7 dic. 2009

I Cross Alpino La Peña del Tren



Ayer fué domingo y no un domingo cualquiera.
Ayer nos fuimos a tierras leonesas, a Torneros de la Valdería, para correr el I Cross Alpino La Peña del Tren.
Salimos de Oviedo a las 6:30 de la mañana, chispeando agua y llegamos a Torneros lloviendo. Frío, aire y agua ¿Qué más se puede pedir?. Pues un retraso de 20 minutos en la salida por problemas técnicos....
Antes de eso nos tomamos un estupendo café el la cafetería del pueblo y tratamos de calentar las piernas con algún paseo por los alrededores.
Una banda de gaita y tambor ameniza la espera.

Por fin los problemas informáticos se resuelven y se puede dar la salida.
Comienza la carrera por una pista, entre castaños de buen porte para ir elevándose y tomando altura poco a poco. Llegamos a un primer alto y tras un breve descenso, de nuevo a subir. El terreno se empina y los castaños dejan el lugar a los robles, con la hojas ya caidas. En primavera debe de ser este un sitio estupendo. Aumenta el frio. Los caminos se van convirtiendo en regueros que hay que sortear. Más o menos en el kmt 9 estamos en la parte más alta de la carrera. No hay charcos, es una inundación donde metes los pies hasta los tobillos. La vegetación golpea las piernas y a causa del frío hace daño. Llueve y hace aire y frio ¿Ya lo había dicho?
Toca la primera bajada. Es empinada, con piedra suelta y con un reguero de agua que va de lado a lado y te obliga a sortearlo. Hay que bajar con cuidado.
La carrera continua ahora por terreno más fácil y alcanzamos a los primeros andarines que salieron una hora antes. Llegamos ala segunda subida de la carrera, mucho más liviana que la primera y como no puede ser de otra forma, también sorteando un reguero que baja erosionando la pista.  Al final de la cuesta, conectamos con el recorrido inicial, sobre el que corremos unos cientos de metros, para desviarnos y bajar por un cortafuegos empinadísimo y lleno de barro y cenizas. Está muy rebaladizo debido al agua y las piedras. A punto estoy de caerme dos veces. Reduzco la velocidad para evitar percances. Abajo y entre neblina, se ve el pueblo, pero como nos dijo Santiago, uno de los organizadores, aún nos quedan dos kilómetros. Es una pista en subida, no muy pendiente pero lo justo como para que te suponga un esfuerzo. La última parte de ésta es arcillosa, y las zapatillas van acumulando material , se hacen pesadas. Veo en la pista que va al pueblo a Rafa. Torcemos la curva y ya sólo queda bajar. Un kilómetro  y estamos en la plaza del generalísimo entre aplausos del público allí congregado.
Al llegar nos enteramos que Seve tuvo un accidente y se lo acaba de llevar la ambulancia a Truchas para curarle. Una vez conocido que el pronóstico no es ni mucho menos serio, esperamos por Jesús, que se hace de rogar, y nos vamos a la ducha.
 

En el pincheo nos llegan por medio de la ambulancia las llaves del coche de Seve, al que vamos a buscar.
Tiene buen aspecto y es reconfortado por Sandra, su mujer, que nos ha prometido a todos, solemnemente, que se va a sacar el carnet de conducir.



El personal del centro de salud, en la foto, se portó estupendísimamente con Seve y les agradecemos desde aquí su dedicación.
Como resumen diré:
Lo mejor: Lo cañero del recorrido por la climatología: Agua y barro por todos los lados, lo más extremo que corrí hasta ahora. Como comentó Miján, en vez de carrera, parecía un rafting.
La gente de la oprganización, los corredores y el pueblo, muy agradables.
Lo peor: El retraso en la salida. Si hubiese buen clima ... Otro año cerráis las inscripciones dos dias antes y evitáis esos problemas. Las duchas, a 4 kilómetros y con agua fría.



La ruta en el Wiki:


Y el perfil de la carrera:



1 comentario:

  1. Si habeis participado en la del 2011, aquí teneis algunas fotos:

    marchaleonesa.blogspot.com/

    ResponderEliminar

Noticias

Loading...