25 jul. 2011

Resistencia Astur. Nembra


Por segundo año consecutivo, acudimos a esta III Resistencia del Reino Astur. El ambiente en las calles de este pueblo, ya a las 7:00 de la mañana, era estupendo. Llegan los corredores, la mayoría conocidos, saludos, risas, retirada de dorsales y un café en el bar del pueblo para despejar.
El objetivo es hacer la carrera con calma y tranquilamente, sin agobios.
Puntualmente se da la salida.

La carrera transcurre al principio en un sube baja, por un camino en entorno boscoso. Bastante humedad que hace sudar copiosamente. Las recientes lluvias ayudan a hacer el piso resbaladizo, por lo que hay que ir con cuidado. Estamos en la zona del Cochaín. Enseguida salimos del bosquecillo y entramos en un paseo paralelo a la carretera hasta La Maravilla, donde nos desviamos y comenzamos una fuerte subida por un antiguo plano inclinado de las minas. Llegamos al primer avituallamiento, Llano estremero, y tras unas almendras y algo de agua seguimos subiendo hasta el siguiente control, Quéndanu. Tenemos al frente el pico Pedro García al que subimos por unas rozas en el monte. Aquí me despido de Pepe y alcanzo a Paco y a Alwerto que van unos cientos de metros por delante. Con ellos corono el pico e iniciamos la bajada a La Veguechina. En el descenso me ganan unos metros pero ya en el Mayéu Busiyán los alcanzo. Coronamos La Boya y Curriechos juntos, así como todo el larguísimo descenso hasta La Escrita, entre piedras, barro y agua.
Estamos muy enteros, aunque Paco se aplica Réflex en una pierna. Comenzamos la última gran ascensión de la carrera hasta el repetidor, muy dura por la acumulación de kilómetros.
Reponemos fuerzas y continuamos. A partir de este momento yo no voy bien, y cada vez me cuesta más seguir a Alwerto y a Paco que regularmente esperan por mi. Me zampo un gel cortesía de Alwerto, y a trancas y barrancas les sigo hasta Llana fernando, el último avituallamiento donde le digo que sigan, que no esperen, ya que empiezo a notar calambres.
Parece que seguir más despacio, a mi ritmo, me viene bien. Poco a poco me recupero y empiezo a sacar ventaja de un "perseguidor" de xente Correndera que viene pisándome los talones. Coronando el Pico Moros veo otro corredor por delante al que decido alcanzar. Ahora, no sé si por efectos del ritmo más adecuado o por el gel, me encuentro mejor. Voy tomando ritmo y alcanzo al compañero en el Cabañón. No tengo intención de adelantarle, pero en la cuesta al cementerio va "fundido", y ante la posibilidad de que nos adelante otro corredor, apuro el paso, subo corriendo la cuesta para finalmente llegar a meta.
Carrera muy, pero que muy bien marcada, muy bien organizada, salvo un pequeño problema en la comida,y un recorrido guapísimo, duro y muy "potente".
La carrera en el Wiki:
-Me faltan los últimos 1800 metros, pq se me acabó la pila del gps...-

Fotos del Picasa. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias

Loading...