25 nov. 2011

Kathmandú

Ya estamos en Kathmandú.
"Fué creada por orden divina de Mahalakshmi, quien apareció en sueños al rey Gunakamadeva y le dijo que erigiera una ciudad con forma de espada entre los ríos Bagmati y Vishnumati. La ciudad actual fue fundada por los Malla en el SXIII "
Pequeño aeropuerto, un poco de "andar por casa". Allí mismo gestionamos los visados previo pago de 40 US$ y salimos en busca de la furgoneta del hotel. Un cartel con el nombre de Luis nos indica que nos esperan. Multitud de "voluntarios" tratan de ayudarnos con las maletas a cambio de alguna propinilla... -Te piden ¡¡ 20€ !! por llevarte la maleta hasta la furgona del hotel...
video
Llegada al hotel, en medio del Thamel, el barrio turístico, en una pequeña bocacalle que hacía del mismo una isla de tranquilidad en la vorágine del tráfico. El personal del hotel fué amabilísimo en todo momento y el establecimiento estaba bastante limpio, cuidado y arreglado para los estándares del pais.
Lo primero que llama la atención del Thamel es la cantidad de tiendas de artículos deportivos que hay. Marcas como North Face, Mammut, Patagonia, mochilas, sudaderas, anoraks por todas partes. A la pregunta a un comerciante sobre la autenticidad de las prendas la sentencia fué clara: "En Nepal no hay nada original".

¿Que podemos hacer en Kathmandú además de comprar saldos? Pues las gestiones necesarias para realizar el treking: Permiso de entrada al parque y permiso del mismo treking. Si vas con una agencia, no tienes de qué preocuparte ya que ellos gestionarán todos los permisos. Si no, simplemente toma un taxi y dile al conductor que te lleve al lugar donde se solicitan. Él sabrá llevarte.
Ahora ya podemos dedicarnos a custiones más prosaicas y hacer las consabidas visitas culturares que no deben faltar en ningún viaje.
Podemos empezar por Swayambhunath, "sublimes árboles" el templo de los monos.
Después de unas empinadísimas 365 escaleras y previo pago de la entrada -curiosamente la garita de expedición de tikets está casi arriba, por si te arrepientes y dudas si dar la vuelta...-, llegamos a uno de los templos más famosos de la ciudad, el segundo en importancia para los budistas tras el de Bodhnath. Nosotros fuimos andando desde el hotel, viendo la ciudad, esquivando perros y mugre, pero yo creo que no aporta gran cosa: mejor en taxi.
Edificios de varios tipos arquitectónicos donde destaca la gran cúpula, restaurada hace unos años con 20 kgs de oro, tiendas, santuarios, ofrendas, monos que no paran de pelearse entre ellos y con las decenas de perros callejeros que por allí -y por todas partes , pululan.Podemos disfrutar de una buena vista de la ciudad.
 Bodhnath.
El más sagrado templo budista de la ciudad, también el más retratado y seguramente más famoso.
 Edificada en el S V  aquí no hay monos, pero sí edificios arquitectónicos varios, tiendas, santuarios, ofrendas, y monjes que te venden sus oraciones, banderas, etc... Está rodeada de 140 celdillas donde se ubican otros tantos molinillos de oración, con el Mantra budista Om Mani Padme Hum, “¡OH! Joya en el Loto” , es, según el budismo tibetano, el mantra correspondiente a la compasión.Recitando este mantra, todas las veces que podamos, estaremos contribuyendo a esparcir la compasión por el mundo, a limpiarlo de negatividad y sufrimiento.
En el mismo recinto podemos ver también el templo Sree Boudha Ghyang Goth, con curiosas pinturas y el altar en el primer piso. Abajo, dos grandes molinos de oración escoltan una estatua de Buda. Es interesante un pequeño templo dedicado a Ajima, diosa de la viruela.

Singha Durbar
Antigua capital del valle, muy bien conservada, con multitud de edificios propios de una ciudad administrativa.
Merece la pena verla. Fué parcialmente destruida en 1934 por un terremoto y reconstruida también parcialmente. Mucho ambiente.
Bhaktapur.
Ya fuera de la ciudad, aunque en el mismo valle, podemos visitar esta ciudad museo, Patrimonio de la Humanidad, reconstruida también después del terremoto del 34. Aún quedan zócalos vacíos, testigos de antiguos templos ahora desaparecidos.Al coincidir la temporada de cosecha del arroz, tuvimos ocasión de ver a multitud de lugareñas secando y aventando los granos al aire.

Está restaurada con ayuda internacional -alemana concretamente-
Pashupatinath.
Es un complejo religioso, también en la lista de la Unesco de Patrimonio de la Humanidad. Aunque existen varios templos como el de Shiva Pashupati, cuyo acceso está restringido a los hindúes y el Panch Deval actualmente reconvertido en asilo de ancianos, la principal "atracción" son las cremaciones de los cadáveres de hindúes.
 Personalmente creo que tienen un tanto mercantilizado el rito de la cremación, ya que aunque todas las guías te advierte que no tomes fotografías o por lo menos que seas discreto, aquello es un verdadero show, para mi muy desagradable, donde delante de cientos de turistas se lavan cadáveres, se colocan en la pira funeraria y se queman, mientras los familiares lloran al lado de la pira. No sé, no sé, hay cosas demasiado íntimas que no deben de ser expuestas a la malsana y tétrica curiosidad, por mucho dinero que reporte "al mantenimiento y cuidado del complejo religioso" ¡¡Ja!!
El viernes que viene, más 

Capítulo 1.- Nepal 2011. Introducción

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias

Loading...