30 may. 2012

Asturias Interior. Etapa 12

Santibáñez de Murias-Campomanes

Otra etapa del Gr 109. Poco a poco vamos haciendo el camino.
Salimos del pueblo de Santibáñez de Murias, unos pocos kilómetros más arriba de Nembra, pueblo que organiza uno de los maratones de montaña más bonitos que conozco: Resistencia Astur.
Tras pasar el pueblo, la carretera se va convirtiendo en pista hormigonada y tras un par de kilómetros, giramos a la derecha para cruzar el puente del Beyo.
A partir de este momento tomamos una empinadísima pista que sin pérdida y tras unos 4 kilómetros nos deja en los Puertos del Ranchón.
"Los Puertos de El Rasón están situados entre los 1.200 y los 1.400 metros de altitud, al nordeste del cordal que se desprende del límite entre los concejos de Aller y de Lena a la altura del pico de Tres Concejos.
El hombre ha colonizado estos pastos de altura, frescos y húmedos, donde aún existen numerosas cabezas de ganado en semilibertad desde la primavera hasta el otoño. Las brañas (zonas de montaña en la cordillera Cantábrica donde el ganado aprovecha los pastos tardíos en época estival) se encuentran entre las mejor cuidadas de toda Asturias y están ocupadas por los ganaderos de Aller y de Lena. Majadas (Mayaes) como las de Pendu, Balbona, Fuentes, Escosura o Les Llanes mantienen viva la ganadería estacional en esta sierra.
La flora de El Rasón es rica y variada, con más de 200 especies, destacando el acebo (Ilex aquifolium) entre las forestales. Las tres formaciones vegetales predominantes son los pastizales, situados entre los 750 y 1.150 metros de altitud los de siega y los 1.400 metros, los de diente; los piornales, dominados por las dos especies de Genista, que se encuentran entre los 1.300 y 1.650 metros, siendo los sustitutos de las hayas (Fagus sylvatica) en el límite inferior y de los abedules en el superior, y los bosques, que se ubican en la vertiente orientada al noreste, sobre Santibáñez de Murias, bajo la raya de los 1.200 metros de altitud, compuestos principalmente por hayas y roble albar (Quercus petraea).
La fauna de mamíferos es muy variada, desde el corzo (Capreolus capreolus), pasando por el jabalí (Sus scrofa), el zorro (Vulpes vulpes) y una multitud de animales de pequeño porte, como mustélidos (Mustelidae), ardillas (Sciurus vulgaris) y erizos (Erinaceus europaeus) y mustélidos como la nutria (Lutra lutra). El lobo (Canis lupus) tiene apariciones esporádicas en estos puertos, que utiliza como lugar de paso desde León."
 Seguimos la pista que sigue subiendo, ahora de forma mucho más moderada, dejando a los lados cabañas muy bien cuidadas y mas adelante una pequeña charca. La pista culmina el el Alto del Tunelón, cruce de caminos entre este Gr y el muy transitado, sobre todo por bicicletas, Gr 100.1, Ruta Romana de la Carisa.
"La vía romana de La Carisa, cuyo topónimo proviene del general romano Publio Carisius, atravesaba la cordillera Cantábrica, comunicando la llanura leonesa con las tierras de los astures, conquistados por Roma entre el 20 y el 14 a. C. Su trazado, de algo más de 40 kilómetros, discurría por la parte más alta de un largo corredor montañoso sobre una plataforma sin bordillos, de unos 3 metros de anchura, que facilitaba el traslado de las tropas romanas entre los enclaves militares más estratégicos.
Este camino romano unía Lugo de Llanera (Lucus Asturum) con Astorga (Asturica Augusta), pasando por León (Legio VII), constituyendo lo que sería el tramo meramente asturiano de la Vía de la Plata. Su trazado original subía desde León por el valle del Bernesga, cruzando la Sierra de los Pasos de Arbás por Pendilla. Posteriormente, pasaba por Fornillos, la Collá Propinde, donde se divide en el Camín Vieyu y el Camín Nuevu, y por la vertiente oeste del pico Tres Concejos, internándose por las laderas del cordal de Carraceo hasta desembocar en Carabanzo y Ujo (Mieres), donde se unía otra ruta secundaria que baja desde San Isidro.
Como prueba de este pasado histórico, en el trazado de la Vía Carisa existen distintos yacimientos arqueológicos, que pueden ser visitados, como la necrópolis tubular de Espines, en el Mayéu Espines; la necrópolis del Padrún, en el alto del Padrún; el túmulo de La Reigá, en el pico La Robliga (Sierra del Ranero); el Castichu de La Carisa, en el pico La Boya; la fortificación astur del Homón de Faro, y el campamento romano del monte Curriechos.
Final de los valles del Huerna y del Pajares y comienzo del valle del Caudal, la localidad de Campomanes es un auténtico cruce de caminos por cuyas calles discurrían el Camino de Santiago, el Camino Real y la Carretera de Castilla.
Frente a la calle del Hospital, se erige la capilla dedicada a Santa Eugenia y al Sagrado Corazón y, en esta misma zona, los Diarios de Jovellanos citan una alberguería relacionada muy posiblemente con el trazado del antiguo Camino de Santiago y de San Salvador que, desde el Pajares, se internaba en Asturias, llegando a Oviedo, morada de San Salvador, y continuaba por el suroeste hasta Galicia.
De todas estas rutas históricas quedan diversos recuerdos en forma material, como el puente sobre el Huerna, llamado Ponte de Briendes, citado en 1247 en la Carta Puebla, y situado en un escalón inferior entre el Camino Real, la actual carretera y el palacio de Revillagigedo.
A orillas del Huerna y dominando Campomanes, se encuentra el gran palacio de Revillagigedo, construido entre los siglos XVII y XVIII. El edificio tiene una torre lateral y un cuerpo central, denominado El Mirador, con portada en el centro y un balcón superior con balaustrada de forja. El palacio tenía una segunda torre, ya desaparecida, que fue incendiada en los años 30."
La vista deesde este punto es hermosa: Al frente tenemos las Ubiñas en todo su explendor, picos como El Negrón, los Puertos de La Cubilla, las Ubiñas, Castillines, Fontanes, Peña Rueda...
Después de admirar el paisaje, beber y comerme una barrita, desciendo unos metros por la Carisa y tras unos 3 kilómetros más o menos llanos encontramos un indicador a la izquieda que nos señala nuestro destino: Campomanes. Bajada muy potente en zig-zag que nos lleva al pueblo de Linares de Abajo. Superado el pueblo tomamos un desvío que por encima de los túneles de Renfe, nos lleva en sucesivos toboganes hasta Carsovia. Ya tenemos casitodo el camino hecho. Llegamos al asfalto y dejamos a la derecha Malveo y ya abajo, cruzando el río Pajares accedemos a la carretera general Oviedo a Pajares y tras 1 kilómetro arribamos a Campomanes.
Distancia: 26,00 Kilómetros
Acumulado subida: 1100 metros
Acumulado bajada: 1300 metros 
Tiempo: 3:10 hrs

La ruta en el wiki:
Más información aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias

Loading...