21 oct. 2010

Dan Osman


Dan Osman era uno de esos hombres que no conocían el miedo, ni los desafíos imposibles. Tuvo una corta, pero intensa vida dedicada a los deportes extremos. Murió a las 35 años. La escalada era su pasión, pero no cualquier escalada, sino que la de estilo libre, es decir, aquella en la que no se usan cuerdas ni dispositivos de seguridad.
Prácticamente, Osman sólo dependía de sí mismo. Y, por supuesto, de una pequeña dosis de suerte. Estos dos factores fueron los que, en el año 1998, le quitaron la vida, cuando, por motivos que aún no están muy claros, una cuerda se cortó mientras practicaba caída libre desde Leaning Tower, en el Parque Nacional de Yosemite, en California.
Es considerado, hasta el día de hoy, como uno de los mejores escaladores de la historia. Extremadamente rápido, talentoso y temerario. Claramente, su vida no era normal. Y no sólo por el atrevimiento con el que se enfrentaba a la naturaleza, sino también por su estilo de vida bohemio. Tanto así, que durante varios meses al año, vivía en una casa de árbol, al interior de un bosque.
En este increíble video, podemos ver a Osman trepando, a una velocidad sorprendente, la pared principal de la roca Lover’s Leap. Más de 120 metros en sólo 4 minutos y 25 segundos, y sin ningún tipo de protección.
Dan Osman vivió con una pasión descontrolada su vida y murió haciendo lo que amaba ¿Un verdadero deportista extremo o un loco de las alturas y la velocidad?
Lo dejo a su criterio.
Fuente: Gotrekking

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias

Loading...