14 feb. 2012

Polémica Cerro Torre

Este filántropo americano deja patente su conformidad con el desequipamiento de la vía de Maestri y asegura que Hayden Kennedy y Jason Kruk “han realizado una proeza heroica restaurando el amor propio de la montaña”.
La ruta de Maestri en el Cerro Torre sigue dando que hablar. Esta vez es Doug Tompkings, creador en 1968 de la marca North Face, quien tras vender la empresa ha invertido su dinero en comprar grandes extensiones de terreno (principalmente en Argentina y Chile) para protegerlas. Tompkings ha publicado una carta en la que ensalza la labor de Hayden Kennedy y Jason Kruk al quitar los clavos de la vía. Este es su contenido:
“Finalmente alguien saco los clavos de Maestri del Cerro Torre. En mi forma de pensar fue 40 años tarde, pero mejor tarde que nunca. Si en algún momento hubo un sacrilegio en el alpinismo, éste se llevó el primer premio. Esta escalera de clavos comprometió al Cerro Torre en estas cuatro décadas, por no mencionar a Maestri con sus mentiras, su arrogancia y su cobardía. Recuerdo mi llegada con mi esposa a su campo base a principios de 1971: era como un basurero, pasamos dos días enteros recogiendo desperdicios y restaurando el área. Era una metáfora de Maestri y todo lo que el significó: el capítulo negro en la escalada en Patagonia.

Me saco el sombrero por Hayden Kennedy y Jason Kruk, ellos tuvieron el coraje, la ética y el estilo de escalada que ahora ha rectificado la maldición de Maestri y ha devuelto al Cerro Torre la dignidad que merece. Dejemos que sean escaladores que tengan la técnica, el coraje y el sentido de aventura y realización humana quienes lleguen a la cumbre, siguiendo las costumbres de la escalada contemporánea, sin reducir la montaña al mínimo común denominador con escaleras de clavos.
Hoy, las escaleras de clavos son obsoletas (si es que en algún momento fueron realmente aceptadas), las técnicas y filosofía de la escalada han superado todo eso. Estamos en una nueva era. Aquellos de nosotros que hemos escalado en esas épocas pasadas solo podemos saludar y admirar el trabajo de estos jóvenes escaladores contemporáneos, y no llorar sobre nuestros trofeos que, por los errores de nuestra propia era, están siendo de alguna manera profanados.
Esto no es más que una muestra de la estrechez mental de un grupo reducido que levanta argumentos poco sofisticados y ridículos, sin tener nada con que hacer frente a los estándares reales de la escalada. No encontrarás hoy en día ni un solo escalador de categoría en el mundo de la escalada que apruebe la escalera de clavos de Maestri, o que no esté contento de que hayan sido extraídos. Buen Estilo es la clave hoy. No menospreciemos las cumbres o los estándares de la escalada, que están siempre avanzando, no tengamos un retroceso hacia los errores o bajos estándares de escalada de hace 40 años.
Vergüenza debería sentir el grupo de gente que está criticando a estos jóvenes escaladores que han realizado una proeza heroica restaurando el amor propio de la montaña. Como un contemporáneo de Maestri, no veo nada peor que preservar su reputación como buen escalador, reputación que el dejó atrás cuando entró al Valle del Río de las Vueltas. Su “legado” es aquel de un mentiroso que rompió con el código de honestidad y de buena voluntad que la escalada y su espíritu de aventura ha traído consigo desde que el deporte apareció. La industrialización de la Vía del Compresor, algo nunca visto, ni antes ni después, es una de las manchas negras del alpinismo en todo el mundo, sin mencionar el escándalo que provocó en el momento de su apertura.
Jason Kruk y Hayden Kennedy en la cima del Cerro Torre tras su ascensión de la vía del Compresor en "mejor estilo". (Jason Kruk)

Simplemente quería felicitar a esos excelentes jóvenes escaladores, ellos quedarán en la historia como los héroes del Cerro Torre de esta época y aplaudirán a futuros escaladores que harán las rutas más rápidamente y con menos equipo e incluso liberándola. Ellos representan el mejor espíritu del esfuerzo humano. ¡Aplausos a ellos! Estemos seguros de apoyar a Kennedy y a Kruk y no los dejemos ser atropellados por voces estridentes o histéricas arremolinadas allí en Chaltén o en cualquier lado. Ellos necesitan nuestro apoyo de corazón, ellos son los héroes”.

Desnivel

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias

Loading...