30 ago. 2009

Colgados de un dedo


9a o, lo que es lo mismo, más difícil todavía. Ésta es la graduación en dificultad del largo más complicado de la vía que pretenden abrir en libre los hermanos Pou en el Urriello. Se trata del quinto largo, clave en la trepada y el que de verdad hace que esta nueva subida sea una de las más difíciles del mundo, si no es la que más. Eneko e Iker han logrado superar este obstáculo y lo han hecho con cuerdas por delante y por detrás. Este largo, afirman, es uno de los más complicados en pared no sólo en España, también a nivel internacional. Un largo que levanta ampollas por su dureza. Como explican los hermanos Pou, este quinto largo de la vía que han denominado «Orbayu» es la clave de la trepada. Aparte de su tremenda dificultad, hay que sumar la exposición que conlleva. Aquí una caída podría suponer bajar de golpe ni más ni menos que 25 metros. Algo nada recomendable. Pero el largo es, además, un punto de inflexión en la vía que pretenden abrir estos escaladores vascos en el Naranjo. Una vez superado este punto, la dificultad parece dar un respiro durante la trepada. Así que se podría decir que si superan este punto tendrán la cumbre a un paso. Además, como apuntan los hermanos, este largo es el que da carisma a la vía. Es el largo que pondrá al Urriello en la «Liga de Campeones» de la escalada internacional. Este largo, o tramo de escalada entre dos puntos de sujeción fija, es muy técnico, como explica el propio Iker Pou. «Es complicado y complejo. Exige mucha técnica y también unos movimientos nada habituales. Igual tienes que cruzar las manos o los pies, por poner un ejemplo. No obstante, la adherencia de la roca es excelente. Mejor no podía ser», comenta. En total, el largo consiste en 35 metros de subida a «puro dolor» en la que los escaladores se sujetan, en algunas ocasiones, con un único dedo a la pared. Todos los agarres son complicados. Los hay que aceptan sujeción con dos dedos, pero los hay que sólo permiten uno e incluso menos. «En algunos puntos sólo puedes agarrarte con media falange de un dedo», comenta Iker. Con todas estas características técnicas, los escaladores vascos no dudan en señalar que este largo será el más difícil y expuesto que se haya escalado nunca en grandes paredes. Y es que, a pesar de que esta calificación de 9a ya existe en España y fuera de nuestras fronteras, no es posible encontrarla en una subida tan dilatada. «Sí que hay 9a en España, lo que pasa es que aquí está dentro de una vía de gran dificultad que supera los 500 metros de desnivel. Por eso es un largo único en el mundo. Los 9a que hay normalmente están a pie de vía, a escasos metros del inicio de la escalada. De ahí que, aparte de la dificultad, haya que sumar también el cansancio acumulado por el resto de largos y su tremenda exposición», explica Eneko Pou. Así pues, la clave de esta nueva vía hay que buscarla en este quinto largo. Y es que, como señalan los hermanos vascos, es el tramo que le da un plus de dificultad a toda la vía denominada «Orbayu» y que intentarán esta misma semana. Será el largo más complicado de España y el que pondrá el nombre del Naranjo de Bulnes bien alto en la escalada internacional. «Es la vuelta de tuerca que le falta al Urriello para despegar fuera de nuestras fronteras», concluye Iker.
V. DÍAZ PEÑAS
LNE

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Noticias

Loading...