5 feb. 2010

La importancia del entrenamiento


Subtitulo 1
Ya no tenemos edad
Subtítulo 2
Ggññññññf 
(léase con la boca pastosa o comiendo un bocadillo de polvorones)

Siempre me imaginé el principio de los tiempos como una especie de feria del corredor donde los puestos son ocupados por entidades celestiales que reparten virtudes provenientes de grandes tinajas. Aquí un Serafín otorga belleza, allí un Querubín sentido musical, allá un Ángel con un pequeño caldero otorga sentido común.
Me veo en una infinita fila, haciendo cola en un "stand" donde se lee un rótulo que con letras doradas dice "Verbo". Por razón de las lorzas que la fila va haciendo distingo en los primeros puestos a García Márquez que se da codazos con Pablo Neruda para conseguir un puesto mejor, un señor con bombín y un vaso de güiski en la mano algo más atrás. Casi al final, detrás de un futbolista, estoy yo. Y digo esto como disculpa por mi pobre expresión e incapacidad para transmitir sentidos y sentimientos, por el uso de típicos tópicos para disimular una carestía de verbo y hacerme entender y comunicar las pobres chorradas que se me ocurren.
Esto viene al caso, por que ayer, como parte del plan de entrenamiento para Barcelona, al amigo Murias se le ocurrió celebrar una comida con amigos varios entre los que se encontraba entre otros, Julito (Don Julio, según reivindicaba con copa de vino en la mano y ojillos ya vidriosos). Dicen que la memoria es selectiva y la mía al parecer no tiene grandes escrúpulos ya que las lagunas no son pequeñas. Recuerdo unos calamares con arroz blanco exquisitos. Entre brumas un rollo de bonito y un señor de bigote con acento gallego ponderando sin recato a Zapatero. Como si de relato de Poe se tratara o paisaje de Dartmoor en el perro de los Baskerville, con neblina incluida, atisbo un vaso con contenido amarillento y sabor dulzón.Poco más saco en claro.
El siguiente recuerdo data de las cuatro de la mañana: Una dulce vocecilla me dice: Yatedecíayoquenocomiesesmuchoniquebebiesesquenoestasacostumbradoyteibaasentarmalymiraahoracomo
estas¿vasairatrabajarmañana?Queyatienesedadparasaberparasaberpararblablablabla....
Y es que para todo tiene que estar uno entrenado (de ahí el título), que uno no puede estar cuidándose, comiendo poco y  bebiendo menos  y salir a la arena de la gula a torear. De igual forma que no se puede hacer un Maratón sin una preparación , uno no puede echarse en brazos de Baco sin previa adaptación.
Los que no tengan un amigo marino no saben que en 5º de carrera les cambian el hígado por una esponja y tres meses embarcado son muchos meses. ¡¡Vamos a tomar la espuela!! Esa fué la última frase que aún martillea mi cerebro..
La naturaleza es sabia y uno de los efectos previsibles de la toma abusiva de líquidos más o menos tóxicos es que los sólidos ingeridos previamente, no suelen seguir el camino que la evolución dictó, sino que se rebelan y vuelven por el mismo camino de entrada. La conclusión a esto es que puedo decir que más o menos sigo a dieta.

2 comentarios:

  1. Guto, no se si dejaste ya preparada la crónica de una borrachera anunciada o aprovechandote de la inspiración etílica escribiste tan bellos renglones, en cualquier caso únicamente precisar que el sr. de bigote y acento gallego no solo se atrevió a ponderar sin rubor, ni recato a Zapatero sino que hasta se atrevió a cargar las tintas contra su paisano Mariano e incluso responsabilizar de la que esta cayendo al propio Aznar que lleva ya 6 años de dorado retiro. Jose Manuel Murias

    ResponderEliminar
  2. Pero bueno, que me le haceis a Gutín... Hace una semana no quiso disfrutar un rato de sidra en buena compañía y hoy empieza el día hablando de lagunas... chicos, chicos, que salisteis a comer...claro que seguro que la culpa de todo suya, esto tiene que saberlo el gran Victor... je je je voy a llamar a la dulce vocecilla para que amplie detalles...
    _Tortuguita

    ResponderEliminar

Noticias

Loading...