12 abr. 2011

Caso

El sábado,tirada larga. Bueno, y una cosa es lo que se pretende hacer y otra lo que al final se logra.
La intención era salir de Soto de Agues y subir al Retriñón, bajar a Caleao por los Arrudos y subir a la collada de Isorno para volver a la Ruta del Alba y a Soto de nuevo.
Pero no dí con la subida. Probé diferentes caminos pero la ruta que llevaba en el gps no era correcta. Después de varios intentos decidí "descubrir" caminos nuevos, así que puse rumbo al coche, metiéndome por todos los caminos que a derecha e izquierda encontraba.
A la vuelta pude ver sobre el mapa y consultando a "conocidos conocedores" de la zona, que anduve muy cerca de uno de los camonos más cómodos para subir. Esta ruta está en el punto de mira.
Otro de los caminos alternativos me llevó hasta la collada de Isorno, en lo que debería ser el camino de vuelta. Fueron los 35 kmts que marcan los "deberes" y unos 1800 de desnivel de subida ( y claro otros 1800 de bajada).
Muy bonito todo el paisaje, pero harto de las pistas de hormigón. Ya sé, ya comenté muchas veces que lo práctico puede pasar por delante de lo ético, pero creo que se está abusando de esta solución hormigonada.
El hormigonado de la Ruta del Alba, de momento hasta 4 kmts -creo- es una majadería como la copa de un pino. Vale que se arregle para poder ser usada por discapacitados, pero de ahí a hacer lo que se está haciendo, me parece, a mí personalmente- una canallada con el espacio natural. Región como la nuestra debe cuidar estas cosas, estos detalles y no convertir estos espacios en simplementes calles de ciudad. ¿Para cuándo una buenas farolas? ¿Nos imaginamos la Ruta del Cares hormigonada?
¡Señor, señor, líbranos de los políticos populistas...!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias

Loading...