23 dic. 2011

Pisang a Manang

Como de costumbre nos levantamos a las 6:00, recogemos, aseamos y desayunamos a las 6:30. A las 7:15 nos ponemos en marcha. Los desayunos son básicamente los mismos, café o té, tortillas vegetales o huevos revueltos, alguna torta, cereales...
Hace frío y nos ponemos en marcha con ganas. La primera parte del recorrido de hoy es duro con la subida a Ghyaru como principal "puerto" del día. El camino es bueno, recordemos que transitamos por la principal vía de comunicación de la zona,  fácil de acometer, así que la ascensión no se hace difícil.
Existe una pista paralela al camino tradicional, futura "carretera" que es usada por los porteadores, mucho mas llana, que transcurre por el llamado altiplano de Manangi, pero nosotros, como casi todos los turistas, optamos por el trazado clásico, bonito hasta el extremo, contemplando el Annapurna II en todo su explendor
Llevamos unas horas caminando y andamos un poco desperdigados, así que reagrupamos al lado de uno de los múltiples altares que a la salida/entrada de todos los pueblos se llenan de piedras grabadas con Mantras.
Continuamos todos juntos ya hacia el pueblo de Nawal de espectacular arquitectura donde merece la pena hacer un alto para disfrutarlo, y posteriormente vemos el aerodromo de Humde, que parece cerrado por obras.
Llega la hora del café, que tomamos en Bragha y ya tranquilamente nos ponemos en marcha hacia Manang, capital de la provincia y pueblo con bastante ambiente. Para acceder al pueblo hay que subir a un pequeño alto y pasar por a través de las antiguas murallas. Podemos ver un pueblo típico si continuamos algo más allá de la calle donde se ubican todos los lodges y tiendas. Visitándolo tranquilamente, piensas inevitablemente en las condiciones de vida de los habitantes, dura donde las haya aunque actualmente suavizadas por la afluencia de turistas y sus dólares.

Aquí todas las guías recomiendan descansar un día para aclimatarse, ya que a partir de este momento iniciaremos la subida al pasTurung La de 5400 mts.
 Nos hospedamos en el Tilicho Lodge, bastante sucio para lo que hasta ahora estamos acostumbrados, aunque la cena es muy aceptable, tanto en cantidad como en sabor. Nos acostamos, mañana será otro día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias

Loading...