21 mar. 2012

Pr As 156. Brañas Navariegas.

Ruta sobre el Pr- As156, de dificultad moderada. Las diversas guias que consulté pronostican un tiempo aproximado de subida de 4 ó 5 horas, y el desnivel acumulado, es de casi 1.200 metros, por lo que no considero esta ruta muy apta para senderistas ocasionales.
Una opción es partir del pueblo de La Focella, casi en la mitad del camino. De esta manera se puede llegar a las brañas con mucho menos esfuerzo.
Sale la ruta "oficial" del pequeño aparcamiento de Cueva Huerta, en la carretera As 228 al puerto de Ventana, a unos cinco kilómetros de San Martín de Teverga y casi frente a la desviación al pueblo de Fresnedo.
Pasamos a través de un  par de pequeños túneles y accedemos al valle de Presorias. El camino es bueno, muy bien cuidado, entre árboles de pequeño porte que hacen el trayecto muy agradable. Estos primeros metros pertenecen a la red Caminos Naturales, concretamente a una etapa de la Senda del Oso de 8,5 kmts entre Entrago y Cueva Huerta.
Este tramo tiene barandillas de madera, fuente abrevadero restaurada y el piso es de una zahorra muy bien cuidada, aunque las hojas caidas ya tapizan buena parte del camino.
La subida ahora es cómoda y sostenida. Llegamos a un desvío señalizado hacia San Martín. Nosotros seguimos al frente, llegando a una zona más o menos llana, con pastos, cabañas y ganado.
A partir de aquí entramos en un hermosísimo hayedo, con una ancha pista a ratos cubierta de barro, y que poco a poco va incrementando la pendiente. Vueltas y revueltas, con algún tramo muy erosionado por las aguas, en un silencio casi total, roto ocasionalmente por zorzales que se asustan y levantan el vuelo a nuestro paso y siempre acompañados por las marcas blanqui-amarillas. De pronto y de forma abrupta salimos del bosque. Una última "zeta" a través de unos prados no lleva al collado Pando. Podemos parar un rato a tomar aire y contemplar la vista que desde aquí se nos ofrece: Las estribaciones de Peña Ubiña y los Fontanes y el pico Ferreirúa en Ventana.
Giramos a laizquerda, para bajar por una pista al pueblo de La Focella, solitario, limpio, tranquilo. Lugar ideal para olvidarse del mundo, respirar aire puro y disfrutar del paisaje y de la naturaleza. Vivirasturias nos dice: "Éste es uno de los pocos núcleos de la alta montaña que se encuentra en un lugar llano, debido a su ubicación en una especie de cubeta, en cuya vega se formó esta laguna glaciar, huella de un gran lago citado por Jovellanos en uno de sus viajes. Para aprovechar los pastos circundantes, a comienzos del siglo XX, sus habitantes perforaron, de forma rudimentaria, una de las riberas para evacuar parte del agua embalsada."

Llegamos al pueblo.A la entrada, a la izquierda dos fuentes-abravadero y una casa en ruinas. A la derecha, carteles explicativos de varias rutas. Cruzamos el pueblo y pasando al lado de la iglesia de Nuestra Señora de Pando llegamos a un cruce de caminos dominado por un tejo. En la página de Amigos del Texu leo: "Encontramos al tejo centenario, en la plaza del pueblo, con una corra enorme de piedra y un pequeño altar que -según una vecina- era donde se hacían las misas hasta que se construyó la iglesia en el pueblo, pues antes estaba la capilla a las afueras. La iglesia de Nuestra Señora del Pando está en el centro del pueblo, y a sus espaldas está el tejo."
Seguimos el camino de la izquierda, pista hormigonada que en ligero descenso nos saca del pueblo. En esta parte de la ruta el camino es más amable,  ondulante casi llano, muy bien cuidado, desbrozado, con el rumor del arroyo de Cuevas que cruzaremos por el puente de la fotografía que encabeza esta entrada.
Pero lo bueno pronto se acaba. Enseguida nos encontramos con una bifurcación del camino a la derecha, marcada por un poste. Si seguimos de frente, a la cascada del Xilbu y a la carretera que sube a Ventana. 
Estamos en el hayedo de Monte Grande. La página web del Ayuntamiento de Teverga leemos: 
"El Hayedo de Montegrande, en plena Cordillera Cantábrica, al sur del concejo de Teverga,  es la tercera mancha forestal de Asturias, tras Muniellos y Peloño. La zona donde se ubica es conocida como El Privilegio, concejo independiente del de Teverga hasta 1827 compuesto por los pueblos de Páramo, La Focella y Villa del Sub; Bermudo II concedió a esta zona un privilegio en el año 1033 que decía que toda persona nacida en ese territorio sería considerada libre y noble."
A la derecha anuestro destino: Las brañas Navariegas.
En este momento el camino se estrecha y sube sin tregua al lados de unas cabañas. Los robles y las hayas del bosque de La Braniecha desaparecen y sobre suelo silíceo crece el brezo y el piorno y quizás unos pocos abedules. Algún tramo empedrado fruto de aquellas estaferias de las que fué testigo Jovellanos y que consistían en arreglar los caminos y propiedades comunes del pueblo los fines de semana de la primavera, hace menos penosa la subida.
Oimos el rumor del arroyo Xiblu, crecido y bravo con el agua procedente del tempano deshielo. Agua en el camino y nieve ya delante nuestro. Cruzamos el cauce y subimos por un camino estrecho, hoy cubierto de nieve y hielo atravesando, según Lorenzo Sánchez una  morrena glacial, para desembocar en un pequeño circo glaciar donde están asentadas las cabañas y corros de la braña.
 Leo también en la mágnífica página descubre Asturias , de Carmen Piñán y Bernardo Canga que :
"Posiblemente una de las brañas de pastoreo más antiguas de Asturias sea la de Las Navariegas, en tierras teverganas del famoso Valle del Privilegio. Esta braña es de pertenencia de los vecinos del pueblo de La Focella (o la Focecha y por eso se la conoce también con el nombre de Braña de La Focella). Siendo ese pueblo ya era citado por Jovellanos en sus Diarios, pues en él además había un gran lago, actualmente casi desecado (dicen los lugareños que intencionadamente por causa del paludismo). A esta braña también iban los ganaderos de los pueblos de Fresnedo y Páramo. Estando situada a los pies de los picos del Aguila y Carbacedín (que rondan los 1900 metros de altitud), en la ladera oriental del cordal y puerto de La Mesa. "
 Sigue en otro apartado: "Los corros son unas construcciones de planta circular, que suelen tener el dintel de la puerta de forma dolmitica y su techo también es de piedra, al igual que los muros, con falsa bóveda y curiosas salidas para el humo de sus hogares. En algunas zonas los llaman "cortes" o "corras"."

El camino de regreso, después de descansar seguirá el mismo itinerario.
La ruta en el Wiki:

Bibliografía:
Recorriendo las montañas de Asturias: Lorenzo Sanchez. Ed. Zahorí
100 pequeños recorridos. Antonio Alba Moratilla. Ed. Prames
Amigos del Texu
Rutas de Montaña. Alberto Polledo. Asturias fusión
Descubrir Asturias Carmen Piñán y Bernardo Canga
Descarga libro Hayedo Monte Grande




1 comentario:

  1. Que buena pinta tiene esta ruta, habrá que iir pensando en echarle un vistazo, que Teverga es una zona con unos paisajes maravillosos y si encima pillas un buen dia como vosotros.

    ResponderEliminar

Noticias

Loading...