11 jun. 2009

Eiger Award


El pasado sábado 6 de junio se otorgaron en la localidad suiza de Grindewald, al pie de la cara norte del Eiger, los premios que llevan el nombre de esta legendaria montaña. El objetivo de estos galardones es muy simple: premiar a los que sirven de inspiración a todos aquellos que aman las montañas.

En esta ocasión han decidido premiar a la cordada que consiguió alcanzar por primera vez el Makalu en invierno: Simone Moro y Denis Urubko. No sólo fueron los primeros en llegar a esta cima en temporada invernal, sino que además usaron sus métodos habituales: sin sherpas de altura, abriendo y montando ellos los campamentos, y utilizando el estilo alpino en tanto fuera posible. (En invierno las cuerdas fijas duran poco. Pronto quedan enterradas bajo capas de nieve que no desaparece, aunque más que nunca son necesarias en determinados tramos.)

Este galardón busca premiar la exploración, y los organizadores afirman que, contra la creencia general, sigue siendo posible en nuestros días. “Incluso en los Alpes, uno puede todavía explorar su propio y personal nuevo territorio”. Y en esta ocasión, además, han valorado el esfuerzo que Simone y Denis hacen por difundir entre el resto de montañeros y el público en general los valores y la fascinación que producen el montañismo y las montañas, con la convicción y el entusiasmo de aquellos que siguen manteniendo la misma ilusión que tenían cuando comenzaron, consiguiendo que muchos “vivan” sus expediciones.

Los otros dos nominados fueron el suizo Daniel Anker - el alpinista que más vías ha abierto en la norte del Eiger, autor del famoso libro “Eiger, la arena vertical”- y el alemán Kurt Albert, aperturista de vías por todo el mundo, incluida “Royal Flush”, en la pared este del Fitz Roy. También se otorgó un premio especial dedicado a la cultura al fotógrafo suizo Robert Bösch Los premios fueron entregados por Sir Chris Bonnington.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias

Loading...