27 abr. 2009

Agenda

"En la montaña no hay riesgo cero"
Ya lo anunció la gerente del Hospital Grande Covián de Arriondas, Dolores Menéndez, la mesa redonda que iba a producirse era una de las mejores que se habían programado dentro de los actos con motivo del centenario de Grande Covián.
Y así fue. Las personas que se acercaron hasta el hospital para escuchar a cinco expertos en 'Accidentes de Montaña' -era el título de la conferencia- se fueron con la lección bien aprendida y con una premisa presente en el discurso de los participantes: «En la montaña, el riesgo cero no existe».
El jefe de Traumatología, Juan Carlos Morán, fue el conductor del acto. A modo de resumen, la historia narrada por los expertos pasa por la formación de técnicos de alta montaña; la prevención para sustituir los accidentes por meros incidentes; el rescate y sus problemas; la asistencia médica y, por último, la vivencia en primera persona. Javier Feito, director de la Escuela del Deporte del Principado de Asturias, inició la tarde. «Somos el primer paso de la formación», apuntó, «enseñamos a prevenir los accidentes de montaña». Ellos crean guías, esos ángeles de la guarda que evitan los accidentes o hacen todo lo posible para que no ocurran. Sin embargo, lamentó Feito, «sigue habiendo demasiada práctica sin actividad guiada», lo que impide eliminar el riesgo de las montañas. Erik Pérez es uno de esos guías que intenta prevenir los accidentes «sin bajar la guardia». Su formación y experiencia reconocida internacionalmente se ponía ayer de manifiesto cuando contó en qué consiste «la gestión del riesgo». «La seguridad en la montaña no se puede garantizar al 100%», avisó. Pero de su trabajo depende «minimizar el daño para que no haya accidentes, aunque el riesgo cero no existe». Pérez narró cómo, cuándo, dónde y por qué se da cada paso en la montaña cuando de su decisión depende la seguridad del grupo de montañeros que lo ha contratado. Una irresponsabilidad tiene consecuencias muy duras. Por eso, «la formación reglada y el reciclaje continuo» son los ingredientes perfectos a una expedición correcta.
Pero cuando las cosas no salen del todo bien, la Guardia Civil de Montaña arranca su dispositivo de rescate. El Cabo primero de Cangas de Onís, Silfredo Torrado, explicó de un modo cercano los tres tipos de protocolo que existen en un rescate. Pero, al final, destacó, «nosotros somos los ojos de los jueces, somos su conducto para el conocimiento» porque según sus explicaciones el caso tomará uno u otro rumbo. Lo que distingue al Grupo de Rescate cangués de los bomberos es el médico que va a bordo del helicóptero. Lo contaba José Manuel Suárez, uno de esos médicos que recordó que se producen «unos 10 muertos al año en montaña» y que la necesidad del helicóptero medicalizado «es de entre el 30 y el 50%». Y si no que se lo digan a Rosa Fernández, la más reconocida montañera, que narró sus experiencias en los 'ochomiles' que ha escalado y donde, dijo, «lo más duro es hacer la ruta esquivando cadáveres».

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias

Loading...