2 may. 2013

Breve Bibloteca Viajera:Atrapados en el Hielo.

Atrapados en el Hielo.
Caroline Alexander
Cuando leo estas novelas basadas en hechos reales a veces me tengo que parar un momento a pensar y darme cuenta de que lo que se narra ha sucedido realmente, y que los personajes que pululan por las páginas no son invenciones del escritor, sino personas de carne y hueso con nombres y apellidos propios, que vivieron en sus propias carnes eso que yo estoy leyendo cómodamente sentada en mi sillón. Atrapados en el hielo de Caroline Alexander cuenta con la ventaja de estar plagada de fotografías auténticas de la gesta que nos narra, y se pueden contemplar los rostros inescrutables de esos hombres que tanto sufrieron por la consecución de un sueño. Eso hace que la lectura sea realmente estimulante, permitiendo que esos aguerridos lobos de mar tomen sus rasgos verdaderos mientras la historia y los desastres vividos se desarrollan.
La aventura que se nos cuenta es una de las últimas grandes aventuras emprendidas por el hombre en un entorno hostil y prácticamente desconocido como eran los continentes helados a principios del siglo XX, en el que tras la conquista del Polo Sur por el noruego Amundsen y la derrota del británico Scott en dicho objetivo, se presentaban como los últimos reductos de las grandes gestas a las que podría aspirar el hombre moderno. En ese contexto de derrota de los ingleses en la conquista del Polo Sur, el explorador Ernest Shackleton se propuso cruzar a pie el continente antártico.
El desarrollo de la aventura se nos presenta como una lucha constante del hombre contra la naturaleza en un entorno no hostil, sino convertido en un verdadero infierno para aquellos hombres preparados para lo peor, pero cuya resistencia se puso a prueba en los veintidós meses que duró su estancia en los hielos. La aventura inicial no pudo realizarse al quedar el Endurance atrapado en el hielo y verse los hombres obligados a sobrevivir en condiciones infrahumanas durante interminables meses, sometidos a temperaturas de más de veinte grados bajo cero en los días de buen tiempo, con el riesgo constante de morir ahogados al abrirse el témpano en el que se vieron obligados a acampar, azotados por vientos de más de 130 km/hora interminables, y con su cuerpo cubierto de llagas debido al continuo contacto de la ropa congelada por la nieve y el hielo.
La valentía de aquellos hombres ante las continuas adversidades a las que tuvieron que hacer frente en su aventura, son un ejemplo de la resistencia del ser humano y su lucha infatigable por la supervivencia. Pero lo que realmente cuenta este libro es que la verdadera fuerza de todo ser humano no se reduce únicamente a su capacidad física, sino que dicho preciado valor reside en la continua confianza en las posibilidades de uno mismo y de los demás, en no perder la esperanza, en confiar en el grupo, en ser optimista, en permanecer unidos aún en las condiciones más adversas, en mantener la moral alta aunque la realidad nos sugiera que estamos locos por esperar algo mejor. Y todas estas enseñanzas se pueden aplicar tanto a aquellos hombres que quedaron atrapados en el hielo, como a nuestra cómoda vida de lectores de sofá.
Una lectura realmente estimulante que gana con las maravillosas fotografías que le acompañan.
http://blog.metropolislibros.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias

Loading...