4 abr. 2009

Annapurna V

1991. Miroslav Sveticic se queda a 200 metros de la cumbre
Apertura eslovena en solitario de la cara oeste


El esloveno Slavko Sveticic abre una de las rutas más difíciles del Annapurna entre el 28 y el 31 de octubre, en la pared oeste y en estilo alpino, mucho más directa y difícil que la de Messner y Kammerlander de 1985. Durante esos cuatro días, con tres vivacs, escala 2.750 metros de desnivel con una pendiente media de 60/70 grados, en medio de fuertes nevadas, caídas continuas de piedras y vientos huracanados. A 7.900 metros de altitud, y tras abrir la nueva vía, sale a la cara norte, donde espera dos días a que mejore el tiempo. Finalmente, se queda a 200 metros de la cumbre antes de decidir bajarse ante los síntomas de congelación de sus pies.

Había quedado con el shirdar de la expedición que le esperaría en el campo I de la peligrosa ruta normal de la cara norte, y hacia allí se dirigió. Tardó 16 horas de marcha ininterrumpida desde su vivac a 7.800, las últimas con frontal y en medio de la noche. Y cuando llegó al C-I ¡allí no había nadie!. Sigue hasta el campo base, que también estaba vacío. Por fin, en el primer pueblo de la marcha de aproximación encuentra al shirdar, quien le mira como si estuviese viendo un fantasma. Le habían dado por desaparecido en la pared y se habían marchado.

Slavko Sveticic desapareció en el Gasherbrum IV (1.925 m.) en 1995 intentado abrir una nueva vía en solitario el su pared oeste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias

Loading...