19 mar. 2012

Pico Benzúa Pico Hibeo

Hoy es uno de esos días donde compaginamos, entrenamiento y deberes. La ruta de hoy está propuesta por el Grupo de Montaña Torreblanca para hacer en unas semanas y allá vamos nosotros de avanzadilla para marcar el track y detectar posibles inconvenientes.
Nada mas llegar al pueblo nos da la bienvenida un "perrín" simpatiquísimo y revoltoso que se unirá a nosotros y hará toda la excursión hasta el final.

Así empezamos la marcha en Los Carriles, intentando seguir la traza de la carrera de montaña "El Benzúa". Subimos por un pequeño camino en la parte Este del cordal y subiendo hacia la cresta. Como suele ocurrir, la poca afluencia de personas y otros animales por esta parte de la montaña posibilita la pérdida de los caminos. Árgomas, brezos y espinos varios campan por las laderas herbosas dificultando el avance.
Aunque no exactamente en esta zona, sino un poco más al Oeste, encima del pueblo de Fresnedo quedan múltiples pruebas de la guerra civil. El libro "La Maginot Cantábrica" nos introduce un poco en el ambiente bélico de aquel momento:
" El 20 de septiembre, la 1ª brigada Navarra, tras cruzar el río Bedón y tomar los pueblos de Meré, Ardisana y Malatería, avanzó hacia el occidente, pero fué frenada en el vértice del Benzúa por los batallones 235 y 233 de la brigada 179, dirigida por Baldomero Fernández Ladreda. El día 23, los hombres de García Valiño, comandante en jefe de la 1ª Navarra, imiciaron el asalto de la importante posición del Benzúa, pero fueron rechazados una y otra vez por los milicianos republicanos.
Al día siguiente, tanto las baterías de campaña dirigidas por Carlos Martínez Campo como los aviones de la Legión Cóndor martillearon sin cesar el Benzúa. Los aviones, ante la falta de defensa antiaérea se acercaron tanto a las posiciones republicanas para bombardear y ametrallar a placer, que el sargento Celestino Antuña, del batallón 233, logró derribar tres aparatos abriendo fuego con un fusil ametrallador. El comandante José Suárez, Planerías, del batallón 233, recordaba aquellos momentos: ¡¡Fuimos quemados vivos!!. La aviación de la Legión Cóndor alemanarealizó una serie de pasadas sobre el monte arrojando bombas incendiarias de gran expansión. Nunca habíamos visto nada igual, el monte ardía, no hubo resistencia posible...
A las 12 de la mañana se llevó a cabo el asalto final por parte de los hombres de los tercios Lacar y San Fermín, que asaltaron de frente la posición y la III bandera de Falange de Palencia, que lo hizo por la izquierda, más hacia el sur, cortando la carretera entre Nueva y Corao. El día 25, las fuerzas de Ladreda todavía realizaron un contraataque para reconquistar el Benzúa, pero fueron rechazadas."
Poco a poco y con no pocas dificultades vamos ganando altura. El la collada Jalconera nos tiramos hacia abajo, hacia unas cabañas y un abrevadero. Aunque perdamos altura el camino a partir de ahí está mucho más despejado por ser el itinerario "natural" desde Los Carriles.
Desde este punto el ascenso se nos hace mucho mas fácil y los tres subimos sin dificultad hasta coronar el Benzúa. Hacia Picos parece que el tiempo está empeorando, que se está formando nubosidad, pero la vista es de momento espectacular.
Continuamos hacia el Oeste, por la cuerda de cumbres hasta un punto indeterminado en que un pequeño sendero baja en continuas curvas hasta la majada de El Cogollo. Hacemos un alto para quitarnos algo de ropa y seguimos hacia abajo. Perdemos el camino un par de veces dado que aunque aún es invierno y la naturaleza no está en su apogeo, los senderos están casi perdidos. Si no es por el Gps lo hubiésemos tenido complicado. Al fín damos con la pista maderera, ancha y despejada que nos bajará a Rio Caliente.
Cruzamos el pueblo, un puente sobre el rio San Miguel y comenzamos una cómoda subida por una pista a veces empedrada y jalonada por esculturas. Llegamos a una carretera, la LL-15 que seguimos durante unos metros hasta pasar el pueblo de Ardisana. En una curva nos sale a la izquierda otra pista, de reciente construcción, digo por el buen estado de ésta, que nos lleva a unas cabañas ganaderas.
En este punto tenemos dos opciones: O seguir la pista hacia Cuerín, hasta un collado y de ahí al Este, cresteando al pico, o bien lo que hicimos, a la izquierda, más corto pero más montuno y más empinado.
Poco a poco, ora esguilando ora andando y entre amagos cortos de nieve, llegamos al Pico Juralisa, el más alto de la sierra del Hibeo.
Hacia el mar las cosas también se ponen feas:
Reponemos líquidos y sólidos e iniciamos el descenso por cuesta Tebia, con intención de ver algún resto de la guerra civil, pero el frío y la amenaza inminente de lluvia nos hace pasar de largo y seguir con nuestro camino.
En el mismo libro podemos leer acerca del Hibeo:
"Una vez que la 6ª brigada de Navarra consiguió desalojar a los hombres del batallón de infantería de marina, avanzó hacia los Picos que por el norte bordean el concejo de Onís. Las fuerzas que defendieron las estribaciones del Hibeo estaban compuestas por la brigada vasca 164, que a su vez contaba con los restos del batallón de infantería de marina.
El 22 de septiembre, los hombres de la 6ª comenzaron el avance desde el pueblo de La Selgar en dirección al monte Hibeo. El batallón de infantería de marina volvió a comportarse con heroismo, y defendió sus posiciones de siete ataques consecutivos. La aviación franquista no dejo de apoyar los ataques, y el día 23 sucesivas oleadas de bombardeos lanzaron latas de gasolina con una especie de mecha encendida, según se recoge de un parte remitido por la 164 al Estado Mayor del XIV Cuerpo del Ejército. Las defensas republicanas, pese a todo, se mantuvieron todavía firmes ese día, aunque una compañía del 8º de Valladolid, perteneciente a la 5ª de Navarra, consiguió tomar el pueblo del Pedroso. El 24 las cosas siguieron igual, pero el 25, la 2ª agupación, la del teniente coronel Mora requejo, avanzó por el norte y el 8º de zamora logró hacerse con Cabeza Limpia. El día 26, tras un intenso fuego de artillería y bombardeos constantes de la aviación, las fuerzas de la 6ª consiguieron tomar Cuesta Tebia, Collado de Pozobal y el vértice Hibeo. Con la conquista del Hibeo se daba por superada la línea de defensa republicana an torno a la margen izquierda del rio Bedón."
Vamos siguiendo las crestas, usando caminos que quedaron al descubierto tras varios incendios que dejaros el paisaje completamente tiznado.
Llegamos al pueblo del Regueru al final del cual tomamos un camino a la derecha que nos lleva al aparcamiento de El Soberán, donde teníamos aparcado el otro coche.
Una duda nos corroe: ¿Qué hacemos con el perrín?. Estamos a casi 27 kmts de Los Carriles. Parece que tiene dueño pq tiene collar... Abrimos el portón trasero del coche y a la primera indicación se sube raudo al mismo.. ¡Yo flipé!.  Echado y tranquilo nos acercamos de nuevo a Los Carriles donde recogemos el otro vehículo y nos despedimos, con cierta tristeza, de nuestro nuevo cuadrúpedo y peludo amigo. Miro por el retrovisor y lo veo corriendo tras el coche...
La ruta en el Wiki:


Bibliografía:
La Maginot Cantábrica. VV.AA. Ed. Desnivel
Panorámicas de Asturias oriental. Javier Cubillas. KRK

1 comentario:

  1. Pero qué bien lo pasas... y el enlace de MMGLEZ sin poder abrirse...

    ResponderEliminar

Noticias

Loading...