31 ago. 2010

La primera es Edurne


No podía ser de otra manera. Fiel a la rigurosa postura mantenida a lo largo de las últimas décadas, Elizabeth Hawley, la británica residente en Katmandú que está considerada la cronista oficial de las escaladas en el Himalaya, no da crédito a las pruebas aportadas hasta el momento por Oh Eun-Sun, invalidando la escalada que la alpinista coreana realizó en el Kanchenjunga (8.586 metros y tercera montaña más elevada de la Tierra).
Así se lo ha comunicado en un comunicado que le ha enviado a Edurne Pasabán. En el mismo señala que “lo siento por ella (Eun-Sun), pero parece que su única alternativa es regresar y escalar de nuevo (el Kangchenjunga) y volver otra vez con muchas fotos evidentes”. Con esto puede decirse, a no ser que Miss Oh se saque ahora de la manga unas fotos que hasta la fecha no ha mostrado, que la alpinista vasca Edurne Pasabán se convierte en la primera mujer en subir a las cumbres de las catorce montañas más elevadas de la Tierra. Para alcanzar este reconocimiento, la española ha tenido que esperar más de tres meses para que lo que ella ya había denunciado, sea admitido. La postura de Hawley se suma a la comunicada el pasado 26 de agosto por la Federación de Alpinismo de Corea del Sur, KAF, que es el principal organismo de este deporte en el país asiático. Por boca de su secretario general, Lee Eui-Jae, señaló que, después de una reunión mantenida con expertos, “las imágenes aportadas por Oh Eun-Sun no parecen coincidir con el paisaje real”. A dicha reunión, asistieron entre otros los tres himalayistas coreanos más destacados: Park Young-Seok, Um Hung-Gil y Han Wang Yong, quienes subieron en su día a la cima del Kang y también han logrado la 'challenge' de los 14 ochomiles.

Sospechas nunca aclaradas

Oh Eun-Sun ha realizado sus escaladas en un tiempo extraordinariamente rápido, llegando a ascender durante dos temporadas consecutivas cuatro ochomiles por año. Algunas de tales ascensiones, como la del Everest, realizada en el 2004, despertaron dudas en la comunidad alpina internacional, por las contradicciones en que dijo haberlas realizado, aunque se le admitieron.
Hasta la primavera de 2009, en que realizó la ascensión del Kangchenjunga. Lo hizo días después de Edurne Pasabán. Al regreso de la coreana, muchos vieron notables incongruencias en aquella escalada. En primer lugar, las escasas horas que señaló haber tardado en el último tramo de la escalada, con mal tiempo y una espesa capa de nieve blanda. Luego las fotos que aportó, y que a la postre han servido para descalificarla.
Oh Eun-Sun, durante la escalada a su último ochomil, el Annapurna. | Afp
 Aquellas imágenes mostraban a Miss Oh, en un punto indeterminado de la montaña rodeada por la niebla. Sí se veían un grupo de roca y unas cuerdas fijas a la que estaba atada la coreana, mientras que las bombonas de oxígeno abandonadas en la cumbre no estaban retratadas.
El compañero de Pasabán en el Kangchenjunga, Ferrán Latorre fue el primero que denunció aquellas faltas de coincidencias a las que luego se unieron hasta siete alpinistas que estuvieron aquellos días en la montaña.
Al año siguiente fue la propia Edurne Pasabán quien declaró que los sherpas que acompañaron a Eun-Sun en el Kang, le señalaron que la coreana se retiró antes de llegar al punto culminante.
Posteriormente, y tal vez debido a las fuertes presiones del grupo coreano que apoya a Miss Oh, entre los que está el fabricante de material deportivo coreano Black Yak, se desdijeron de aquellas afirmaciones.
“Yo he quedado todo este tiempo como una mentirosa y ahora que se ha aclarado todo, me alegro antes que de ser la primera, de que se sepa que siempre dije la verdad”, ha señalado con gran alegría a elmundo.es Edurne Pasabán.
La toma de postura de Hawley es un mazazo para los intereses de Eun-Sun y, como ya ocurrió otras veces en que la británica cazó a alpinistas mentirosos, aquellos o repitieron su escalada o jamás se le dio por válida. Ahora, y tres meses después de conseguirlo, Pasabán se ha convertido en la primera mujer de la historia en lograr la cumbre de los 14 ochomiles.
Alfredo Merino
El Mundo.es

1 comentario:

  1. Me alegro por Edurne pero sobre todo porque hallan pillado a una mentirosa.

    ResponderEliminar

Noticias

Loading...