21 jun. 2009

El riesgo de vivir

El riesgo de vivir
Ranulph Fiennes
Mondadori 2001.
ISBN 8439706278 / 84-397-0627-8
EAN 9788439706274
Precio: 19,23€

En estos días está de moda el Sr. Fiennes. En este blog nos hicimos eco de su ascención al Everest en un post hace unos días. Leí el libro hace unos meses y he de confesar que no tenía ni idea quíen era. Comencé el libro y lo acabé -que no es poco...-.
El buen señor es un aventurero británico que trató y consiguió vivir del patrocinio por sus aventuras por el mundo. Antiguo oficial de las SAS, en 1984 ingresó en el Libro Guinness de los record por ser el aventurero más importante del mundo ??.
Importante no sé. Coñacillo contando las cosas, un pedazo.
El libro, a modo de autobiografía, cuenta sus experiencias en Omán, en un viaje por el Nilo en aircraft, peripecias por glaciares, en el río Yukón, la expedición Transglobo, la Antártida...
Como digo el libro no está mal. Tiene todos los ingredientes para gustar: aventura, exploración, anécdotas graciosas...Pero falla la narración. Es, para mi gusto, demasiado plomiza, le pone poco énfasis, las cosas pasan y él simplemente las cuenta. Sir Ranulph Fiennes será buen aventurero, pero como escritor.. ¡Na de na!
Según la editorial:
"Cuando Ranulph Fiennes acabó los estudios en Eton, su madre soñaba para él un futuro apacible, que honrara el nombre de una de las familias más antiguas de Inglaterra. Sin embargo, el joven tenía otros planes, quizá no tan dignos pero desde luego más interesantes.
Tras una corta estancia en el ejército y una incursión en tierras de Arabia, Ranulph decidió que dedicaría su vida a la exploración, embarcándose con éxito en aventuras donde otros habían conocido la derrota e incluso la muerte.
Después de llegar hasta las fuentes del Nilo en hidroavión y de aterrizar en paracaídas en un glaciar de Noruega con el encargo de estudiar la topografía del lugar, nuestro hombre, baronet por más señas, aceptó el reto de navegar por los turbulentos ríos del norte de Canadá, y en 1973 empezó a organizar un viaje que le llevaría a rodear la tierra siguiendo la línea del meridiano de Greenwich.
Su espíritu aventurero no ha menguado en estos últimos años, dedicados a buscar la ciudad perdida de Ubar, ni ha decaído su sentido del humor, un elemento esencial para asumir el riesgo con tanta desenvoltura y dejarnos el magnífico testimonio vital de sus memorias.
"

Saber algo más aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias

Loading...