1 sept. 2009

Los fakes y despropósitos de el “último superviviente”

Hace tiempo descubrí una página en internet "Observatori de ciberpolítica"- la cual visito con asiduidad. De vez en cuando, dejan de lado la ciberpolítica y nos regalan algún artículo sobre montaña, aventura...
A menudo, hablando con los amigos, sale el tema de "El último superviviente", serie que emite la cuatro. Más o menos los gustos van así: Hasta 14 ó 15 años son incondicionales del superviviente, a partir de aquí la cosa se va diluyendo hasta que llegamos a los 35 ó 40 etapa en la que vemos el programa como una "fantasmada". También digo que algún amiguete, mayor que yo es incondicional y sospecho que se está aficionando a comer cadáveres de animales que encuentra por ahí.
Como digo, "Observatori de ciberpolítica", publicó el pasado 25 de agosto, un articulillo sobre esta serie. No me resisto y lo fusilo aquí para deleite -espero- de los lectores de CorreQueTeQuedas.
El autor es J.A. Rodriguez

Como el tema político está muy aburrido en verano me voy a centrar en una labor que tanto gusta a los sociólogos que es criticar a los mass-media. Yo más modestamente estoy entrando en pequeñas minúsculas de lo que es la televisión, aprovechando el ocio veraniego. En el canal Cuatro hay un “fake” llamado “El último superviviente” en el cuál un exsoldado de élite, Bear Grylls, del ejército británico muy pasado de vueltas se pone en situaciones límite y muestra como sobrevivir.

Grylls

En estas situaciones se enfrenta a terribles glaciares, montañas agrestes y desiertos hostiles buscando la civilización y la salvación. Siempre con un material muy limitado.

El programa es presentado como si fuera la mejor manera de sobrevivir a determinadas circunstancias y buscando cierto grado de realismo. Bear Grylls despliega todo un conjunto de técnicas de superviviencia que ayudarían supuestamente a cualquiera a salir de la situación de peligro.

Pues bien, gran parte de las cosas que salen en este programa son un verdadero suicidio desde el punto de vista de la superviviencia.

Hay que diferenciar algunas cosas. Salir de una situación de supervivencia es una cosa y hacer un programa espectacular otra. La primera prima el sobrevivir y salir del atolladero, la segunda busca continuar en situación extrema en todo momento. Y es una sutil diferencia entre un aspecto y el segundo.

Cuando un programa intenta banalizar las situaciones de peligro en la que un ser humano se enfrenta a la naturaleza salvaje y hace pasar como divulgación lo que no deja de ser un espectáculo medido podemos incurrir en el riesgo de hacer creer que la supervivencia es un ejercicio de atletismo y de manual de boy-scout con un exceso de adrenalina.

Los errores no están en Bear Grylls. Si caes en mitad de la selva amazónica preferirás tener a Bear Grylls que a mí a tu lado.. eso es evidente. El tío es un crack (pasado de vueltas, eso sí) y sabe sobrevivir en varios ecosistemas. Además el tipo es experto en técnicas de alpinismo, de supervivencia, de orientación, de descenso de barrancos, etc.. etc.. Vamos que el tío sabe, bastante. El problema radica en el guión del programa (en el que seguro que Bear Grylls también incide). Hay cosas que en situaciones de supervivencia o de cualquier tipo NO se deben hacer (y menos gratuitamente como él hace), algunas de ellas las hace el amigo Grylls de forma alegre como si fuera “lo más acertado para sobrevivir” y que enumeraré:

- Meterse en grietas de glaciares para “salir antes” es firmar tu sentencia de muerte. Meterse en una crevasse de un glaciar para salir de él más rápido es un verdadero suicidio. Estas grietas no sabemos que profundidad pueden alcanzar, donde terminan, si se puede inundar en cualquier momento. Las técnicas para atravesar glaciares (la progresión en cordadas, la construcción de polipastos) se centran mucho en EVITAR CAER dentro de grietas o si se cae que sean pocos metros y se pueda recuperar a la persona lo antes posible. Porqué caer en una de ellas y no estar atado es prácticamente una sentencia de muerte. Si algún día alguien se pierde en un glaciar, que NO se meta en una grieta… es lo PEOR que puede hacer.

- Ya que estamos, si estás en una montaña y quieres salir y no tienes equipo (grampones, piolet) o el glaciar es especialmente chungo… no te metas en el glaciar. Si hay alternativa, por muy larga que sea, evita meterte allí, menos sin material. Hay glaciares que cubiertos de nieve y sin mucha pendiente son relativamente seguros para atravesar sin grampones ni piolet, pero aún así pueden esconder puentes de nieve inestables o seracs que se caigan. Si están abiertos y en hielo vivo, las grietas transforman el paisaje en un laberinto de grietas y agujeros que hay que bordear y evitar. Si hay palas de nieve normales, o zonas de roca sencillas que se puedan bajar, siempre es mejor que caminar por un glaciar que no conoces y del cuál no tienes ninguna referencia.

- Andar por glaciares con calcetines por encima de la bota es buscarte un problema. Otra de las grandes herramientas que proporciona Grylls es la sustitución de material necesario para una actividad por improvisaciones. La más descabellada fué sacar los calcetines y ponerlos por encima de la bota y así ganar cierta adherencia en el hielo de los glaciares. Aunque funcione mejor una bota con el calcetín por fuera… no aspires a atravesarlo entero con esta técnica. Si el glaciar o el nevero helado es pequeño rodéalo, si es muy grande no aspires que los pelos de los calcetines te den mucha adherencia y seguridad… lo más probable es que te pegues un castañazo. La gente atraviesa neveros y glaciares con grampones Y piolet, y el piolet no está de adorno, está porqué puedes caerte aún con el mejor equipo.

- Atravesar montañas por cuevas para acortar tiempo es una locura. En un capítulo Grylls está bajando de unas montañas por medio del bosque y de golpe se encuentra con una cueva. Su respuesta fué “atravesaré la cueva” y así llegaré al otro lado de la montaña y me evito un rodeo. Tontada donde la haya es pensar que la cueva va a atravesar la montaña precisamente donde queremos. Si es una cueva inexplorada no sabemos donde va a parar, puede que atraviese la montaña o que termine en un cul de sac, o que aún haciendo un trayecto que nos interese esté copada por un sifón que no podemos atravesar, o que termine en otro sistema kárstico que vaya a parar vete a saber donde. Una cueva no va a llevarte a donde quieras porqué así lo creas. Si incluso sabes que las aguas de determinada cueva terminan saliendo en una surgencia en la dirección que tú quieres, no asumas que siguiendo un río en una caverna vas a parar a esa surgencia. El agua pasa por sitios que tú no, un sifón ya te bloquea el paso, las aguas se pueden filtrar. Por otro lado el perderse es fácil, hay técnicas muy complejas de cartografía de cuevas pero requieren tiempo y explorar la cueva de forma sistemática.

Aún cuando cuentes con la cartografía de una cueva puede que no puedas atravesarla si no cuentas con kilos y kilos de material (que total no vas a tener en una situación de supervivencia). Los espeólogos cargan centenares de metros de cuerda que dejan fijas mientras exploran las cavernas. ¿Que haces si te encuentras con un pozo de 60 metros que has de bajar para llegar a la boca del sistema kárstico que quieres atravesar? Sin cuerda, speeds, material para fijarlo en la pared, etc… vas fino. No hablemos ya de la presencia de sifones que bloquean el paso y se han de cruzar buceando.

Pero yendo al mejor de los escenarios, una caverna sin pasos que requieran material específico de espeleología, cartografiada, que no tenga desvíos que puedan hacerte perder y con suficiente fuentes de luz para atravesarla, se tarda más en atravesarla que lo que se pueda tardar en cruzar la montaña por arriba. En general, meterse en una cueva para salir de una situación de peligro es una acción suicida, es meterse en un problema mucho peor del que se está, sin obtener ninguna ventaja.

- Descender barrancos es peor que rodearlos. Bear Grylls siempre insiste en que en situaciones de supervivencia hay que asumir riesgos para poder salir del problema. Estoy de acuerdo con esa afirmación, pero los riesgos que puedes asumir en una situación de emergencia son con menos márgenes que los que se pueden asumir en situaciones de otro tipo. Para entendernos, si alguien se dedica a la escalada, los niveles de riesgo que puede asumir cuando está atado a un compañero, con chapas fijas a la pared no es el mismo que puede asumir cuando está sólo en una montaña y tiene que realizar un destrepe sin ninguna protección. Por ello cuando Bear Grylls se encuentra siguiendo un río y de golpe comienza a meterse en un barranco con saltos de agua, etc… en lugar de rodear el paso difícil se las ingenia para continuar metiéndose en el barranco más y más, está asumiendo riesgos que alguien en una situación real de supervivencia no debería asumir. Si te metes en un barranco que no conoces puede que el primer salto de 3 metros lo puedas dar, pero ¿y si te encuentras de golpe con un salto de agua lleno de rocas que no hay manera de saltar? ¿cómo vuelves otra vez atrás?. Sin equipo, ni material, no puedes improvisar un rappel, además sin trajes de neopreno el agua te irá poco a poco comiéndose el calor corporal. Te expones a riesgos adicionales a “intentar salir del monte sin comida”. Incluso aunque tuvieras el material, conocieras el barranco, etc… siempre se tarda más que bajar por una senda que dé más vueltas. Los que practican el descenso de barrancos tardan más que bajando por el camino más largo pero menos lleno de pasos técnicos que baja al valle. Es tan evidente que esto es así, que incluso hay acciones del propio Bear Grylls que están llenas de alguna “trampita”. Por ejemplo, se encontró con una cascada de unos 50 metros y él tenía una cuerda de escalada de unos 60 metros. Ata la cuerda a no se sabe muy bien qué (no te muestran la reunión), con lo cuál ya comienza a hacerte trampas.. no te dice donde ata la cuerda, puede que a una reunión artificial creada con un speed y un percutor (algo que él dice que no lleva encima), o con fisureros en grietas de la pared (tampoco dice que lleve ese equipo consigo), o a una instalación de rappel preexistente. Llega abajo de forma clara que está utilizando la cuerda en simple y que un extremo está atado arriba… pero en la siguiente imagen se vé como recoge la cuerda, o alguien se la ha desatado arriba o ha hecho una pirula (como pasar un mosquetón en un extremo, pasar la cuerda por el mosquetón y así hacer una lazada y en el extremo que queda más arriba atar la mochila para que cuando el rapelador no esté tirando de su peso, si hay suerte, el extremo fijado de la cuerda pueda descender por el peso de la mochila) que no te ha mostrado. Lo más seguro es que sea lo primero y que la cuerda la haya atado a una reunión bien segura… una instalación artificial. Si Bear Grylls que es un crack tiene que hacer una pirula para hacer creer que está descendiendo un barranco en condiciones puras, ¿cómo se le puede ocurrir dar el consejo de que es mejor descender el barranco que rodearlo?.

- Material de escalada improvisado. A menos que termines en lo alto del Naranjo de Bulnes que es una torre que sólo se puede subir o bajar con herramientas de escalada (y Bear nunca ha iniciado su programa en mitad de una torre que sólo se puede subir escalando) no improvises el material de escalada. Antes es mejor rodear, hacer un camino más largo, pero más seguro. Estoy de acuerdo que acortar el tiempo de exposición en la situación de supervivencia es bueno, pero no a costa de exponerte a riesgos más altos e inasumibles. El mismo Bear Grylls se ha pegado costalazos por improvisar cuerdas o arneses con lianas. Ya escalar o destrepar con material de escalada en buenas condiciones tiene muchos riesgos aunque se tenga la técnica adecuada, destrepar con material improvisado de esa manera por una persona “normal” es una acción suicida. Si te has estrellado con un avión en mitad de una sierra y quieres salir de allí porqué nadie te puede ir a buscar, no esperes que tu situación mejore porqué te ates a una liana y desciendas un barranco de 30 metros… leñe, rodéalo!!, aunque tardes más, aunque te puedas exponer a otros peligros (una hipotermia, agotamiento, a perderte) el riesgo de que la liana se rompa es mucho más obvio… De hecho muchas veces el mismo Bear Grylls afirma que “el manual de supervivencia dice que es mejor rodear el barranco”.

- Escalar por escalar y sin protección. En un capítulo Grylls está caminando por el desierto y se encuentra una pequeña meseta elevada justo enfrente, el desierto seguía en la dirección que él deseaba rodeando la elevación, pero él decide que es mejor subir y bajar la meseta a pelo. El tipo comienza a escalar sin protección, ni cuerda, a puro estilo libre por una pared que tendría un IV o V grado de escalada, para luego destrepar por el otro lado un grado parecido “a pelo”. Si te encuentras un altiplano que puedes rodear, no lo escales, es un absurdo. Vas a gastar más energías, tiempo y te expondrás a más riesgos escalándolo que rodeándolo. Y más si no tienes el equipo necesario, vas solo, no te puedes asegurar y la escalada tiene algo técnico te puedes pegar un costalazo para no conseguir nada.

- Se tarda menos en rodear un lago que en construir una balsa y navegarlo en precario o bien intentar cruzarlo a nado. Si hay camino, es fácil rodearlo, rodéalo, no intentes pararte a hacer una balsa que vas a impulsar tú sólo con conocimientos precarios de navegación o intentar cruzarlo a nado. Una persona andando puede caminar a unos 6 km/hora en llano, un nadador velocista puede alcanzar los 2m/s (unos 7-8 km/h) pero unos pocos metros y durante un tiempo muy corto, en piscina y acabando agotado… Esa misma persona corriendo puede ir a 15km/h sostenido durante unos pocos kilómetros y no terminará tan derengado como el nadador. No nades, anda.. a menos que hayas caído de un barco y tengas que ir a la costa o cruzar un río que no tiene otro paso, o que el lago esté rodeado de barrancos por todos lados y en la otra orilla esté el refugio, intenta rodearlo.

No entraré al detalle en otras “fantasmadas” del programa. Como por ejemplo estar siempre pendiente de encontrar yesca para encender un fuego con un pedernal y una navaja (multiusos del ejército británico), que a parte de requerir un nivel técnico que ralla el absurdo, es mucho más eficaz llevar siempre un mechero en la mochila (que alguien me diga que eso es menos probable de llevar que un pedernal y una navaja del ejército británico), o el alimentarte de los restos de frutos encontrados en las heces de un oso sin intentar limpiarlo bien a fondo y si puedes hervirlo.. ¿porqué tantas pegas de beber de una surgencia de alta montaña de agua corriente sin hervir el agua y en cambio es capaz de limpiándolo un poco con la mano y con un poquito de agua, meterse en la boca comida con restos de heces de animales?. O comer animales crudos siendo tan cansino y pesado en estar siempre haciendo fogatas (si preparas el fuego de forma tan fácil y lo montas cada noche ¿que te cuesta cocinar el bicho que has capturado evitando así parásitos y sacando más nutrientes del animal y forzando menos al sistema digestivo?). El programa en sí tiene muchas fantasmadas pero me he querido centrar en algunos despropósitos que claramente son evidentes y que una persona en una situación de supervivencia (que es supuestamente a quien van dirigido los consejos de Bear Grylls) debería evitar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias

Loading...