recuperaría otro objeto que había dejado en el monte: un trozo de la cuerda que había adquirido en Londres y que se había visto obligado a abandonar durante el descenso. Un joven pastor de Camarmeña, Víctor Martínez Mier, al culminar el Pico en solitario el 31 de agosto de 1916, recuperó el trozo de cuerda y fue a llevárselo a don Pedro Pidal, quien le recompensó espléndidamente. El hijo de este pastor, Alfonso Martínez, guía de los Picos de Europa, es el hombre que más veces ha escalado el Naranjo. A veces le pregunto por qué se han realizado tantas proezas, por qué se han sufrido tantos padecimientos para llegar a él, e imperturbable como el propio «Picu», me contesta: —Porque é el más «guapu».
*Cuando fué escrito este artículo, aún no se había construido el funicular, que desde Poncebos sube a Bulnes.
José Ignacio Gracia Noriega, Cronista Oficial de Llanes
Entre el mar y las montañas, recorridos por la comarca oriental de Asturias

30 jul. 2009

Ed Visteurs


"La cima es la mitad del camino."
Ed Visteurs

Ed Viesturs (n. 22 de junio de 1959), es uno de los principales montañeros de grandes alturas del mundo. Es el primer norteamericano, y 12º en el ranking mundial en alcanzar las 14 montañas de más de 8000 mts (llamadas las ochomil). Todas las cumbres fueron alcanzadas sin equipo de oxigeno. Viesturs también ha alcanzado el monte Everest seis veces, un logro que, exceptuando a sherpas, solo ha sido superado por Pete Athans

Nacido en Rockford, Illinois, Viestrus se mudó a Seattle, Washington en 1977 para asistir a la Universidad de Wasington. Comenzó la carrera de montañista en el monte Rainier.

Viesturs estuvo en el equipo de Imax durante el desastre del Everest de 1996. Viesturs fue la estrella del film del Everest de Imax. La filmación fue retrasada por el golpe de una tormenta de nieve y el grupo de Imax pospuso la filmación de la ayuda.

Su interés por el Himalaya comenzó en la universidad leyendo el relato de Maurice Herzog del primer ascenso al Annapurna. Luego del ascenso al Kanchenjunga in 1989, al Monte Everest en 1990, y al K2 en 1992, Viesturs fue habilitado a convertirse en un guía de montaña internacional y obtener sponsor de alpinismo de tiempo completo.

Viesturs escaló en compañía de Veikka Gustafsson.

Participó del filme Límite vertical


Fuente wikipedia


29 jul. 2009

Ayúdanos a ayudarte


Ayúdanos a ayudarte
Cuando un equipo de emergencias te atiende en un accidente, lo más rápido que tiene para avisar a la persona que quieras es tu móvil. Para evitar perder unos minutos muy importantes, es necesario indicarles a qué persona quieres que avisen primero. Es muy fácil: pon en la agenda de tu móvil Aa (Avisar a) delante de la persona que quieres que avisen. Esta aparecerá la primera de tu lista y sabrán que es la persona con la que deben contactar. Puedes añadir más nombres: Aa1, Aa2, Aa3 y así aumentar las opciones. Pónselo también a otras personas como familiares mayores o personas con problema médicos y estarás haciendo algo muy importante por ellos y para tu tranquilidad.
Aquí más información
Se lo vi a Fende Testas

ESTE FIN DE SEMANA



FechaCarreraLugarInformación
01-02/08/2009Trail AnetoHuesca + Info
02/08/2009Carrera por Montaña Peña CanciasFiscal, Huesca + Info
02/08/2009V Cronoescalada al TorreónBrañosera, Palencia + Info

Salva Calvo: Trans Vulcania


Tras sus victorias en Namibia en el Racing The Planet y posteriormente en la Travesera de Picos de Europa, el ultrafondista leonés, Salva Calvo volvió a evidenciar una vez más su dominio en esta dura disciplina con un nuevo triunfo en la primera edición de la Trans Vulcania de La Palma (Islas Canarias) bajo una distancia de 83,3 kilómetros.

La dureza de la prueba, con una exigencia al límite, se demuestra en el nivel acumulado de 8.525 metros , de los cuales 4.415 son de desnivel ascendente y 4.110 de desnivel descendente, con un punto más bajo a nivel del mar y el más alto a 2.426 metros (Roque de los Muchachos).

La carrera contó con algo más de 200 corredores provenientes de varios países que tomaron la salida a las 6 de la mañana el pasado sábado 25 de julio en el faro de Fuencaliente, con viento muy fuerte, pero una temperatura bastante agradable.

Los primeros kilómetros de la prueba eran en constante subida hasta el 18, con un terreno volcánico, con muchas partes del mismo bastante arenoso y piedras sueltas, lo que hacía dificultoso correr en esas partes de la carrera.

Después comenzaba una bajada de 15 kilómetros por una senda boscosa, buena para correr y una pista ancha, pero con algunos toboganes rompepiernas hasta el kilómetro 34, a partir de lo cual se iniciaba una continua subida por una senda volcánica y través de bosques, en un recorrido duro y sinuoso y donde ya el calor empezaba a producir estragos.

Así se llegó al Pico de la Cruz desde donde la senda empezó a ser más rocosa con constantes subidas y bajadas, hasta llegar al Roque de los Muchachos en el kilómetro 58 de la carrera y el punto más alto del recorrido a 2.426 metros donde se encuentra el telescopio más grande del mundo inaugurado justamente el día antes de la carrera.

Tras continuos toboganes y un tramo más técnico por el terreno tan irregular, se pudieron contemplar las mejores vistas de la Caldera de Taburiente con unos barrancos espectaculares y un descenso vertiginoso, bajando en 15 kilómetros de más de 2.400 metros de desnivel, lo que obligó a la organización a tener que rescatar a varios corredores por agotamiento.

Finalmente, después de poco más de nueve horas, Salva Calvo, que dominó con claridad la carrera, se impuso en la línea de meta con una diferencia de 18 minutos a David García y de 1 hora y 16 minutos al italiano Marco Olmo, uno de sus más duros competidores en la mayoría de pruebas de ultrafondo como la disputada en La Palma.

El calor asfixiante en muchos momentos del recorrido, unido a los continuos desniveles supuso que tan solo concluyeran la prueba unos 80 corredores, de los más de 200 que iniciaron el recorrido.

Fuente:EFE

27 jul. 2009

XII Semana de los Tres Macizos (y II )

Jueves 23
Noche de aire intenso y lluvia copiosa. Amanece nublado. Hoy tenemos programado el Torrecerredo y allí nos dirigimos después de desayunar.
Al poco de partir, el viento arrecia y parece que se va a formar una tormenta.Pasamos por el Jou Negro, uno de los paisajes más inquietantes de Picos. Su sólo nombre augura malos presagios. Paso hacia el pico de los Cabrones es el último glaciar que nos queda en el parque.Para ser exactos no es un glaciar, sino un helero, ya que carece de vida: No crece ni se mueve. Sólo disminuye por efecto de la escasez de precipitaciones de nieve.
Apuramos el paso y en la base del "Torre", se decide no subir: El tiempo es muy inestable y es mejor darse prisa para llegar a Caín lo más rápido posible.
Subimos sin problema una horcada de Don Carlos con abundante nieve, bajamos a la horcada de Caín y descendemos por la canal de Dobresengros y el sedo Mabro. A las 14:30 estamos en Caín sin novedad y secos.
Pernoctamos en el albergue de Caín: Limpio, muy agradables y buena cena. A dormir que mañana nos espera una buena.
Viernes 24.
Son las 8:00 cuando comenzamos a andar. Nuestro objetivo es la Robliza y el Jou Santo. Seguimos el mismo camino que nos lleva a Mesones pero desviándonos a la derecha, tomamos una senda escasamente marcada que nos introduce en la poc
o transitada canal de la Jerrera Parece que ni los animales de pastoreo andan ya por estos pastos. Subimos por la parte derecha siempre entre hierba que a ratos tapa el camino. Llegamos a la parte más bonita de la ascensión: Los sedos de Oliseda. Un sedo es un camino tallado en la roca. Por lo general estrechos eran vías de paso para animales y pastores avezados. Ahora sirven también de paso a montañeros y excursionistas. Un primer sedo, el más complicado, nos exige el uso de las manos para no desequilibrarnos. Más arriba cruzamos la riega y segimos por margen izquierda de la canal. Aquí pasamos la parte más desagradable del canal. Zona descompuesta de piedras sueltas que exige esfuerzo para progresar. Al final del pedrero, el camino nos lleva, o bien a la derecha para ascender los últimos metros o bien de frente, trepando unas llambrias. Llegamos a la horcada Arenizas, boca del Joon. Desde aquí hay fácil acceso a la vega de Ario para subir el Cuvicente y el Jultayu, pero eso va a ser otro día.
Atravesamos el Joon y nos desviamos hacia la izquierda para dirigirnos a la Robliza. Tras la ascensión de esta por la mayor parte del grupo, nos dirigimos al Jou Santo, entre persistente niebla, donde pasaremos la noche en vivac.
Sábado 25
Hoy es el día estrella: La Peña Santa de Castilla. Después de
una noche fria, muy fria, la más fria de mi vida, desayunamos un bocadillo de salchichón y nos ponemos rumbo a la Montaña.
En la base coincidimos con otros tres montañeros, que se unen al grupo y emprendemos la subida. A medida que ascendemos, se van dejando cuerdas para rapelar
la bajada. Vamos concentrados, sin prisa pero sin pausa. Algún paso asegurado y al fin en la cumbre. El espectáculo es grandioso allá por donde mires. Definitivamente, ¡¡ Merece la pena !!. Aún no se acabó. El descenso no está exento de riesgo aunque las cuerdas facilitan las cosas. Sin novedad, y en unas cuatro horas, estamos abajo. Nos queda comer algo, y encaminarnos a Vegarredonda. ¡¡ Un buen día !!
Domingo 26
Es el último día. Una mezcla de tristeza y ansiedad. La verdad es que la mayoria de nosotros estamos cansados después de 8 días de pateo por los Picos.
Salimos de Vegarredonda hacia Fuente Prieta, donde giramos a la derecha, para rodear por debajo a la Torrezuela, y llegar al Jou de las Pozas. Vemos la Torrezuela, La Cabra Blanca, Los Estribos...
Comenzamos el descenso hacia Carombo, antiquísima majada hoy muy abandonada, pero de gran belleza. Aquí comemos nuestras últimas provisiones y emprendemos camino a Soto de Sajambre donde nos espera el bus.
El balance fué 120 Kilómetros y unos 12.000 de subida.
La ruta en el Wikiloc:

*

XII Semana de los Tres Macizos

Tengo muchas tareas pendientes, y prisa por ponerme al día: correos sin contestar, fotos, panorámicas, tarjetas de cumbres que enviar... Pero lo primero es la XII Semana de los Tres Macizos.
Voy a resumir esta semana en dos capítulos, hoy y mañana, para no hacerlo demasiado largo. La primera parte de domingo a miércoles y la segunda de jueves a domingo.
Domingo 19:
La tarde anterior habíamos llegado en bus hasta los Llanos de Valdeón donde pernoctamos en el albergue. Noche apacible, con las ansias lógicas de comenzar la tan esperada "Semana".
Salimos de los Llanos a eso de las 9:00 de la mañana
por la carretera en dirección a Sta. Marina de Valdeón, con la intención de ir subiendo por la parte más herbosa de la canal. Poco a poco los prados se convierten en roca y ésta en piedras sueltas que nos indican que ya estamos a una altura importante de la canal de la Chavida. Con algo de esfuerzo, cruzamos el pedrero y subimos por camino más o menos marcado hasta la collada de la Chavida.
Reagrupamos y nos disponemos a subir a la cumbre de hoy: El Friero. La ascensión no es en modo alguno dificultosa. Hay que seguir un itinerario entre llambrias y senderillo marcado hasta un momento en que cambiamos de vertiente, mirando hacia el valle de Valdeón y el macizo occidental. Aquí nos encontramos con un paso muy estrecho y aéreo que se supera sin dificultad. Sólo nos queda una sucesión de trepadas para llegar a la cumbre. Aquí fotos del bonito paisaje y descenso por la mismas llambrias, eso sí, con cuidado, para no arrojar piedras a los compañeros.
Ahora "sólo" nos queda una caminata hasta la vega de Liordes para tomar el camino que, por la Colladinas, nos lleva al refugio de Collado Jermoso.
Este lugar es, para mi gusto, uno de los más bonitos de Picos. Para c
ontemplarlo en toda su grandeza, hay que subir por el camino de la Palanca o el Llambrión, y contemplarlo desde las alturas.
La cena, más que aceptable, nos lleva pronto al saco. Mañana nos espera un día duro.
Lunes 20:

Nos levantamos a las 7:00 y desayunamos. El Llambrión nos espera. Vamos pertrechados de crampones ante la posibilidad de nieve dura en el comienzo de la asce
nsión. No hace falta. La abundante nieve es blanda y se hace buena huella. Tras unos metros de travesía en nieve, nos encaramamos a la roca y comenzamos propiamente la subida al pico. Ésta trascurre por una sucesión de llambrias y trepadas poco complicadas, hasta llegar al afamado "paso del Llambrión", estrechísimo pasillo,

con un patio espectacular,


que sin embargo, se resuelve f
ácilmente.
Una vez superado, juntamos el grupo y continuamos hasta la cumbre.
Muchísimo frio y viento. Fotos de rigor, unos aperitivos, y emprendemos el descenso. Éste lo hacemos por una muy estrecha canal en la que hay que quiarse la mochila
para destreparla. No es peligrosa ni tiene patio importante, aunque es frecuente la caida de piedras, por lo que es importante acabar rápido. El descenso al Jou Tras el Llambrión lo hacemos en abundantísima nieve que facilita la progresión.
Collada Blanca, y aquí el grupo se divide en dos. Unos subirán al Tesorero y Horcados Rojos, y el resto seguirán hacia Áliva.
La subida al Tesorero no tiene secretos, aunque confieso que nunca la hice por el mismo lugar; tal es el lío de caminos y jitos...Desde la cumbre vemos cientos, Sí, cientos de personas que suben y bajan de los Hdos. Rojos, nuestra siguiente cita. La subida, aunque empinada se hace desde el collado por camino muy transitado. Sin dificultad ninguna, accedemos a la cumbre.
Una vez abajo, volvemos a dividir el grupo. Unos harán Peña Vieja y Sta. Ana y el resto acabaremos el día con unas cervezas en el refugio hotel de Áliva.
Martes 21:
Tras un pantagruélico desayuno, nos ponemos en marcha hacia el collado de Cámara. Antes de llegar al mismo, derivamos hacia la izquierda hasta alc
anzar, en su parte alta, la canal de las Grajas y tras un tramo bastante descompuesto, alcanzar el collado que divide el Prao Cortés y el Pico Cortés. Coronamos el Prao Cortés y comenzamos el camino hacia el Pico Cortés. Poco dificultoso, alguna destrepada fácil, algún tramo donde hay que ayudarse de las manos, en menos de 20 minutos estamos en la cumbre. A partir de aquí, el tramo más bonito de la Semana: Cruzamos hacia la Morra de Lechugales por las llamadas "Traviesas del Cortés". Bajamos por una canal sin nombre perpendicular a la canal del Jierru, siempre hacia la derecha, con cuidado de las piedras que inevitablemente nos arrojan los compañeros. Un jito claro nos indica el comienzo de las Traviesas. Por terreno casi imposible, destrepando,a medias laderas, subiendo y bajando, buscando un itinerario que se pierde y vuelve a aparecer, somos guiados con seguridad hacia las estribaciones de la Morra de Lechugales. Subibos por unas canales fáciles que nos conducen al camino típico que viene de Ándara.
La subida a la Morra es fácil tras una pequeña trepada.

Nos damos prisa ya que aún nos queda subir al Jierru, cumbre muy cercana y de mera transición.
Sólo nos queda bajar hasta el Casetón de Ándara donde charlamos con el guarda y nos tomamos unas bebidas. Segimos por la pista y nos desviamos por Antesoles para bajar a Sotres.
Dormimos el el albergue de Sotres, muy nuevo, limpio y cómo
do: completamente recomendable.
Miércoles 22:
Etapa de transición entre Sotres y Cabrones. El plan era acercarse hasta el Neverón y la Párdida, pero las condiciones metereológicas, nos hacen pensar sólo en llegar a Cabrones lo menos mojados posible.
Al final conseguimos nuestro objetivo, y aprovechando una "ventana" de calma, nos plantamos en el refugio sin más complicaciones.

22 jul. 2009

Licencia para matar

"Sé lo que estas pensando, te preguntas si he disparado seis o sólo 5 veces, pero teniendo en cuneta que este es un Magnun del 45, el mejor revólver del mundo, capaz de atravesarte de un disparo, ¿no deberías sentirte afortunado, vago?"
Yo lo flipo con este tío. Aprovecho que el Pisuerga pasa por Valladolid, copio descaradamente una crítica de esta extraña pelicula, atípica por lo menos, y hago mención de un libro que acaba de salir sobre "Clint Eastwood". A propósito, ¿Sabíais que Clint Eastwood puede digerir los pelos de la barba de Chuck Norris? Lélo aquí
the-eiger-sanction-1.jpg
‘Licencia para matar’ (cuarta película como director de Clint Eastwood), es el título, equívoco y tramposo, que recibió en nuestro país ‘The Eiger Sanction’, film que en 1975 hizo que Eastwood se desentendiese profesionalmente de la Universal, debido sobre todo a las campañas de promoción que utilizaban en la productora con las películas producidas por la Malpaso. En principio, era un proyecto para que Eastwood simplemente lo protagonizase (en el origen del proyecto, el actor elegido era Paul Newman), uno de esos films destinados a seguir cultivando su imagen de héroe de acción, que tan buenos resultados económicos le daba.
La película parece una especie de respuesta a la saga británica de James Bond, que en aquellos años era tan popular, una cinta de espías en misiones secretas, enfrentados a agentes dobles, con chicas guapas y mucha acción. Pero ‘Licencia para matar’ escapa un poco al esquema de las cintas de 007, por cuanto las escenas de acción huyen de la espectacularidad típica, haciéndolas lo más realistas posible, algo que en la película de Eastwood se preocuparon de enfatizar.
Eastwood da vida a Jonathan Hemlock, un asesino a sueldo retirado que no quiere saber nada de misiones secretas. Vive dando clases de Historia en la Universidad, y su gran pasión es coleccionar valiosos cuadros, obras maestras de la pintura. Hasta él llega la organización de Dragón, que le encargan, bajo chantaje, un nuevo trabajo, asesinar a un agente que ha matado a uno de los suyos. Hemlock accede, garantizándose su última misión, además de una suculenta cantidad de dinero. El problema es que no conocen la identidad del asesino, sólo que éste se encuentra en un equipo de alpinismo que escalará el peligroso monte Eiger en los alpes suizos (de ahí el título original que traducido sería La sanción del Eiger).
the-eiger-sanction-2.jpg
Eastwood quiso convencer a su amigo Don Siegel de que dirigiese la película, pero éste rehusó la proposición alegando que ya estaba mayor para dirigir una película de la cual una buena parte se rodó prácticamente haciendo alpinismo, por lo que el director de ‘Harry el sucio’ le recomendó a Eastwood que fuese él el director. Después del estreno Siegel confesó que la película no le gustaba destacando sólo el trabajo tras las cámaras de su buen amigo. Lo cierto es que ‘Licencia para matar’ es una película extraña, en casi todos sus aspectos. Desde el tono legido hasta la descripción de personajes, pasando por el propio argumento.
Jonathan Hemlock parece una nueva clase de héroe de film. Un asesino a sueldo retirado, que vive bien gracias a sus anteriores trabajos, y que parece disfrutar dando clases en la Universidad. Precisamente la escena de presentación del mismo inspiró pocos años más tarde otra mucho más famosa con cierto arqueólogo dando clases. Evidentemente me refiero a Indianas Jones, donde Spielberg homenajeó a su admirado Eastwood con una secuencia prácticamente idéntica hasta en planificación, cambiando simplemente un par de detalles: el intento de seducción de una alumna mientras Hemlock (o Jones) dan la clase. Eastwood llega más allá mostrando el rechazo de Hemlock, para mostrarnos a alguien con cierto sentido de la moral, algo chocante si tenemos en cuenta que se ganaba la vida matando gente.
Como personaje en sí, Hemlock no es demasiado atractivo o interesante, y Eastwood lo adapta a su universo particular, mostrándonos una vez más a alguien que está por encima del bien y del mal. A su lado George Kennedy, que ya había trabajado con Eastwood en ‘Un botín de 500.000 dólares’, interpreta a un viejo amigo (Ben Bowman) aficionado a la escalada y cuya relación está algo desaprovechada en el guión, perdiéndose una oportunidad única de hablar sobre la amistad traicionada (Bowman, en un abrupto giro de guión resulta ser el espía que Hemlock busca, y la excusa no es del todo convincente). Sí llama la atención el jefe de la organización, llamado Dragon, interpretado por Thayer David, un misterioso albino que necesita transfusiones de sangre cada dos por tres, y no aguanta la luz del día. Vonetta McGee es el reclamo femenino de toda película de espías, aunque su personaje no tenga demasiada relevancia.
the-eiger-sanction-3.jpg
‘Licencia para matar’ cambia la espectacularidad de las escenas de acción de los films de espionaje por la espectacularidad de varias escenas en las que los personajes practican alpinismo. Dichas escenas no contienen ni un sólo efecto especial, fueron realizadas por el propio Eastwood que vio como la Universal se ponía a rezar pensando que su estrella más taquillera podría salir herida en el rodaje de las mismas. De hecho, un miembro del equipo falleció aplastado por una roca el segundo día de filmación, algo de lo que fue testigo el director y le impresionó fuertemente. La belleza de las escenas de escalada es innegable, Eastwood consigue planos preciosos, tanto en el Eiger como las escenas en Monument Valley, escenario explotado por John Ford en varios westerns, género al que Eastwood pertenece por derecho propio. El problema es que por muy bonitas que sean dichas escenas, el realizador se detiene demasiado en ellas, y el film se resiente en el ritmo.
Con todo ‘Licencia para matar’ gana con el paso del tiempo sobre todo por la sobriedad de su puesta en escena. Como curiosidad se puede observar que la banda sonora corre a cargo del gran John Williams con una melodía en verdad muy acertada, el mismo año que hizo el score por el que ganó su segundo Oscar: ‘Tiburón’, un film que pudo haber protagonizado Eastwood, en el papel que luego hizo Roy Scheider.
Eastwood acabó exhausto del rodaje de la película, por lo que su siguiente trabajo como actor lo encargaría a otro director, Philip Kaufman, para al poco de empezarlo sustituirle y terminar firmando una de sus mejores películas como director: ‘El fuera de la ley’.
Sacado integramente de esta buena página de cine
El autor es un señor llamado Alberto Auín

Ahora el libro:

-Clint Eastwood
Textos de Carlos Aguilar
Cátedra
Colección Signo e imagen/Cineastas nº 75
Rústica, 320 páginas, 11 x 18 cms
PVP: 13'50 €

21 jul. 2009

El Friero- La canal Central

Esta semana no estaré operativo: Me esperan los Picos de Europa. Una semana por los tres macizos, organizada por el A.M.A. Torrecerredo de Gijón. Como hace tres años ya, espero como un niño estos días para conocer mil sendas y vericuetos de nuestros amados Picos.
Por este motivo, voy a programar una serie de entradas, que espero salgan al ciberespacio sin problemas.
El Lunes día 27 esperaro empezar a contaros la experiencia de esta semana.
Estos tres videos son un clásico en foropicos.
Os recomiendo verlos, ¡¡merecen la pena !!


*

*

*

20 jul. 2009

Transalpine

Esta semana no estaré operativo: Me esperan los Picos de Europa. Una semana por los tres macizos, organizada por el A.M.A. Torrecerredo de Gijón. Como hace tres años ya, espero como un niño estos días para conocer mil sendas y vericuetos de nuestros amados Picos.
Por este motivo, voy a programar una serie de entradas, que espero salgan al ciberespacio sin problemas.
El Lunes día 27 esperaro empezar a contaros la experiencia de esta semana.

Ahí va un video de la Transalpine, producido por la gente de UO2


*

19 jul. 2009

XII Semana de los Tres Macizos

Esta semana no estaré operativo: Me esperan los Picos de Europa. Una semana por los tres macizos, organizada por el A.M.A. Torrecerredo de Gijón. Como hace tres años ya, espero como un niño estos días para conocer mil sendas y vericuetos de nuestros amados Picos.
Por este motivo, voy a programar una serie de entradas, que espero salgan al ciberespacio sin problemas.
El Lunes día 27 esperaro empezar a contaros la experiencia de esta semana.
Por lo pronto, os pongo el programa:
Sábado 18 : Salida desde la Plaza del Instituto, a las 16:00, en dirección a Valdeón para pernoctar el el refugio de Llanos de Valdeón.

Domingo 19: Desde los llanos se subirá hacia el Collado Peranieva, y por la canal de la Chavida ascender a la Torre del Friero, bajar al collado de la Padiorna y subir por las Colladinas hasta el refugio de collado Jermoso.

Lunes dia 20: Subir desde el refugio al Llambrión, bajar por el Hoyo Tras el Llambrión a la Cda. Blanca y por la Cabaña Verónica y La Vueltona ir a dormir al Hotel Refugio de Aliva.

Martes dia 21: Partir hacia el Cdo. de Cámara, ascender al Pico Cortés y continuar a la Tabla de Lechugales, descender por la Rasa del Inagotable, Casetón de Ándara y Collau de Cima al pueblo de Sotres, pernoctar en el Refugio de Peña Castil.

Miercoles dia 22: Desde Sotres, bajar a Les Invernales del Texu, para ascender a la Vega de Urriellu por el Cdo. Pandébano y Cdo. Vallejo. Por la Brecha de los cazadores y la Collada Arenera ir al refugio de Cabrones.

Jueves dia 23: Desde el Jou de los cabrones, ascensión al Torrecerredo, descendiendo a continuación por la Canal de Dobresengros para dormir en Caín.

Viernes dia 24: Desde el pueblo de Caín, subir la Canal de La Jerrera y los sedos de Oliseda hasta el Joon, ascender la Peña Blanca o La Robliza y continuar a vivaquear al Jou Santo.

Sábado dia 25: Ascender la peña Santa de Castilla, y bajar por el Jou de los Asturianos y las Barrastrosas a Vegarredonda

Domingo dia 26: Salida de Vegarredonda hacia el Collado Les Merines, Jou de Las Pozas, La Llerona, Carombo ySoto de Sajambre.
Fin de la Actividad

18 jul. 2009

Esta semana no estaré operativo: Me esperan los Picos de Europa. Una semana por los tres macizos, organizada por el A.M.A. Torrecerredo de Gijón. Como hace tres años ya, espero como un niño estos días para conocer mil sendas y vericuetos de nuestros amados Picos.
Por este motivo, voy a programar una serie de entradas, que espero salgan al ciberespacio sin problemas.
El Lunes día 27 esperaro empezar a contaros la experiencia de esta semana.

17 jul. 2009

Prueba de esfuerzo

Casi todo el mundo ha oído hablar de la “prueba de esfuerzo” como un test al que se someten los atletas antes de las grandes competiciones, pero casi nadie sabe realmente lo que es y mucho menos que resultados puede obtener

Pero, ¿por qué hacer una prueba de esfuerzo?, ¿para qué sirve? ¿qué se busca con ello? ¿qué se consigue?... Estas y otras preguntas os las responderemos en este artículo.
Si estás interesado en tu salud y en saber de dónde partes y hasta dónde puedes llegar, esta es la información que necesitabas y estabas esperando.

¿Para qué sirve?
La prueba de esfuerzo sirve para determinar el estado de salud de un individuo; su potencial, su capacidad física, su nivel de entrenamiento y sus posibilidades de cara a la competición.

¿Qué se hace antes de la prueba de esfuerzo?
Antes de realizar la prueba de esfuerzo se hace un reconocimiento previo para valorar:

  • Enfermedades anteriores. Se hace un historial sobre ellas.
  • Hábitos alimenticios. Consiste en una encuesta para valorar si tu tipo de alimentación es correcta.
  • Exploración Física.
    - General
    - Aparato locomotor
    - Fuerza y Flexibilidad
¿Cómo se realiza?
Se valora el nivel de adaptación cardiovascular al ejercicio del paciente o corredor.

Una vez finalizadas estas pruebas previas, se hace la prueba de esfuerzo propiamente dicha sobre una cinta de correr. Esta cinta incrementa progresivamente la velocidad hasta que la resistencia del atleta llega al agotamiento.

El esfuerzo se controla con una mascarilla que mide continuamente el oxígeno que tomas y el anhídrido carbónico que exhalas. Se colocan una serie de electrodos en diferentes partes del cuerpo para registrar la actividad cardiaca y el pulso, realizándose un electrocardiograma continuo para analizar la función cardicaca.

¿Cómo sabemos cuál es nuestra adaptación al ejercicio?
Por el intercambio de oxígeno y anhídrido carbónico, que medimos directamente, y el pulso, determinamos unos parámetros médicos: Los Umbrales.

¿Qué son los umbrales?
Son valores numéricos que se determinan por la medida del consumo de oxígeno. Con ellos marcamos unas frecuencias cardiacas para cada individuo que determinan los umbrales aeróbicos (o de carrera continua o rodaje) y los anaeróbicos (o de carrera intensa, series y repeticiones).

¿Qué es el VO2 Máximo?
Es un parámetro que indica la medida directa del consumo máximo de oxígeno, la cantidad máxima que nuestro cuerpo puede aprovechar en un esfuerzo de alta intensidad. Expresa el nivel de entrenamiento físico en el momento de realizar la prueba.

¿Para qué se realiza?
Se realiza para conocer el estado de salud y el nivel de entrenamiento en ese mismo momento. Muestra cuál puede ser el límite físico del corredor que lo realiza y cuáles son las frecuencias cardiacas correctas para cada entrenamiento a realizar.

¿Para quién está indicado?
Está indicado para cualquier individuo, desde el sedentario hasta quien corre habitualmente; de cualquier edad y condición. A cada uno de ellos se les hará un reconocimiento con intensidades adaptadas a su nivel y con objetivos individualizados.

Para los corredores que entrenan habitualmente siguiendo una planificación, la prueba de esfuerzo les indicará las frecuencias cardiacas a las cuales deben hacer las distintas fases del entrenamiento. Es decir, sabrán a qué frecuencias cardiacas o pulso deben realizar los rodajes lentos, los rápidos, las repeticiones largas o cortas, etc.

Si la persona que lo quiere realizar no ha practicado deporte en su vida, la información que le puede aportar es aun más valiosa, pues gracias a ella va a conocer su estado de salud real, podrá prevenir enfermedades y le marcará las pautas a seguir para realizar deporte sin riesgos.

¿Cómo prepararse?
Hay que llegar a la prueba descansado, por lo que se aconseja a los corredores que entrenen muy suave durante las 24 horas previas. Es necesario llegar a la misma sin haber ingerido nada por lo menos en las dos horas y media previas, y se debe suprimir cualquier medicación el día anterior, para no falsear el resultado final.

Aunque parezca obvio, es necesario recordar que hay que ir a la prueba con ropa deportiva y zapatillas de entrenamiento o competición. El paciente debe firmar un papel dando su consentimiento y aceptando el mismo.

¿Dónde hacerla?. Aquí puedes descargarte un listado clasificado por Comunidades Autónomas

Runners

16 jul. 2009

Este fin de semana

IV Boca del infierno
19/07/2009
Huesca
Información

Subida al Benzúa
19/07-2009
Los Carriles, Llanes
Información

2ª Subida al Pico del Águila
19/07/2009
Béjar,Salamanca
Información

14ª Maratón Alpino Galarleiz
19/07/2009
Zalla, Vizcaya
Información

15 jul. 2009

Tocando el Cielo

El pasado sábado un grupo de personas con discapacidad consiguió ascender, en Picos de Europa, al Torre Cerredo la montaña más alta de toda la Comunidad de Castilla y León, con 2.648 metros de altitud sobre el nivel del mar. Con esta cumbre, se culminó con éxito un proyecto que, bajo el nombre de “Tocando el Cielo”, se inició en el mes de mayo del año pasado y que tenía como objetivo ascender a la montaña más alta de cada una de las provincias de nuestra Comunidad Autónoma.

Se trataba de un proyecto pionero en nuestro país, promovido desde el Programa Dosmiles de Castilla y León, patrocinado conjuntamente por la Gerencia de Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León y ASPRONA Valladolid, que tenía como objeto hacer partícipes a un grupo de personas con discapacidad en un programa de integración social a través del desarrollo de una actividad deportiva en los espacios naturales de nuestra Comunidad Autónoma con un importante componente de aventura y de superación personal para todos sus participantes.

Un total de nueve montañas, con características y dificultades de muy diverso rango han sido superadas por estas personas con discapacidad. Desde las suaves laderas del punto más alto de la provincia de Valladolid -el Cuchillejo- hasta las exigentes condiciones de montañas de mayor envergadura y dificultad técnica, como es el caso del Pico del Moro Almanzor en la Sierra de Gredos (Avila) o la impresionante mole caliza del Torre Cerredo, en pleno corazón de Picos de Europa, que se asciende este sábado.

En el desarrollo de la actividad han tenido que enfrentarse a condiciones meteorológicas de todo tipo, desde la intensa niebla que les sorprendió en la subida al Pico San Millán, en la provincia de Burgos, hasta la copiosa nevada que se encontraron en el otoño pasado en el majestuoso Pico Moncayo (Soria), que les obligó a desistir en ese intento de alcanzar la cima, lo que lograrían en una nueva acometida llevada a cabo en el pasado mes de mayo. En definitiva, un total de 8.848 metros de desnivel repartidos en 87 intensas horas de actividad al más puro estilo alpino.

Toda la actividad se ha desarrollado bajo la dirección de Eloy Santín y de Nacho Saéz, dos montañeros castellano-leoneses que aúnan una aquilatada experiencia en actividad alpina a lo largo de todo el mundo y un profundo y detallado conocimiento de las montañas de nuestra Comunidad Autónoma, profesionalidad que en este caso han puesto al servicio de este excepcional grupo humano compuesto por cerca de quince personas con discapacidad intelectual de ASPRONA Valladolid.

En palabras de la Eloy Santín “más allá de las nueve cimas conseguidas, el proyecto ha logrado acercar la grandeza de estos paisajes a personas con discapacidad, haciéndoles partícipes no sólo de la belleza de nuestras montañas sino también de la satisfacción de coronar sus cimas, en una auténtica aventura de superación personal por los espacios naturales de nuestra Comunidad Autónoma”. Dentro de la experiencia desarrollada Nacho destaca como “Este grupo humano excepcional nos ha venido a demostrar como las barreras más importantes son las que están en nuestras mentes, y hasta qué punto el afán de superación no conoce de edad ni de condición. A través de ellos hemos podido ver cómo con ilusión, voluntad y capacidad de sacrificio puede acometerse cualquier meta”. Los objetivos que para muchos otros pudieran erigirse como impensables, para ellos han resultado posibles.

Toda la información de las ascensiones realizadas se puede encontrar en dosmilescastillayleon

Ignacio Saez

Revista Desnivel

14 jul. 2009

Claudio Lucero

En el ataque final a la cima del Everest, en 1992 y a 7.600 metros de altura, Claudio Lucero tomó una decisión. Iba más lento que sus compañeros y optó por regresar para no retrasar el ascenso. Cuando Rodrigo Jordán informó por radio que Cristián García-Huidobro logró la cumbre por la que habían trabajado por una década, Lucero comenzó a gritar emocionado un breve discurso que muchos montañistas saben de memoria: "¡Te felicito, te felicito, un triunfo total, absoluto y categórico para Chile. Te felicito!

Han pasado 17 años, y quien es considerado uno de los montañistas más experimentados del país, ahora se ha propuesto una nueva misión: celebrar el Bicentenario en el Everest. "El hombre que no se pone desafíos ¿Cuál es su razón de vivir?", afirma al tratar de explicar por qué intentará subir la montaña más alta del mundo.

Y es que Claudio Lucero (76) lleva más de 60 años escalando las más diferentes cumbres del mundo. Los montes McKinley (EE.UU.), Elbrus (Rusia), Aconcagua y cinco Ojos del Salado en Chile son algunos de sus logros. Pero quizás, uno de sus mayores orgullos, es haber sido uno de los primeros latinoamericanos en alcanzar la cumbre del Gasherbrum II en los Himalaya (1979).

Como si fuera poco, el fundador de la rama de montañismo de la UC dirigió la expedición al Everest en 1992, y en 2006 intentó subir junto a sus pupilos la cumbre del Lhotse (8.516 metros). Sin embargo, debió retirarse. En 2004, además, fue asesor técnico de la escalada al Everest de Andrónico Luksic.

LA NUEVA META
Ahora, nuevamente intentará subir la montaña, aunque asegura que "estamos recién en estudio del proyecto", y quiénes formarán parte del equipo. Sólo el próximo mes tendrá mayor claridad sobre su desafío.
Además, deberá definir el modo de financiamiento para su expedición, ya sea a través de privados o con recursos de Chiledeportes.

La tarea no será fácil. Quienes formen parte de su equipo deberán someterse a una estricta disciplina, cuyo entrenamiento podría tomar un año. Pero Lucero dice que el requisito más importante es "querer hacerlo y comprometerse".

Latercera

Panorámica

El grupo del Llambrión desde el Tesorero
Picos de Europa
Pico de fácil acceso, ya sea desde la vega de Urriellu o desde la Vueltona.

13 jul. 2009

Ruta Montaña


Pandecarmen-Requexón

La excursión de hoy es una clásica de los Picos de Europa. Por su cercanía a los lagos, a Vegarredonda y por su relativamente escaso desnivel, se convierte en una actividad muy recomendable.
Partimos a eso de las 9:30 de Pandecarmen, donde el aparcamiento ya estaba a rebosar . El cielo azul, la temperatura en torno a los 25º, Pablo, Gabriel y el que suscribe se ponen en marcha. La primera parte del recorrido hasta Vegaredonda es de sobra conocido:
Pozo del Alemán, Vega de la Piedra, La Rondiella...
...Collado la Gamonal, desde donde se ve el refugio de Vegarredonda y arriba a la derecha, con forma plana,la meta de hoy: El requexón...
Paramos en el refugio antiguo a cargar agua y enseguida emprendemos la subida por la Llampa Cimera, por camino marcado, hasta encontrar un gran Jito en una bifurcación: A la izquierda al Collado La Fragua, Barrastrosas... y a la derecha a Fuente Prieta, La Mazada...
Tomamos pues el camino de la derecha que en un momento nos lleva a La Mazada y a la Cuesta Cebolleda. Al principio de esta cuesta, tenemos dos opciones: O subir de frente, por camino en tierra bien marcado, o bien desviarnos a la derecha para, sobre terreno de piedras y grandes rocas, alcanzar la base del Requexón. Tomamos esta última opción y en unos treinta minutos nos encontramos en la base del Requexón.
El acceso a la cumbre pasa por una inicial trepada, nada complicada y poco aérea...
... para poco a poco llegar a la cumbre.
Desde aquí, en día claro las vistas son extraordinarias: PeñaSanta de Enol, Torre de Enmedio, el Torco, La Torrezuela, La Cabra Blanca...
El regreso por el mismo camino.
En seis horas deactividad, subimos unos 1000 metros y disfrutamos de un gran día de montaña.
La ruta en el Wiki:

*

Un pequeño video de la trepada del Requexón:


*

12 jul. 2009

CAMPEONATOS DE EUROPA

La atleta grancanaria del Tenerife CajaCanarias Amada Sánchez demostró en el Campeonato de Europa de Carreras de Montaña disputado este fin de semana en Telfes Im Stubai (Austria), su condición de campeona de España, al concluir en la décimo sexta posición de la general entre un total 64 especialistas.Además fue la mejor española en la línea de meta, superando con creces a sus compañeras en la selección española Mónica Ardid (26º) y Maribel Martínez (47º).La fondista isleña a punto estuvo de concluir en menos de una hora el durísimo recorrido de casi diez kilómetros, con un desnivel de casi mil metros, pues la salida estaba a 1.300 metros sobre el nivel del mar y la llegada, a 2.300. Al final Amada paró el crono en 1:00.38, a poco más de cinco minutos de la ganadora, la joven atleta suiza Martina Strähl, que realizó un tiempo de 54.39, aventajando en menos de un minuto a la subcampeona, la italiana Valentina Belotti (55.28), y completó el podio la austríaca Andrea Mayr (56.55).
EFE

Marxa al Bartolo. Taga 2040

RESULTADOS FIN DE SEMANA

El pronostico se ha cumplido y el atleta magrebi Abderrahim Ait Ben Chatoui se ha impuesto a los cerca de 700 atletas que se han dado cita en la plaza del País Valencia a las 7:00 horas para participar en la prueba benicense que en esta edición alcanza ya su undécima edición y que se ha convertido en una clásica dentro del calendario de carreras nacional.

El atleta marroquí ha dominado la carrera desde el primer momento habiendo alcanzado una ventaja de un minuto al atravesar el punto de control situado en la cruz del Bartolo, desde allí el recital ha continuado hasta fijar el crono en la playa de la Almadraba en 1 h. 46´48´´ , con una ventaja de unos seis minutos sobre el segundo clasificado el atleta Juan Navarro Martínez quien paró el cronometro en 1h 52´08´´. El tercer clasificado ha sido Kike Gallent Mezquita quien lo hizo en 1 h 59´ 51´´ Abderrahim manifestó a la llegada su alegria po la consecución de esta carrera que le confirma como uno de los atletas provinciales de primer nivel. Recordemos que fue el triunfador de la cronoescalada al Bartolo en su edición del 2007, organizada asi mismo por el club Mim.

El categoría femenina salto la sorpresa al imponerse Marta Pons Peña 2h 28´01´´ del Evasión Running sobre la gran favorita y ganadora de la pasada edición Chari Adrian Cano que finalmente ocupo la tercera posición por detrás de la atleta Maria lopez Mata del Club At Xativa que marco un tiempo de 2 h 32´ 01´´

MASCULINO

1

Classificat Absolut

1-Miguel Caballero Ortega

Selección de Madrid

2

Classificat Absolut

2-Hammon Ourros


3

Classificat Absolut

3-Xavier Espiña Martinez

C. E. Guissonen

FEMENINO

1

Classificada Absoluta

23-Roser Español Bada

Unio Excta. Urgellenca

2

Classificada Absoluta

24-Mireia Comellas Sole

CP Puigcerdà

3

Classificada Absoluta

53-Anna Macià Erra


Toda la Clasificación en Pdf

Noticias

Loading...