6 abr. 2009

Appa Sherpa

Un nuevo asalto al Everest... y van diecinueve

Equipado con una urna repleta de reliquias, el plusmarquista con el récord absoluto de ascensiones al Everest, Appa Sherpa, se dispone a asaltar el techo del mundo por decimonovena vez para devolver a la montaña su poder espiritual.

"Quiero escalar de nuevo la montaña para poner el 'Bhumpa' (urna) en la cumbre del Everest", contó a Efe Appa Sherpa poco antes de abandonar Katmandú, la capital de Nepal.

El 'Bhumpa' es una urna sagrada de cobre de unos 20 centímetros que contiene unos cuatrocientos elementos, entre ellos metales preciosos, reliquias budistas, jirones de togas vestidas por monjes venerados, agua santa o tierra.

La urna fue donada al sherpa, de 49 años, por el Rimpoche Ngawang Tenzin Zangpo, a cargo del monasterio budista que existe al pie de la montaña, en el noreste de Nepal.

"Estoy muy entusiasmado con la idea de llevar esto a la cima y seré feliz si lo consigo", aseguró Appa, para quien la acción supone una oración por la paz y la prosperidad del mundo.

"Mucha gente ha escalado el Everest y ha quedado ensuciado. Esta urna volverá a consagrarlO y le dará poder para proteger al planeta Tierra", dijo a Efe el gestor cultural Lakpa Norbu Sherpa.

Según Norbu, la montaña Everest, de 8.848 metros, es adorada como diosa de la riqueza por los "sherpas", los habitantes de la región, que saltaron a la fama por su papel como guías y porteadores de los primeros exploradores occidentales que llegaron a la zona.

Appa participa en la Expedición Eco Everest, que cuenta con 31 miembros, desglosados en 17 "sherpas" y 14 extranjeros, y pretende entre otras cosas llamar la atención de la opinión pública sobre el cambio climático y el calentamiento global.

El líder de la expedición, Dawa Steven Sherpa, aseguró que planean recuperar dos toneladas de basura en la montaña, lo que incluye bombonas de oxígeno, latas de comida, bombonas de gas, papel, plástico e incluso tiendas abandonadas por los montañeros en el transcurso del último medio siglo.

Hasta el momento, unas 2.000 personas han llegado a la cumbre de la montaña tras la hazaña de Tenzing Norgay y Edmund Hillary, en el año 1953, pero esas ascensiones han dejado un rastro de desperdicios estimados entre cinco y diez toneladas.

Appa Sherpa escaló la montaña por primera vez en el año 1990, acompañado por Peter Hillary, el hijo del emblemático escalador que falleció en el año 2008.

"Hasta la decimoséptima ascensión escalé como profesional, como parte de mi ocupación -dijo Sherpa-. Pero el año pasado ascendí para recaudar fondos para una escuela en Thame, mi pueblo a los pies del Himalaya".

Los "sherpas" de Nepal trabajan todavía hoy como porteadores y guías para los montañeros que llegan con el propósito de ascender los Himalayas, aunque en los últimos años han extendido su actividad a otros lugares del planeta.

En el presente, Appa vive de hecho en la ciudad estadounidense de Salt Lake City, donde trabaja como instructor de escalada y pronuncia conferencias con el fin de que sus hijos completen sus estudios.

Appa tiene tres hijos, dos chicos de 23 y 18 años y una chica de 14, pero ni siquiera el récord de ascensiones logrado le hace dar su visto bueno a que un día ellos puedan repetir sus pasos y se conviertan en guías de montaña.

El escalador batió el récord de escaladas al Everest en el año 1998, cuando escaló la montaña por undécima vez, y mantiene una cómoda ventaja sobre su más directo perseguidor, Chhewang Nima Sherpa, que ha escalado el monte en 15 ocasiones.

Fuente aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias

Loading...