9 mar. 2011

El Gobierno Vasco aprueba la ley que permitirá cobrar por los rescates

El Gobierno Vasco sólo cobrará los rescates en montaña a aquellas personas que realicen recorridos de alto riesgo o salgan al monte en condiciones meteorológicas adversas, como nieve, niebla, viento o temperaturas extremas. El precio del rescate en estos casos variará según los medios humanos y materiales empleados: la hora de helicóptero costará 2.244 euros y la hora de un profesional 37 euros. Así lo aprobó ayer el Consejo de Gobierno, que remitirá ahora la Ley de Tasas y Precios Públicos, al Parlamento Vasco para su tramitación.
Simulacro de rescate en Ulia. [ARIZMENDI]
No habrá excepciones, en cambio, para las personas que practiquen 43 deportes o actividades al aire libre consideradas «peligrosas». La lista es muy larga y se incluyen modalidades como submarinismo, windsurf, surf, rafting, piragüismo, remo, navegación con embarcaciones, descenso de cañones, puenting, escalada, quads, ciclismo de montaña sin casco protector, esquí y snowboard de montaña, y travesía de natación.
Otras actividades incluidas en la lista son flysurf, esquí acuático, wakeboard, wakesurf, skurfer, motos de agua, bodyboard, kite buggy, goming, hydrospeed, espeleología, motocross, vehículos a motor en montaña, raid hípico, marchas y turismo ecuestre, motos de nieve, paraski, snowbike, mushing, skibike, aerostación, paracaidismo, salto base, vuelo de ultraligeros, vuelo en aparatos con motor y sin motor, parapente, ala delta y parasailing. En estos casos, se aconseja que los aficionados a estos deportes se federen o contraten un seguro que cubra los gastos en caso de rescate.
El cobro del rescate tiene un «fin disuasorio frente a imprudencias en la práctica de actividades recreativas y deportivas que entrañen peligrosidad». El Gobierno del PSE sostiene que su implantación fomentará «el aseguramiento y cobertura de este tipo de actividades».
Esta nueva tasa va dirigida a costear la movilización de recursos humanos y materiales para encontrar y, en su caso, rescatar a personas que practican actividades de riesgo o peligrosas. Estas actividades vienen definidas en la lista citada con anterioridad, pero otras no incluidas como el senderismo o montañismo pueden dar lugar al hecho imponible en función de las circunstancias.
Avisos meteorológicos
Estas circunstancias se darían, por ejemplo, en el caso de personas que hacen recorridos de montaña de reconocida dificultad o cuando hay avisos de fenómenos meteorológicos adversos. «Cuando el rescate tiene lugar en situación de avisos a la población de alerta naranja o roja por fenómenos meteorológicos adversos para la realización de actividades que pueden conllevar un incremento de riesgo», señala el proyecto de ley. La tasa se aplicará también cuando un ciudadano practique deporte o actividades al aire libre en «zonas señaladas como peligrosas o en aquellas de acceso restringido o prohibido» o «cuando la persona solicita el servicio sin que existan motivos objetivamente justificados, así como en caso de simulación de existencia de riesgo o peligro».
El precio que una persona deberá pagar por su rescate variará en función del número de medios humanos y materiales utilizados y el tiempo de uso. El precio por hora de helicóptero o barco asciende a 2.244 euros. Más económico es la hora de profesional movilizado (37,74 euros) o un vehículo a motor (76,5 euros). La tasa no se cobrará en caso de situaciones de catástrofe o calamidad pública, así como por razones de interés general y no en beneficio de particulares o de bienes determinados. Tampoco a personas con deficiencias psíquicas, menores de 16 años de edad y a quienes fallezcan antes o durante el rescate.
DiarioVasco

1 comentario:

  1. En lo que si estoy de acuerdo es que si un tonto sale a la montaña con un temporal de la leche anunciado y luego otros tienen que arriesgar su vida para ir a rescatarle por lo menos que pague. Pero ¿quien pone el limite de cuando alguien hace el tonto o no?

    ResponderEliminar

Noticias

Loading...