22 nov. 2010

La Pereda – P. Turbina – Arangas

Seguramente que todos los que ayer estuvimos por la montaña llegaríamos a coincidir en que, climatológicamente hablando, no fué el mejor día del año.
Esta es una ruta bastante fuerte, no tanto por la distancia pero si por el desnivel, que llegó acumulado a 1.600 metros. El protagonista indiscutible del día el agua.
Se dividió la excursión en dos: Un primer grupo haría la travesía desde La Pereda a Arangas y otro más reducido subiría al Turbina desde esta última población.

La ruta que el Grupo de Montaña Torreblanca de Oviedo hizo ayer, se inicia en la aldea de La Pereda (52 m), donde se toma un ancho camino que se dirige en dirección S atravesando un bosquete. Tras vadear el arroyo de Las Pisas, que ciertamente iba casi desbordado, se enlaza con un sendero bien marcado que remonta la fuerte pendiente de la Cuesta del Caballo. El sendero era casi un arroyo, hecho que dificultaba en alguna medida la progresión. Con varios resbalones por el barro y las primeras botas caladas, además de alguna risa, vamos llegando al collado.

El ascenso culmina en La Muezca (659 m), collado que ofrece imponentes vistas sobre la costa llanisca * (Ver primera foto). Tras franquear una portilla, situada escasos metros al sur de la brecha, se inicia el descenso en dirección a la majada de Malabrio -o de los Picoretes-. Agrupamos la excursión y nos resguardamos de la lluvia en la pared de una de las cabañas que queda en pie.
Desde aquí se continúa sin perder altura por una amplia loma en dirección E, para seguidamente proseguir con el descenso al collado de La Raíz (518 m), que separa el valle homónimo de la gran depresión kárstica de la Llosa de Viango.
En este último punto se inicia la dura remontada de la ladera septentrional del Turbina, la cual se realiza por un sendero muy poco marcado, que se pierde constantemente y que sigue un recorrido que en algunos puntos, especialmente en la zona alta, encontraremos jalonado por algunos hitos.

Primero  transitamos por un tupido bosque de hayas, entre un barro que hacía muy frecuente los resbalones y caidas para, posteriormente y ya entre niebla por la altura, continuar por un terreno en el que abundan los afloramientos rocosos y en el que hay que buscar intuitivamente el mejor itinerario.
Restos de granizo en el suelo dan una idea del día que tuvimos.
Tras alcanzar la cumbre (hay dos, muy cercanas, una con una cruz y la otra con el vértice geodésico y una caseta del 112), el descenso por la vertiente meridional de la sierra de Cuera ofrece pocas complicaciones.

Primeramente hay que dirigirse en dirección SO, hacia la majada de La Piedra El Osu, al pie de la ladera sur del Pico Llacia. Se continúa -siempre por camperas- en dirección O hasta llegar a la Portilla de la Concha, punto en el que se inicia un descenso que tras sucesivos zigs-zags nos permitirá alcanzar Los Conchizos, paraje en el que destaca la pre-sencia de una espinera de gran porte. El sendero continúa en dirección O-SO, a través de un terreno en el que domina el monte bajo, pasando junto a las cabañas de Lodevega y finalizando en las praderías de la Llosa Bargorio, donde se toma la pista hormigonada que enlaza con Arangas (342 m).
La ruta en el Wiki:

1 comentario:

  1. A pesar del agua seguro que disfrutasteis.
    Como siempre,preciosos los sitios por donde te mueves.

    ResponderEliminar

Noticias

Loading...