2 jun. 2010

Esquiando en ochomiles


Por Pablo Romero



Varias son las formas que usan los montañistas para subir las grandes montañas, con/sin porteadores, con/sin oxígeno suplementario, alpino, etc. Pero a la hora de descender una montaña los métodos y medios son los mismos…salvo por la opción de algunos arriesgados que optan por un vertiginoso y poco ortodoxo estilo: en esquís!
El montañista-esquiador sueco Fredrik Ericsson es uno de aquellos que escogieron este arriesgado método. Con tres ochomiles a cuesta (Shisha Pangma, Dhaulagiri y GII), su próximo objetivo es subir el K2 en estilo alpino, sin cuerdas fijas, sin oxígeno, sin porteadores y con los esquís en la mochila para una vez lograda la cumbre, lanzarse cerro abajo. El K2 forma parte de un proyecto mayor que contempla el ascenso y posterior descenso en esquís de las tres cumbres más altas del planeta: K2, Kangchenjunga y Everest, en un plazo de dos años.
Sin embargo, practicar esta peligrosa modalidad no ha estado exenta de dramáticos y mortales accidentes. Fue justamente en el K2, hace ya un año, cuando descendía junto a su amigo Michele Fait, quien sufrió un grave accidente que le provocó la muerte. El proyecto quedó detenido por un tiempo, para ser retomado ahora, en la misma montaña.
Fredrik debe afrontar dificultades extras a la hora de subir una montaña. Primero porque plantea sus ascensos de manera alpina, cargando en su espalda el peso adicional de los esquís, los que sumados al peso de la carpa, equipo y alimentos, se tornan en una enorme carga, sobre todo por la altura donde un gramo se siente como 100 kilos.
Sobre el descenso, clarifica que al revés de lo que piensa la mayoría, no es tan fácil, independiente de la velocidad, ya que cada dos o tres giros debe detenerse a descansar, sobre todo las piernas, que son las más que sufren, dado que además del trabajo físico que exige el esquí, deben soportar el peso del equipo que lleva en la mochila.
La partida a Pakistán está programada para los próximos días, donde se aclimatará y preparará para en el mes de julio lanzarse a la cumbre, para luego intentar lo que nadie ha hecho hasta ahora, que es descender los 3.500 metros que separan la cumbre del K2 con el campamento base.
Ericsson ha realizado con éxito los siguientes descensos en esquís:


2003- Pico Domoni (7.495 m), Tazjikistán
2004- Cima central del Shisha Pangma (8.012 m), Tíbet
2005- Gasherbrum 2 (8.035 m), Pakistán
2005- Laia Peak, Pakistán (6.069 m)
2007- Dhaulagiri (8.167 m), Nepal.
2.008- Intento al Kangchenjunga.

Visto en AndesNews

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias

Loading...