7 ene. 2010

Salva Calvo y Valentín Pedregal: Cruzar los Cárpatos en esquí







Calvo, tiene previsto llegar a Bucarest (Rumanía) a primera hora de la tarde del sábado por vía aérea para desde allí desplazarse en coche -cuatro horas de trayecto- hasta Chalet Capra, en plenos Cárpatos,


en la zona llamada Transfagarass, donde están las altas y escabrosas cimas.

El atleta de Brimeda, auténtico especialista en abordar las más variadas aventuras de ultrafondo en cualquier lugar del planeta, estará acompañado en esta ocasión -segundo intento en los Cárpatos- por Valentín Pedregal, guardia civil del grupo de rescate de montaña en Cangas de Onis (Asturias).
En el supuesto que no poder llegar al primer destino por la aparición de la nieve en la carretera, harían una parada en Curtea de Arges, a un 75 kilómetros del lugar elegido para el inicio y desde allí iniciarían la travesía hasta su conclusión en Fagaras o Brasov, para lo cual disponen, como máximo, de una semana.


Cuando inicien el recorrido, provistos de esquís, bien en Capra o en Curtea, el siguiente objetivo sería la cascada Balea (a 2,044 metros de altura) a través del valle del mismo nombre, para lo que pretenden emplear unas seis horas de esquí de fondo.

Al día siguiente intentarán subir la cima más alta de Rumania, el pico Moldoveanu de 2.545 metros de altitud,
 
Moldoveanu

para lo que esperan emplear seis horas y después bajar a Villa Paltinu, un albergue de montaña.

Villa Paltinu
La siguiente jornada ascenderán otro pico, el Saddle Capra, para después -tras un periodo similar a los anteriores- descender hasta el pueblo denominado Victoria, dejando el último día para la bajada y llegada hasta Fagaras, en principio, el punto final del trayecto por los Cárpatos.

Saddle Capra
Si no surgen imprevistos -algo más que probable- realizarían la travesía en cinco días, por lo que Calvo y Pedregal emplearían los otros dos previstos para continuar el trayecto, bien hasta Sibiu o Sighisoara.
Salva Calvo ya realizó esta ruta en otra ocasión en solitario desde Sinai hasta Polana Brasov, en seis días, con salida y llegada de sendas estaciones de esquí rumanas, logrando dormir tan solo en una ocasión en un refugio, mientras que el resto debía descender hasta algún pueblo cercano para poder descansar.

Texto de EFE

4 comentarios:

  1. Menuda pareja . A estos dos no se les pone por delante nadad de nada.

    2 superclases.

    ResponderEliminar
  2. Menuda travesía,hay que tener afición de la buena para ir por esos terrenos.
    Ya me gustaria a mi poder solo andar por ahí.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Es verdad. Esta gente no para. Siempre tienen algun proyecto en marcha. ...Y no un proyecto cualquiera..

    ResponderEliminar
  4. si son muy majos y muy deportistas,pero unos arrastrados por otros que no tienen otra cosa que hacer son capaces de dejar a sus mujeres e hijos por seguir unos sueños que no se pueden permitir

    ResponderEliminar

Noticias

Loading...