26 jun. 2009

"La carrera más salvaje"


Vuelve la gran aventura de la Peña Montañesa. El próximo domingo, a partir de las nueve de la mañana, 150 valientes afrontarán una durísima carrera que sube el gigante rocoso del Sobrarbe y desciende hasta la meta situada en Ainsa. Esta prueba que alcanza la cuarta edición, es muy significativa puesto que se disputa el Campeonato de Aragón de Carreras por Montaña en la categoría individual y por clubs.

Esta competición organizada por el Club Atlético Sobrarbe, entidad presidida por Chus Puyuelo, ha cobrado una gran importancia en su corta trayectoria. Su evolución se asemeja a la Puyada a Oturia, prueba que se disputa en Sabiñánigo y en la que hace dos años se celebró el Campeonato de España.

Las tres primeras ediciones la Carrera Peña Montañesa, también conocida como A Güella Perdida" se disputó con salida en el monasterio de San Victorián, ascenso por la cara sur de la mole calcárea para bajar por la espectacular pedriza de la vertiente norte. Son 1.200 metros de subida hasta los 2.291 metros de la cumbre y 1.762 metros de vertiginosa bajada hasta Ainsa.

Cambio de sentido

Este año todo será diferente. Comienza en Ceresa, pequeño núcleo situado a 890 metros de altura y se sube por la vertiente norte. Tras alcanzar la collada de Ceresa (1.650 metros), sube por pinar, alcanza la pedrera y la cima. La larga bajada se afronta por el barranco Canaluzo, Oncins, El Pueyo de Aragüás y la meta en Ainsa. "Este año tiene un kilómetro más y creo que costará más terminarla. Este año será más dura puesto que en la bajada no hay pedrera que valga y hay que pedalear hasta meta", dice José María Lafuerza, gerente del club. El año pasado ganaron los franceses Didier Zago con 2.20.39 y Patricia Althape con 3.01.03.

La meta estará ubicada en el campo de fútbol de Ainsa. Los cinco primeros clasificados se embolsarán 200, 150, 100, 80 y 50 euros. El Club Atlético Sobrarbe se volcará con la prueba y trabajarán 40 voluntarios para que la prueba se desarrolle perfectamente. "Se distribuyen marcando la pista, limpiando el camino; en los avituallamientos (habrá cinco); los puntos de control; la comida y la entrega de dorsales", indica Lafuerza.

El gerente piensa que este año la dureza es mayor al tener más desnivel. "Además, subir la pedrera es más costoso. Se baja en dos minutos y subirla puede costar media hora. Aunque se asciende por una esquina y así no se resbala el corredor". Se ha cambiado el sentido de la carrera por el tema de conservación. "Se ha hecho así para conservar la pedrera. No es lo mismo que bajen cuatro personas corriendo que 150", dice Lafuerza. Eduardo Rodríguez, director técnico de la territorial, indica que al aumentar la inscripción de un centenar de corredores a 150 para disputar el Regional, se ha cambiado el sentido de la prueba. "Así no se daña tanto la pedriza en la bajada".

La prueba pasa por tres municipios diferentes; Laspuña, el Pueyo de Aragüas y Ainsa. Lafuerza indica que "las aspiraciones de A Güella Perdida son las de incluirse el año que viene en la Copa de España", apunta. La prueba contará con tres jueces. "Una estará en la cima de la Peña Montañesa, otro en meta y un tercero se incorpora a la prueba corriendo con los participantes", asegura Rodríguez.

Fuente: El períodico de Aragón y Corredores Oscenses

Video de la II Carrera Peña Montañesa Club Atlético Sobrarbe:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias

Loading...