2 sept. 2009

El futuro del Urriellu pasa por la escalada libre


La escalada, al igual que otras modalidades deportivas, tiene que adaptarse a los tiempos y evolucionar. Pero no por ello se tiene que olvidar todo el trabajo que realizaron otros escaladores desde el nacimiento de esta disciplina. Al menos así lo entienden Eneko e Iker Pou, los hermanos que esta semana atacarán en el Urriellu la que será la vía en escalada libre más difícil del mundo, la vía «Orbayu». Para los Pou, el futuro del Naranjo y su proyección internacional pasan por la escalada libre. Como explicaron los hermanos, considerados unos de los más potentes escaladores a nivel mundial, el futuro de la escalada pasa por las grandes vías que se puedan escalar en libre. «La tendencia en los últimos años nos anima a pensar que el presente y el futuro de la escalada pasan por las grandes vías en estilo libre. Sin embargo, ello no debe suponer que nos olvidemos de todo lo que hicieron otros escaladores desde el nacimiento de esta modalidad. Si en la actualidad la escalada es lo que es, se lo debemos a ellos. Por lo tanto, creo que debemos respetar las vías abiertas en escalada tradicional», concretó Iker. Y es que los hermanos son de los que piensan que el futuro del Naranjo pasa por la escalada libre. De ahí que lleven varios años trabajando en esta línea y haciendo en este estilo vías que ya fueron abiertas de manera tradicional. «Está claro que cada vez avanzamos más en esta modalidad de escalada. La gente quiere escalar en libre y ya son muy pocos los que optan por la escalada tradicional. El futuro del Picu pasa, indudablemente, por la escalada libre pero respetando las líneas abiertas. El Urriellu podría ser un referente en Europa y en el mundo si lograse combinar la escalada libre con la escalada tradicional que siempre se realizó. Así pasa, por ejemplo, en el Capitán de Yosemite, donde combinan a la perfección la modalidad libre y tradicional», comentó Eneko. Los Pou son conscientes de que este cambio será largo y difícil, sin embargo, apuestan por él como una de las recetas para poner al Naranjo en el escalafón que se merece a nivel internacional. «En el Urriellu hay muchas vías abiertas en tradicional. Son muy complejas y además quedan reducidas a muy pocos escaladores. Los tiempos que corren piden escalada en libre, pero será algo que tardará en cuajar en esta montaña. Nosotros apostamos por ello y por eso vamos a abrir una nueva vía de máxima dificultad en esta modalidad. Quizá sea éste el empuje que necesite el Picu», resaltó Iker. Los hermanos Pou explicaron que de unos años para acá las grandes epopeyas montañeras prácticamente habían desaparecido del Naranjo. Como señalaban, en los años 70 y 80 fue la época de las grandes aperturas tanto en invierno como en verano. Luego vino una temporada en la que todo estaba abierto y faltaba imaginación para hacer cosas nuevas. Fue a principio de los años 90 cuando la escalada libre comenzó a entrar en el Urriellu. «En esa época empezó el tirón de la escalada libre. En 1992 empezamos a trabajar este estilo en el Naranjo y en 1997 realizamos en libre y en un único día la vía del "Pilar del Cantábrico". En 2003 hicimos en libre la vía "Schulze", y en 2006 completamos en esta modalidad "El Quinto Imperio" y "Lurgorri". Ahora vamos a por "Orbayu", que será la más difícil del mundo y con la que pretendemos internacionalizar el Naranjo», recordó Eneko. La nueva vía en la que los Pou llevan trabajando todo el verano tiene un total de quince largos y se podría dividir en tres tramos. El primero de ellos supera el desplome de la bermeja con cuatro nuevos largos de gran dificultad. Continúa por los largos más complicados de la vía «Mediterráneo» y sube hasta la cima utilizando el último tramo de la «Rabadá-Navarro». Para los vascos, esta cordada fue la que marcó un antes y un después en la escalada y por eso quieren hacer una especie de homenaje. «También pretendemos demostrar que se puede avanzar hacia la escalada libre sin olvidar las gestas de grandes cordadas. Creemos que abrir grandes vías como "Orbayu" en libre supone un salto cualitativo igual de importante que el efectuado por escaladores como Rabadá y Navarro, por poner sólo un ejemplo. Se verá con el tiempo», explicó Eneko.
V. DÍAZ PEÑAS
LNE

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias

Loading...