26 jul. 2010

II Maratón de Montaña Resistencia Astur

Fué el sábado el día que teníamos señalado en el calendario.
Una buena carrera para quitar la carbonilla de las piernas acumulada durante la Travesera de Picos y también una buena disculpa para reunirnos los miembros más activos del equipo de carreras de montaña del Centro Asturiano. Sabemos que es una carrera dura y quien más y quien menos tiene hecha su propia estrategia y fijadas sus metas.
El madrugón es de los buenos, a las 6:30 salimos de Oviedo con dirección a Nembra Paco, Pepe y el que escribe esto. Buen ambiente, risas y bromas dejan claro que vamos con la intención de pasarlo bien.

Ya en el Kempu vemos caras conocidas, y es que en este mundillo somos casi siempre los mismos: Pachu y Eva, Jorge Rivero, Máximo, Seve, Rafa "El Pupas", Jose "Janibuni".....  Tomamos un café en la carpa de la organización y pasamos a retirar los dorsales. En la fila coincidimos con Mariano. Pepe hace una broma a la organización con uno de los trofeos allí expuestos que resultará en cierto modo profética.
Nos vamos al coche a cambiarnos y a colocarnos los dorsales. Más conocidos: Eliseo, Juan y Quintana acaban de llegar.Calentamos un rato y charlamos con la gente. Queda poco para la salida.
A las 8:00 sin dilación alguna se da la salida, pongo el reloj en marcha y a correr.
La primera parte de la carrera es para entrar en calor. Unas buenas cuestas sobre un sendero estrecho que no deja adelantar. Como siempre pasa, al comienzo de las carreras la mayoría de los corredores van a toda pastilla. Esta es la primera carrera que llevo pulsómetro y pretendo usarlo, guiarme más o menos por las pulsaciones. Lo miro y veo que voy a 165 ppm. Demasiadas. La salida y el ímpetu de esas primeras rampas me dispararon el corazón. Bajo ritmo y me sitúo en unas 150. Pretendo hacer la carrera más o menos a este ritmo.
Por delante se distancia Quintana y Mariano. Por detrás Paco y Pepe hacen su carrera. Al llegar al Llano extremero, dejo al grupo con el que venía y continúo sólo. Voy cómodo regulando y mirando de vez en cuando el pulsómetro: 152 ppm. Si bajo de 150 ppm acelero.
Pistas mineras, vegetación exuberante y de momento cielo cubierto. A medida que ganamos altura los árboles van dejando su sitio a los pastizales, los helechos, las arandaneras y a las escobas.
Ya casi llegando al pico Pedro García, pasamos por encima de la niebla y el paisaje, el mar de nubes es espectacular.




Niebla en sala en el Picu Pedro García(Foto Organización)
Enseguida corono el pico y emprendo un corto descenso para atacar la cota más alta de la carrera: El pico Curriechos de 1728 mts y aproximadamente 19,00 kmts de la salida. Una vez sobrepasado éste comienza un largo descenso primero por pistas, prados, para llegar a un espeso bosque donde la bajada se torna muy delicada: Piedra sueltas, mucho barro... En un momentop dado siento ese síndrome llamado del "corredor desamparado". No veo marcas, ni cintas y lo que es peor ni me suena el sitio donde estoy.... La carrera está muy bien marcada, con señales de pintura y/o cintas cada pocos metros y ahora hace rato que no veo nada. Me invade una mala o.... Media vuelta tratando de encontrar alguna señal. al fín veo señales de pintura el un árbol: Me salté un desvío. Respiro profundo y no me cabreo. Sigo para abajo sin pensar en los 10 ó 15 minutos perdidos. Llego a Escrita en unas 4:10 horas. Me encuentro con Miguel y Jorge que se acaban de retirar con sendos tobillos lesionados.
Hasta aquí terreno conocido. Adelante unos 3 kilómeros con 400 metros de desnivel y otros 7 de bajada. Después de repostar comienzo la subida al repetidor. El calor aprieta y la subida se hace larga. A falta de unos metros me ofrecen agua que es muy bien recibida. El esfuerzo y el calor me hacen sudar de lo lindo. Tras un repecho sin fin llego al repetidor, vuelvo a beber y sigo la carrera.
Llego al avituallamiento de "El Tchegu" y un cartel anuncia la meta a 6,00 kilómetros.
Éstos son interminables. La bajada empieza a provocarme ligeros calambres en los abductores por lo que bajo algo el ritmo. Ya se oye al "speaker" en la llegada. Se suceden los carteles que nos cuentan que cada vez queda menos para llegar. Toboganes y repetidos sube-bajas retrasan el fin.
Un último esfuerzo: Subir hasta el cementerio para descender por un prado hasta la meta. Por fín.
La ruta en el wikiloc, incluyendo el tramo en el que me perdí:

El Gps me confirma unos 39,700 kilómetros y unos 2.800 de subida.
La sorpresa del día llega durante la espicha: ¡¡Ganamos el primer puesto por equipos!!.  Mariano y Quintana no tienen ya donde colocar los trofeos pero para Paco, Pepe y para mí es nuestro primer trofeo y estamos ilusionadísimos. Seguro que esto nos servirá como motivación para posteriores carreras.
Además de éste trofeo, Quintana y Mariano hicieron primero y segundo en su categoría.

Estoy al tanto de recibir alguna foto de la carrera, que colocaré nada más recibirlas.
Clasificación AQUÍ
 Aquí los datos del pulsómetro/gps:
Distancia: 39.490 mts
Fc Max: 166 ppm
Fc Media: 148 ppm

1 comentario:

  1. Enhorabuena Guti y al resto del equipo.
    Saludos

    ResponderEliminar

Noticias

Loading...