23 nov. 2009

Descubriendo el Naranco

El sábado tocaba correr por nuestro siempre socorrido Naranco.
Partimos a las 10:00 de la mañana por la pista finlandesa camino de Fitoria.
Esta pista, casi llana es la antigua caja de un ferrocarril minero, que desde Villaperez  transportaba el mineral a Oviedo, para desde la estación del Norte llegar a la "Fábrica de Mieres" y a Trubia.
Según Manuel Gutíerrez Claverol : "Para facilitar el transporte del mineral de ambos grupos se construyó un ferrocarril desde la zona de Villapérez -ubicación de la explotación principal- hasta la zona de San Pedro de los Arcos. Cuando a fines de 1878 llegó al Ayuntamiento la petición de permiso para construir el citado tren, fue recibida con recelo y preocupación ante el temor de que el trazado propuesto pudiese dañar la traída de agua de Fitoria.

El ferrocarril minero de el Naranco fue inaugurado el 1 de febrero de 1880, con un trazado casi coincidente con la actual «pista finlandesa». Comenzaba cerca de la actual cantera de caliza de Orgaleyu (zona de Gamonedo) y finalizaba en un cargadero próximo a la actual estación ovetense. Ya a principios de siglo se realizó un plano inclinado (conocido por los carbayones como «El Plano») que comunicaba la vía férrea del Grupo Villapérez con el del «Naranco»."

 Al llegar a esta población, Fitoria, dejamos la pista y tomamos la carretera hasta poco antes del Restaurante Casa Camila, que tomamos una desviación a la izquierda. Siempre subiendo, al poco se acaba el asfalto y entramos en una senda frecuentada por BTT.  Esta senda, según supe, era de uso habitual durante la guerra civil para el movimiento de tropas. Unas ruinas y un camino a veces muy ancho, hace sospechar que este tramo vivió mejores tiempos.
Llegamos a la carretera que sube al Naranco, y la cruzamos para seguir por una pista forestal que nos lleva al área recreativa del Naranco. Por aquí también se ven vestigios de la guerra civil .
Una vez en este punto decidimos investigar alguna alternativa al camino de siempre. Nos metemos por el antiguo campo de tiro de los militares. Primero una pista de hormigón que acaba pronto. Camino poco marcado que asciende en fuerte pendiente y se va cerrando poco a poco. Helechos, ortigas y cotoyas, van cerrando el camino. No nos queda más remedio que seguir adelante a costa de arañazos en las piernas. Una vez, de nuevo en la carretera, pensamos acercarnos al Pevidal y ver los pozos de nieve. La mañana se está convirtiendo en un ejercicio cultural de primer orden.
Seguimos por el "periurbano" por ruta ya muy conocida y coincidiendo con la carrera del Centro Asturuiano, hacemos la Peña Llampaya, La Contriz para bajar hasta el Centro Asturiano. Desde ahí a San Miguel de Lillo, Sta María del Naranco, y ya por asfalto de nuevo a la finlandesa.
Hicimos casi 18 kilómetros, 800 metros de desnivel y 1:57 horas de puro disfrute.
El perfil del entrenamiento salío así:

y la ruta en  wiki así:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias

Loading...