18 abr. 2012

Un argayo destruye la senda del Cares

El derrumbe, causado por las lluvias, afecta a un tramo de 15 metros y su reparación obligará a aplicar técnicas especiales por lo abrupto del terreno y la falta de salientes de apoyo.
 La senda del Cares, la más concurrida turísticamente de Asturias, ha quedado cerrada al tránsito y todo indica que será por largo tiempo. Un enorme argayo se llevó ayer por delante la ruta en el paraje de Culiembro, situado en el concejo de Cabrales, muy cerca del límite con la provincia de León. El desprendimiento, ocurrido probablemente a causa de las lluvias de los últimos días, ha afectado a un enorme bloque de roca conocido como «la Madama de la Huertona», y ha provocado, además de la completa destrucción de la senda en un tramo de unos 15 metros de longitud y de un túnel existente en la zona, la interrupción de la producción en la central eléctrica de Camarmeña. El Gobierno del Principado estudia ya posibles soluciones técnicas para la reposición del paso.

El argayo afecta a todo el ancho de la senda y ha implicado la rotura del paramento lateral del canal que, desde la presa de Caín, abastece la central eléctrica de Camarmeña. La dirección del parque nacional ha declarado el estado de «corte total» al tránsito y, tras avisar a los ayuntamientos de Cabrales y Posada de Valdeón y a los servicios de Emergencias de Asturias y de Castilla y León, ha señalizado la interrupción del paso en los puntos de inicio de la ruta, en Caín (León) y en Poncebos (Cabrales), y ha balizado el punto de corte.

La ubicación del punto del desprendimiento, el más alejado de ambos extremos de la senda, requerirá el transporte en helicóptero de los materiales necesarios para la reparación, previsiblemente de gran complejidad técnica. Además, las características del derrumbe, que no ha dejado ningún un saliente desde el que enganchar un muro de apoyo, parece que obligará a la aplicación de técnicas especiales de ingeniería, con la realización de un estudio de estabilidad del terreno y la posible instalación de una estructura tipo puente. Las autoridades han indicado que no es posible calcular aún el tiempo durante el cual estará interrumpido el paso por la senda.

No es el primer corte total de la senda. Los dos últimos argayos de importancia se registraron en febrero y noviembre de 2010. Primero se produjo un hundimiento que afectó a un tramo de 20 metros de longitud, en el paraje de Los Collaos, que mantuvo la senda cerrada varias semanas. Después, en la zona leonesa de Culiembro, muy cerca del actual corte, se hundió un tramo de 30 metros, que también impidió el tránsito durante semanas.

La Senda del Cares es uno de los caminos naturales más visitados de España y uno de los principales atractivos del parque nacional de los Picos de Europa. El año pasado registró 322.000 visitantes por su vertiente asturiana, con un incremento de casi el 7 por ciento respecto a 2010, y más de 137.000 por su vertiente leonesa.
LNE
Ramón DÍAZ

1 comentario:

  1. Una lástima pero... , la naturaleza es así.

    ResponderEliminar

Noticias

Loading...