17 dic. 2009

Ruta de la Salamandra



No hay cosa como estar de vacaciones. Y es que hay tiempo para hacer de todo con la suficiente tranquilidad como para disfrutar de todos y cada uno de los minutos que tiene el día. Podemos añadir algún "amigote" que también esta de vacaciones, algún nuevo paraje desconocido y entonces tenemos los ingredientes necesarios para cocinar una buena actividad.


Hoy nos juntamos Fabián, Pin y yo para correr. Habíamos pensado ir a la Sierra del Aramo, pero las recientes nieves y los desniveles a los que tendríamos que enfrentarnos en estas malas condiciones, nos hicieron cambiar el itinerario.
Hace unos días oí hablar de unas rutas marcadas por el Fapas y el Ayuntamiento, para acercar la naturaleza a los escolares.Era la ruta del Oso, la del Buitre y la de la Salamandra. Hoy por cercanía elegimos la de la Salamandra.
Partimos de La Arquera, dejando el vehículo en el aparcamiento del Bar Casa Chema. Comenzamos a correr por la carretera que asciende hacia Lavarejos. A los pocos metros vemos a la derecha el cartel indicador e informativo del comienzo de la ruta. Nos metemos por ese camino. Actualmente no está muy claramente marcada: algún azulejo, flechas pintadas de color azul... Hay varios azulejos rotos y la pintura se va perdiendo. De todas formas el camino es bastante intuitivo, ya que el gran número de personas que lo transitan, lo mantiene despejado.


La lluvia y nieve caida, junto al ganado que transita por la zona, hace del piso un barrizal continuo. Pero como somos unos chicarrones y estamos acostumbrados no pasa nada. Cómodamente llegamos al lavedero de Puerto y al frente se abren dos caminos. Tomamos el que asciende, con piso de hormigón,


y en unos instantes estamos en el pueblo de Puerto. Aquí hay que fijarse bien, pues tenemos que girar a la izquierda y hay que estar atento al azulejo indicador.

Tomamos el camino hormigonado y ascendemos suavemente hasta unas cabañas.

 Seguimos hacia adelante, ahora por camino carretero, hasta otra cabaña.

Hay restos de suciedad: Botellas, papeles. plásticos...
Seguimos entre barro hasta otra bifurcación donde se junta con la Senda del Buitre. Hay que seguir por la de la derecha.

 

Continuamos entre barro, descendiendo, hasta llegar a una pequeña carretera. Al fondo se ve Pando. A la salida del pueblo se ve otro azulejo, pero a partir de aquí perdemos la pista de las marcas.


Nosotros continuamos por la carretera general hasta la Pipera, pero la senda se desvía a la derecha, bajando por la vaguada hasta Siones. No importa pues el error es mínimo. Pasado Siones, vemos a la derecha, en un prado un antiguo calero.


Un poco más adelante, un camino con el azulejo indicador roto, asciende a la derecha. En fuerte subida al principio, nos lleva a un otero donde vemos desde el Aramo hasta el Naranco.


Bajamos por camino estrecho. ¡¡Ojo!! en un momento hay que girar a la izquierda y no seguir de frente -como nosotros-.

A partir de este momento, ya no hay dudas ni pérdida posible.
Tras una alambrada que se pasa sin problemas, llegamos a camino de hormigón que baja hasta La Cuesta y de aquí a Caces es un paso. Nosotros debemos ir hasta La Arquera, pues tenemos allí el coche. Por la carretera, en fila y a buen paso, llegamos a casa Chema, donde un buen caldo de marisco nos reconforta y devuelve la sangre a los dedos frios.
Fueron unos 11,00 kilómetros y un desnivel, aproximado de 450 mts.
La ruta en el Wiki:

El perfil:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias

Loading...