21 abr. 2009

Panorámica

Desde el Pico Cotalba hacia el Cornión.


Enamorado del Parque Nacional de la Montaña de Covadonga, en él desearíamos vivir, morir y reposar eternamente, pero, esto último, en Ordiales, en el reino encantado de los rebecos y las águilas, allí donde conocí la felicidad de los Cielos y de la Tierra, allí donde pasé horas de admiración, emoción, ensueño y transporte inolvidables, allí donde adoré a Dios en sus obras como Supremo Artífice, allí donde la Naturaleza se me apareció verdaderamente como un templo.

Epitafio en la tumba de D.Pedro Pidal en el Mirador de Ordiales

Cómo llegar

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias

Loading...