13 jun. 2011

Maranalón

El etíope Tewodros Zewdu Asfaw, de 30 años, se impuso ayer con más de 10 minutos de ventaja sobre el segundo clasificado, el marroquí Essemaali el Houssine, en la maratón del Valle del Nalón. Una victoria que se engrandeció gracias a la gran marca del ganador (2h.15.34), la segunda mejor en los 21 años de historia de esta prueba, sólo por detrás de las 2h.10.49 que hiciera el campeón de España Toni Sánchez en la edición de 1997.

Con una regularidad propia del cronómetro, Zewdu completaba cada kilómetro en tiempos que oscilaban entre los 3:15 y los 3:25 minutos, acabando con un promedio de 3:20 cada mil metros. De hecho, en el ecuador de la prueba el africano casi clavó (1h.07.40) lo que sería la mitad del tiempo que finalmente invirtió para completar la maratón.
La emoción por saber quién sería el ganador se mantuvo únicamente los diez primeros kilómetros, en los que ya quedó claro que la victoria iría a parar o al etíope o al marroquí Essemaali, afincado en la localidad valenciana de Gandía. En esos primeros compases ambos dejaron atrás al resto de participantes, que veían cómo los africanos ponían un ritmo inalcanzable para ellos.
Quince kilómetros después de la salida, que se tomó en Campo de Caso a las 9 de la mañana, a la altura de Rioseco, Tewodros Zewdu ya había logrado dejar atrás a su único rival, que no conseguía mantener el ritmo constante, siempre por debajo de los tres minutos y medio. En el ecuador la distancia entre ambos ya era de tres minutos, una diferencia que no dejaría de crecer hasta el final de la maratón, cuando el etíope llegó con casi 12 de ventaja sobre Essemaali.

El único asturiano que parecía capaz de acercarse al menos al marroquí Essemaali Houssine era Francisco López de Dios, «Iki», que hasta el kilómetro 28 llevaba un ritmo para acabar en torno a las dos horas y media. Pero unos problemas en la rodilla le obligaron a abandonar y dejar así llana la carrera para que el marroquí, que competía en la categoría de entre 35 y 40 años, acabase segundo.
La retirada del asturiano sirvió para que el primer español en atravesar la línea de meta situada en Sama de Langreo fuera el gallego Juan Carlos Barro Rochela (Atletismo Olympo), que competía en la categoría de entre 40 y 45 años, con un crono de 2h.40.35. Por detrás entró el primer asturiano: Mauro Cepedal García (2h.41.44). Este atleta de Barredos, que no pertenece a ningún club y que disputó la prueba con la camiseta del Sporting, consiguió completar la mejor marca de su vida en la séptima maratón en la que participaba.
Al entrar en la meta Cepedal, a pesar del cansancio, fue capaz de celebrar con entusiasmo la marca que había logrado. «Reventado pero contento», confesaba sentirse el lavianés, que corría la maratón del Nalón por tercera vez. Tras comer un poco, y sin abandonar una enorme sonrisa de satisfacción, se entregó a las atenciones de los fisioterapeutas de la organización, que trataban de recomponer la machacada musculatura del de Barredos. Mucho más tranquilo se encontraba Zewdu, llegado de Etiopía expresamente para correr esta prueba y que parecía capaz de tomar la salida de nuevo.
La categoría que quedó desierta ayer fue la femenina. Ninguna hubo entre los 156 atletas que tomaron la salida (llegaron a meta 113). La organización tenía prevista la presencia de dos atletas etíopes a las que, según informaba un miembro de Ochobre, club organizador, no se les permitió finalmente la salida del país.
Gran tiempo también fue el realizado por el cántabro Ricardo Vidan Meléndez, que a sus 70 años terminó en la posición 68 con 3h.34.40. El atleta de más edad en completar la maratón fue el gijonés Óscar Álvarez Menéndez, que con 4h.05.06 acabó en la 99.ª posición.
LNE
Antonio LORCA

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias

Loading...